¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

China: ¿Una Olimpíada, Una Voz?

Luchadores europeos y americanos de la libertad de prensa se han infiltrado en la capital, activistas canadiense-tibetanos han ido de manera clandestina y han blogueado desde todas parte del país acerca de las que han sido llamadas las Olimpiadas de Darfur, las Olimpiadas de Máscara de Gas e incluso las Olimpiada del ‘Destape’ y ahora las Olimpiadas para Escoger su Elefante Blanco.

Pero cuando uno considera el lenguaje, la Gran Muralla (de censura) y más de dos billones de dólares americanos en orgullo, ¿tiene ésto que ver con los propios ciudadanos chinos?

Sina Blogs, el portal de blogs más grande de China, por ejemplo, dedicó su cobertura principal y central de la fiesta de la cuenta regresiva de un año exclusivamente a las celebridades, principalmente a las que estuvieron en escena en la plaza Tiananmen cantando el tema We Are Ready (no confundirlo con el ensayo promocional We Are Ready And Ready And Ready And Ready And Ready).

Y ¿Cómo evaluar la opinión popular china cuando algunos de los mayores nombres entre los intelectuales progresistas de China –varios de ellos con blogs- salen independientemente con sus propias exigencias acerca del tipo de Olimpiadas que quieren ver el próximo verano? ¿Es publicidad o conciencia pública cuando Bullog –un pequeño portal de blogs, mitad como The Huffington Post, mitad como Daily Kos, en el que junta periodistas liberales de medios masivos, editores y bloggers de amplia trayectoria política, de habla china de todo el mundo- tiene el blog Beijing 2008 que abre con una fuerte postura contra el apoyo a los juegos de verano del año próximo?

El hasta ahora no identificado blogger detrás de ésto plantea una interesante pregunta, agregada sin mencionar las protestas extranjeras sostenidas en Pekín la semana pasada: ¿Por qué la gente no está hablando de oponerse a las Olimpiadas?

Las Olimpiadas de Pekín necesitan más gente que “no los apoye”El 13 de Septiembre del 2001 fue la noche en que Pekín ganó los Olímpicos. Yo estaba con un nutrido grupo de amigos en ese entonces, íbamos manejando de noche y todo en lo que pensaba era en las playas y cangrejos de nuestro destino, Nandaihe. Mientras pasábamos por un pequeño pueblo, una pequeña ceremonia de fuegos artificiales se encendió repentinamente en el aire, que se llenó con los estallidos y silbidos. En películas revolucionarias, este tipo de escenas son usualmente seguidas por sirenas de Guerra y tiroteos. Aún impresionados, uno tras otro comenzamos a recibir llamadas de nuestros amigos en Pekín, habíamos ganado los Olímpicos y Pekín estaba de fiesta y era la fiesta más grande en doce años.
No regresamos para unirnos a las masas regodeantes, la playa y los cangrejos se parecían más a la vida real que la histeria masiva. Si ganar los Juegos Olímpicos pudo haber tenido un efecto sobre nosotros, sería las copas extras que nos tomamos durante la celebración de esa noche.

En esa época, el Comité Olímpico de Pekín había confiado al mundialmente renombrado Gallup (China) Consulting Inc. para realizar una encuesta, que mostraba que los residentes de Pekín apoyaban la realización de las Olimpiadas en un 94,9%, un resultado histórico (no duden de este número aún; el Comité Olímpico Internacional comisionó a una compañía europea para realizar una encuesta independiente, en el que el 96% obtenido sobrepasó los números de Pekín). No tengo una visión clara de la situación y siento ambigüedad al respecto, así que no sé si he sido incluido en esel 94,9%. Aunque debo admitir que, viendo a la vasta mayoría de ciudadanos chinos tan vívidamente comprometidos en tal noche tan esporádicamente vista, mi espíritu se vio atrapado en todo aquello y me sentí un poco vacío. Incluso entonces, uno ya podía ver a algunos hablando en desacuerdo acerca de que Pekín haya ganado los Olímpicos; sentí un poco de inquietud, pero no era muy fuerte.

