¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Quién ganó las elecciones en El Salvador?

El siguiente post reproduce exactamente el original en español ¿Quién ganó las elecciones en El Salvador? escrito por JJmar, publicado en Hunnapuh el martes 14 de marzo de 2006 y que fue traducido al inglés para Global Voices por Juliana Rincón Parra.

Casi dos millones de salvadoreños acudieron a las urnas electorales este pasado domingo 12 de marzo para elegir Diputados y Concejos Municipales. Se podría decir que esta cifra representa un cincuenta por ciento (aproximadamente) del electorado. Cifra inferior a lo que predecían las encuestas, que pronosticaban de mas del 60% de participación electoral. 

Si bien no puede hablarse de un abstencionismo grande, tampoco puede hablarse de votación masiva. Mas bien se mantuvo la tendencia general e histórica en El Salvador, de que mas o menos la mitad vota con regularidad. 

Aunque a la hora de escribir este comentario todavía no ha comenzado el escrutinio final, que determinará los resultados oficiales. Gracias al conteo rápido de votos que implementó el TSE (Y que finalmente funcionó) podemos tener una idea de los resultados y poder presentarles los primeros comentarios. 

 Aunque a la hora de escribir este comentario todavía no ha comenzado el escrutinio final, que determinará los resultados oficiales. Gracias al conteo rápido de votos que implementó el TSE (Y que finalmente funcionó) podemos tener una idea de los resultados y poder presentarles los primeros comentarios. 

Aclaro que cuando no tenemos resultados definitivos, y cuando ha transcurrido poco tiempo del evento electoral, posiblemente algunos elementos no son exactos. Además, aunque presumamos de objetivos, en los primeros días tenemos todavía la “cabeza caliente” en relación a lo sucedido. Favor tomar en cuenta estos dos elementos de los cuales no puede evadirse ningún analista político, mucho menos este atento y seguro servidor. 

Tanto ARENA como el FMLN, anoche cantaban victoria. Ambos partidos anunciaban que habían ganado las elecciones y ambos celebraron el triunfo en la alcaldía de San Salvador. Pero en realidad ¿Quién ganó realmente las elecciones? 

Si vemos los resultados electorales los dos partidos mayoritarios están casi empatados, la diferencia entre ellos no será tan grande. Hasta ahora ambos se disputan y alegan tener uno o dos diputados mas que el otro. La alcaldía de San Salvador es el mejor ejemplo de este “empate técnico”. Todavía no se sabe quien resultará vencedor. Ambos continúan atribuyéndose la victoria sobre el otro. Al grado que el TSE ha decidido adelantar el Escrutinio Final en este municipio para solventar de una vez esta diferencia. 

Yo casi podría apostar (como decían Lorenzana y Rank, en un programa televisivo) que la diferencia entre ganador y perdedor será de menos de doscientos votos. Es decir, cualquiera que gane lo hará “raspado”. No será un Gran Victoria para nadie. 

Por otra parte el FMLN si bien le ha arrebatado a ARENA alcaldías importantes como San Martín y Cuscatancingo (En el departamento de San salvador), ha perdido las alcaldías de importantes cabeceras departamentales como Santa Ana, Cojutepeque, Zacatecoluca y Usulután. En el municipio de Santa Ana fueron relegados al tercer lugar, a pesar de que iban en coalición con Cambio Democrático. Igual perdieron en Cojutepeque donde tenían la misma coalición. 

ARENA, tampoco puede cantar victoria. A pesar del uso intensivo de los recursos del Estado, de usar el miedo, de la participación de tiempo completo del Presidente de La República en la campaña electoral, no ha logrado la mayoría de Diputados que necesitaban para que el Presidente haga lo que se le antoje. 

En casi todos lo lugares emblemáticos, donde Tony Saca llegó con gran despliegue de medios de comunicación, a pedirle al pueblo que votara por sus alcaldes, estos perdieron. Me refiero a los casos de Santa Ana. donde ganó el PDC; Acajutla, donde ganó el CD; San Miguel, donde ganó el PCN; Soyapango, donde ganó el FMLN. No pudieron recuperar ninguna de estas alcaldías que consideraban estratégicas. 

Además, después de todo el apoyo presidencial brindado, sin limitaciones, al candidato a la alcaldía de San Salvador. Ahora se debate entre la vida y la muerte electoral, y si gana será por unos pocos votos. 

