¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La blogósfera Tamil: La tienda del Cheroot

El Cheroot es un cigarro cilíndrico con ambos extremos acortados durante su fabricación. Puesto que los cheroots no son acabados ni tienen fin, son baratos de enrrollarse manualmente, y su bajo costo los hace particularmente populares. El cheroot de la palabra viene de cheroute francés, del Tamil curuttu/churuttu/shuruttu – rodillo del tabaco. Esta palabra se habría podido absorber en la lengua francesa del Tamil durante el décimosexto siglo temprano, cuando los franceses intentaban estampar su presencia en la India del sur. La palabra se habría podido entonces absorber en inglés del francés. [Fuente: Wikipedia]


Encendiendo un cheroot en Myanmar – Foto de zrim

Veyilaan nos cuenta de una persona que trabajó en una planta manufacturera de Cheroot en el pueblo Tamil Nadu del Sur, India.

¡Sundaram! ¿Por qué esta aquí todavia? Usted ya debería estar en casa.

Sí jefe. Voy en camino.

Solamente el dueño del almacén del Cheroot lo llamaba ‘Sundaram’. Para los otros, él es ‘Chettiar’.

Chettiar con el vientre que le bombeaba vestido con camisa rasgada y manchada de tabaco y con un lungi sucio se puede ver siempre cerca de los umbrales del ‘almacén del cheroot’. Él permanece ahí hasta que el almacén se cierra. A veces incluso hasta después.

El almacén del cheroot no es realmente un ‘almacén’ en sí mismo. Era una compania manufacturera de cheroots.

`Danushkodi Vilas Suruttuk Kampani’ (Tamil) – Danushkodi Vilas Cheroot Company.

La compañía podría haber sido llamada ‘almacén del Cheroot’ solo porque algunos fumadores compraban sus cheroots ahí.

Si alguna persona fuma un cheroot, la gente puede olerlo hasta cuatro casas a la distancia. Si un solo cheroot podía ser olido desde esa distancia, imagine un almacén completo como el ‘Cheroot’.

`El almacén del Cheroot’ fue su tierra para mucha gente. Incluso la gente que pide direcciones basaría sus preguntas en `El almacen del Cheroot ‘. Antes, entre 40-50 personas trabajaban en el `Cheroot’. Ahora apenas diez personas lo hacen.

Sundaram Chettiar trabajaba ahí también. Él puede ser que haya trabajado en el `Cheroot’, pero nunca se había fumado un cheroot.

Chettiar hacía de todo en el ‘Cheroot’. Él separaba las hojas del tabaco embaladas en paquetes. Lavaba las hojas del tabaco en una tina. Las secaba debajo del sol. Cortaba el tabaco ya seco en cuadrados pequeños. Enredada los cuadritos del tabaco. Ponía etiquetas . Los empaquetaba en docenas por paquete y los envolvía. Chettiar hacía todo el trabajo en el ‘ almacén del Cheroot’.

El trabajo de Chettiar era absolutamente sedentario la mayor parte del tiempo y comenzó a desarrollar una barriga debido a ésto. Conforme se hacía viejo, el trabajo de Chettiar se vió afectado debido a su vientre grande.

El dueño del almacén del Cheroot lo llamó un día y le dijo que él no era lo suficientemente activo y le dijo que se quedara en casa. Pero aún así, Chettiar podía ser visto sentado en la entrada del ‘Cheroot'!

Un día le pregunte a Chettiar, “¿por qué usted siempre está sentado aquí, Chettiar”? Él contestó, “he trabajando aquí por años y no soy capaz de romper mi hábito’.

Seguí preguntándole lo mismo a Chettiar cada vez que lo veía. Chettiar vacilante un dia se sinceró, después de mi preguntar persistente.

Chettiar dijo, “Estoy acostumbrado a este maldito tabaco. No puedo permanecer en casa sin respirar su aroma. Intenté tanto como pude el permanecer en mi casa. Pero no era capaz de hacer nada. No sabía cómo hablar de ésto. Ésa es la razón por la que estoy sentado aquí, para respirar a diario su aroma”.

¿“Qué hace usted en la noche”?

“Incluso en la noche, antes de irme a la cama, prendo un cheroot al lado de mi cama. Solamente entonces, puedo conseguir un sueño conciliador”.

¿“Usted hizo ésto cuando trabajó en Cheroot”?

“No, no. Entonces, incluso después de venir a casa mi cuerpo olía a tabaco. Hasta mis ropas”.

Solamente entonces, supe por qué Chettiar había estado allí en los umbrales del almacén del Cheroot todo el día.

Visité mi ciudad hace algunos días. Y supe que Chettiar había sucumbido a la enfermedad que tenía en sus pulmones.


Preparando cheroots en Burma – foto de akimowitsch

no cig

¡NO LO HAGA!

Escrito por Mathy Kandasamy.

2 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.