En los casi seis años desde entonces, algunas cosas han comenzado a preocuparme un poco y no necesito repetirlas aquí. Sólo quiero decir que de todas las cosas que me van dejando el sentimiento de inquietud, la más fuerte es la de cuán difícil es ahora escuchar cualquier pregunta abierta u opiniones contrarias con respecto a los Olímpicos de Pekín. ¿El 5,1% original se volvió un cero? ¿O ese número cambió? ¿Les han pedido incluso que bajen la voz? ¿O sus voces han sido pasadas por alto, excluidas?
Mientras he comenzado a entender de algunas personas de los medios para quienes es fácil atravesar lemas de propagandas, cosas que no benefician a la radiante imagen de los Juegos Olímpicos se han ido filtrando. Tanto es así lo correspondiente a la imagen radiante que, por ejemplo, incluso la restauración de los estadios deportivos se ha prohibido que sea reportada.
Yo realmente no sé a qué le temen las autoridades, o hasta qué punto tienen miedo. Incluso nuestro Partido y gobierno expresan constantemente su buena voluntad de ser objeto del escrutinio público, entonces ¿por qué las Olimpiadas de Pekín están tan rodeados de autoridad?
Una sociedad humana moderna debería construir una comunidad sofisticada y heterogénea, una sociedad pluralista que acepte varias clases de valores. El sentido común nos dice que más dinero siempre es mejor que menos, entonces lo ‘múltiple’ [多元 puede ser leído literalmente como ‘muchos yuan‘] es definitivamente mejor que lo ‘único’ [un yuan]. No hay nada de qué preocuparse en el pluralismo; si ratificáramos los principios de tolerancia, naturalmente sería en beneficio de todos. Y solo éste tipo de ambiente de convivencia se parecerá más a una verdadera sociedad armoniosa.

Hoy es 8 de Agosto, un año antes que las Olimpiadas comiencen y un editorial del People’s Daily escribe: “estos seis años son fruto del esfuerzo del Comité del Partido Central, el Consejo Estatal y la gente de este país, nuestro sueño de gente unida y compromiso común con el mundo”.
Una narrativa como esta me hace tener mucho miedo. Por mi, describiría las Olimpiadas de Pekín como: unos trabajadores migrantess repararon algunos estadios deportivos, puentes y vías, algunos vendrán a competir, algunos vendrán a ver y algunos harán dinero de todo ello.
Siento que esto es más cercano a la realidad y naturaleza de las Olimpiadas.
Y la participación de todo el país, todo el júbilo de la gente, no es la conducta apropiada para una nación sensible. En la sociedad, cuando las masas comienzan a caminar todas por una misma acera, ¿no es posible que el siguiente paso sea compartir el odio hacia un enemigo común?

En los últimos seis años, nunca fui capaz de ver más allá de las estadísticas autorizadas sobre el apoyo a las Olimpiadas de Pekín. Todo lo que he visto es una cautelosa encuesta hecha en un BBS (Sistema de Tabla de Anuncios), con las cinco opciones siguientes: fuerte apoyo, apoyo, no opina, opuesto y fuerte oposición. Numeradas 1,2,3,4,5, solo podía escogerse un número; no se permitía la discusión. Al final, 173 votos se realizaron, con 1 y 5 recibiendo la mayoría, 21,79% y 34,68% respectivamente.
No siento que este tipo de encuestas internas puedan reflejar científicamente la voluntad de la gente, pero al menos muestran que el “No los apoyo” es todavía una actitud real y objetiva, y no sólo plumas de fénix y cuernos de unicornio.
¿No nos entusiasma ganarnos el entendimiento y reconocimiento del mundo? Bueno, dejando que el mundo sepa que China no tiene solamente una voz establecería absolutamente para la imagen de China un punto extra en ese aspecto y no al contrario.
Hoy, sin permiso de los webmasters de Bullog, he creado este blog, llamado ‘Olimpiadas de Pekín: No las apoyo’.
No apoyarlas es una actitud, nada más y nada menos. No hay forma de que solo porque una persona no apoye las Olimpiadas de Pekín estas sean canceladas.
Comenzar un blog, por supuesto, no es solo colocar un título; espero que también incluya algunos pensamientos y críticas constructivas.
Si insisten en decir que el ‘No los apoyo’ es una actitud evasiva nacida de la impotencia, me gustaría señalar las otras cosas a las que me opondré voluntariamente:
– Me opondré a la sobre-politización de las Olimpiadas
– Me opondré a enfocarse sólo en los ganadores de medallas
– Me opondré al martirio para el beneficio personal
– Me opondré a la oposición de restricciones en los discursos Y los comentarios:

Que se jodan las Olimpiadas de Pekín.