Ante esto reiteramos la pregunta ¿Quién ganó realmente las elecciones del pasado domingo? 

En realidad ganó la polarización política. Los dos partidos polares, que confrontaron en exceso, que generaron violencia, que fueron poco propositivos, pero que gastaron millones en publicidad son los que tienen los mejores resultados. 

Pero esta polarización indica dos cosas. Que la derecha en su conjunto ha obtenido un mejor resultado, pero que el país puede paralizarse en lo estratégico. Veamos esto mas despacio. 

El salvador ha estado polarizado históricamente, tanto en lo político, como en lo social, como en lo económico. Esta polarización ha sido fomentada históricamente por la derecha, pues sabe que así gana siempre. Al polarizar en lo económico, la derecha gana dinero, ha empobrecido a millones de salvadoreños, pero ellos han obtenido jugosas ganancias. La deuda social en el salvador es inmensa, no tenemos políticas sociales en los campos fundamentales como salud, educación y vivienda, para poner algunos ejemplos. En el campo político electoral también promueven la polarización. 

Durante toda la campaña Tony Saca acusaba al FMLN de anti sistema, de ser el partido con el que no se puede negociar, explotan el miedo al comunismo, etc. Su objetivo es señalar que tienen un enemigo principal. Ellos saben que con esto acaparan una buena parte de la votación y deslizan importantes residuos a los otros dos partidos de la derecha, el PCN y el PDC. 

El FMLN cae en la trampa de la polarización y confronta con propuestas irreales, como el señalar que al regresar el colón los precios de los productos volverán a lo que tenían hace tres años. Publicitariamente piden 43 diputados (la mitad mas uno de la Asamblea Legislativa) para poder llevar adelante sus planes. El resultado es que compactan su votación , pero la derecha saca en conjunto mas diputados. 

.Como consecuencia, ARENA obtendrá unos 32 a 34 diputados, el PCN obtendrá unos 10 u 11 diputados y el PDC unos 5 o 6 diputados. En conjunto, la derecha gana la mayoría en la Asamblea Legislativa (Mas de 43 diputados). El FMLN se quedará con unos 32 a 34 diputados, y el CD tendrá entre dos y tres. Con esta correlación ARENA controlará la próxima Asamblea Legislativa. Todas la legislación secundaria podrá ser aprobada con facilidad por la derecha. 

El FMLN tendrá nuevamente el “derecho del cuche” chillar mientras lo llevan al matadero. Su único recurso será el control del tercio necesario para aprobar los créditos. Que lo mantendrán siempre y cuando no se vuelvan a dividir, como les ha sucedido en prácticamente todas las legislaturas anteriores. 

El problema es que con esto, lo único que pueden hacer es generar vetos legislativos a los créditos y otros asuntos de alguna importancia que pueden llevar a la paralización del país y a la larga les puede generar mas desgaste que ventajas. 

Aunque nos duela, hay que reconocer que la derecha es mas inteligente en usar la polarización en el terreno electoral. ARENA sabe distribuir excedentes de votación entre el PCN y PDC, que con relativamente pocos votos, sacan muchos diputados con los residuos. En cambio el FMLN termina concentrando la votación y deja a CD casi en el límite de su extinción con dos o tres diputados. 

Nuevamente el ejemplo de San salvador es claro. El FMLN se envalentonó, y creyó que ganarían solos fácilmente, se les olvidó que la alcaldía la habían ganado desde 1997, en coalición o en alianza de hecho con el ahora CD (antes CDU). Ahora no quisieron llegar a acuerdos con sus amigos de la izquierda democrática. 

Se les olvidó que el candidato a alcalde por San Salvador había sido siempre una persona de izquierda moderada (Héctor Silva y Rivas Zamora) que generaban mayor confianza en el electorado. Ahora estos, con el CD, consiguieron un 6% de los votos, que no les sirven para ganar, pero que serían la clave de la victoria del FMLN. 

Si el FMLN hubiera aceptado la propuesta de alianza que le propuso en privado CD, ahora Violeta Menjívar estaría en su casa tranquila, saboreando la victoria; en lugar de estar en una plaza publica exigiendo que no le “roben” su triunfo. 

Todavía tenemos mucho que aprender. 
Ayutuxtepeque, martes, 14 de Marzo de 2006.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.