“- Me opondré a la oposición de restricciones en los discursos” ¡Apoyo tu no-apoyo!

He estado diciendo esto por años: manten tu cuerpo en forma, aléjate de las Olimpiadas.

Yo apoyo las Olimpiadas, así como virtualmente lo hacen todos los que conozco. De hecho, a lo que se oponen la mayoría de los opositores no es a que China realize las Olimpiadas, es al proceso que está haciendo China donde hay irregularidades. No podemos votar la comida porque resulta que nos asfixiamos; si se están oponiendo sólo por hacerlo, o por otros factores políticos, entonces son unos estúpidos de mierda de pies a cabeza. Y para esas irregularidades, lo que necesitan es exposición y supervisión, y no una simple oposición a todas las Olimpiadas.

Los Dioses lloran por esta tierra

¡Que se jodan las Olimpiadas!

Yo apoyo tu actitud idealista

¡Te apoyo! ¡Que se jodan las Olimpiadas!

Yo me opongo a la prohibición de Pekín de que los no lugareños entren a la ciudad durante las Olimpiadas. Maldición.

Desde un ángulo estadístico, las encuestas en internet son una especie de error de respuesta voluntaria y pueden elevarse de manera parcial. Porque es más fácil para la gente con opiniones contrarias levantarse y expresarse que otros.

Las Olimpiadas, la gota que rebalsará el vaso.

Realmente no me importa, como sea, lo único que las Olimpiadas han hecho por mí es que ahora la leche Mengniu ha comenzado una promoción a gran escala: descuentos, 2×1, muñequitos gratis. Me compré todo un estante.

Yo también me opongo a las Olimpiadas. Por años creí que era el único; resulta que somos muchos, lo que es tranquilizador.

1.Las Olimpiadas son el viagra de la economía en China; lo que pase el próximo año cuando acabe el orgasmo… tendremos que esperar y verlo… personalmente, no estoy muy preocupado, pero si van a continuar la discusión de los estímulos económicos que traen las Olimpiadas, pues ¡ya pueden comenzar a pagar ustedes mismos!
2. Como pekinés, las áreas alrededor del edificio donde vivo han sido ‘reverdecidas’ a la fuerza; no puedo evitar decir que se ven bien. El desastre, que ni siquiera los años de huelgas relámpago pudieron quitar, ha sido eliminado, aunque los que están haciendo el trabajo son los mismos lentos y viejos de antes… pero el mayor efecto que esto ha tenido en mí es que ¡el precio de los inmuebles se han duplicado! Si no había comprado mi departamento antes del 2005, pude haber sido desalojado [para abrir paso a la construcción] y hubiera sido como vivir en la pre-Liberación otra vez…
3. Que las Olimpiadas hayan despertado la estupidez de nuestra gente es innegable, pero en promoverlos tan exageradamente como lo han hecho, siento que el gobierno tiene otras intenciones.
4. Excesiva emoción por la organización de las Olimpiadas, ¿no muestra eso ya la inferioridad de cómo se ve nuestra nación a sí misma?

Me opongo a las Olimpiadas! En nombre de las Olimpiadas, ¡la demolición más grande de los Hutongs de Pekín desde la Liberación se ha llevado a cabo! ¡Sólo hay ruinas fuera de mi puerta ahora! ¡Que se jodan las Olimpiadas!

Lo que las Olimpiadas están haciendo por la integración de la nación es ago bueno. Pero lo que me irrita es el gasto de dinero y poder humano; ¿quién sabe cuánta corrupción más ha levantado el asunto?

No lo apoyo, no me opongo, no me interesa. Parece que para ésta época el próximo año volaré fuera de Pekín por un tiempo.

ProState in Flames blogger de moogee republicó la pregunta abierta en su blog y recibió los siguientes comentarios:

Yo apoyo no apoyar las Olimpiadas.

Yo apoyo [las Olimpiadas], solo deseo que sean organizadas con más transparencia, particularmente por un gobierno que le ha dado un significado a la calidad de vida de los ciudadanos

[…una serie de improperios…]

El dinero utilizado para construir los techos de los estadios deportivos vienen de [los peajes] los conductores.
Todo el dinero de los fuertes impuestos de tránsito ha sido utilizado en construir los techos.

Cuando la policía viene a nuestro vecindario para llevarse a los perros, dicen que es por el bien de la organización de las Olimpiadas.
Apuesto que al dálmata que la chica besa en el cartel del comité olímpico también lo mataron.

Más adelante esa tarde el autor del nuevo blog Beijing Olympic en Bullog, cuyo extracto puede ser visto al principio de este post, puso un artículo que un pasante de periodismo de Pekín hizo recientemente, en el que se presenta la conversación que el reportero tuvo con cincuenta y siete obreros de fuera trabajando en las futuras estructuras de los Olímpicos de Pekín, trabajadores que, muchos especulan, serán forzados a dejar la capital antes que los atletas y espectadores lleguen. El post rápidamente obtuvo una docena de comentarios y aquí están algunos:

Genial. Más gente debería estar trabajando en ésto. Desafortunadamente, tan pronto como los periodistas se acercan, son perseguidos sin permitirles hacer contacto [con los trabajadores].

Está bien.
Vamos.
No es que te hayas dado cuenta hoy que la sociedad china está dividida entre los que tienen y los que no tienen, ¿verdad?
Siempre ha sido así.

Periodistas que reportan cosas como estas definitivamente merecen respeto.
¡Esto es buscar lo que la gente parece querer!

Amarga realidad.
Si esto fuera impreso, definitivamente serían armonizados.

Las Olimpiadas son solo el gran y viejo reflejo de China en el agua. El narcisismo está bien, pero en el momento que lo tocas, desaparece.

Que se jodan las Olimpiadas.

También ayer, moogee en ProState republicó la carta abierta mencionada anteriormente, recibiendo estos comentarios:

w00t!

Todos los nombres son claves sensibles.

Muy valiente, pero también es algo embarazoso y, realmente no quiero decir ésto pero, completamente inútil. Al menos personalmente he perdido la fe en esos tipos xxx.

Todos en la lista, por favor cuídense.

¡Todos son un montón de idiotas! En cantonés decimos: los patos hablan y los pollos asienten.
¿Esto es de alguna utilidad? ¡Que se jodan las olimpiadas!

“Muy valiente, pero también es algo embarazoso y, realmente no quiero decir esto pero, completamente inútil. Al menos personalmente he perdido la fe en esos tipos xxx”.
—- Si crees que es inútil, deberías volverte un oficial gubernamental-
Por supuesto que es útil, hay una obvia diferencia entre si lo hubieran hecho o no.
[Debemos] implementar cambios cuantitativos, a la espera de cambios cualitativos.

Finalmente escucho humanos hablar de las Olimpiadas; se siente como que estoy entre los vivos de nuevo.
Todo se gana solamente a través de la implementación práctica; deteniéndose sólo para pensar y condenarlo es un real estupidez.

Organizar las Olimpiadas le va a dar al Partido oro para hacer un enchapado.

Jódanse Luo Yonghao y Lian Yue, ¿por qué firmaron???????????????

Vamos, ¡los tanques esperan!

Si me hubiesen pedido firmar, me hubiese negado absolutamente.
Nunca participo en este tipo de actividades, ¡porque nunca albergo ningún tipo de fantasía sobre los bandidos del Comité!
Si quieren lograr igualdad, libertad y democracia, no pueden contar con el agrado de los bandidos del Comité.
Todo lo que pueden hacer es derrocarlos, saquen a estos retorcidos tiranos del poder.
Malditos bandidos del Comité.

Escrito por John Kennedy.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.