¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Marruecos: Una introducción a los bloggers de los Cuerpos de Paz

Marruecos es el hogar de un muy diverso grupo de bloggers de habla inglesa, como estoy segura que han observado. Muchos son marroquíes practicando sus habilidades con el inglés y otros son profesores o trabajadores expatriados, pero hay otro grupo único a quienes sus organizaciones requieren que ellos publiquen en sus blogs: “Cualquier mensaje escrito o foto publicada en este blog no representa los puntos de vista u opiniones de los Cuerpos de Paz de los Estados Unidos o de cualquier otra institución”.

Los Cuerpos de Paz, una organización gubernamental iniciada en 1961 por el Presidente John F. Kennedy, permite a los voluntarios americanos pasar dos años trabajando en varios sectores en 73 países alrededor del mundo. Marruecos, hogar de 197 voluntarios actualmente, tiene programas de ecología, salud, desarrollo de pequeñas empresas y formación juvenil. Con el pasar de los años, el país ha recibido a más de 3.500 voluntarios y continúa siendo un programa fuerte.

Pero como cualquiera que esté familiarizado con los Cuerpos de Paz sabe, los voluntarios (o PCVs, como se hacen llamar) hacen más que trabajar en esos sectores –sus tareas son semejantes a las de un embajador mientras aprenden con fluidez el idioma local, pasan tiempo con familias del lugar y ayudan en otras áreas. He aquí una introducción a algunos de los prolíficos bloggers de los Cuerpos de Paz en Marruecos:

Cory Driver de 32n5w, quien ha sido citado en Global Voices antes, está culminando su período como PCV. En su post más reciente, él comparte hermosas fotografías de lugares marroquíes. Esta es de Essaouira y se rumorea que las ruinas inspiraron “Castle in the Sand” de Jimi Hendrix:

Rachel Beach de Musings from Morocco es otra voluntaria cercana al final de su temporada. Ella recientemente escaló el Jebel Toubkal, el pico más alto de Marruecos de 4.167,8 m (13.665 pies). He aquí el comienzo de un poema:

Como si escalar Jbel Toubkal una vez no fuera suficiente para mí…
La mente, en creciente anticipación, parecía olvidar el dolor y la miseria…

El resto del poema es igual de hermoso. También compartió una serie de fotografías; he aquí una desde la montaña:

Out of Control es escrito por alguien que se hace llamar “El Hombre Negrito”, quien escribió recientemente sobre su experiencia en los Cuerpos de Paz:

Gran parte de la experiencia de los Cuerpos de Paz se pasa aislado, así que es realmente extraño cuando nos reunimos por un largo período de tiempo. A veces la dinámica social es la misma y otras veces es completamente diferente. En cualquier caso, en las últimas semanas, he sido muy afortunado en ver a otros voluntarios con frecuencia y creo que me ha ayudado a mantener mi cordura.

27monthswithoutbaseball también relató sobre la experiencia de ser un PCV, diciendo:

Yo también he estado luchando con temas de pertenencia y aceptación –de nuevo, temas identificados por el tutor como algo importante para mí en mi búsqueda profesional. No siento que no pertenezca a los Cuerpos de Paz –aún siento que fue una gran decisión para mí en este momento de mi vida- y no siento que no pertenezca a Azrou; me siento muy bien recibida –pero aún estoy lidiando con el tema de mi relación con otros voluntarios. Esto es algo que espero no sea un problema -¡algo que no te cuentan en el entrenamiento!

Shwiya b shwiya, cuyo nombre significa “poco a poco” en darija (árabe marroquí), es un blog muy recomendable de una nueva PCV que brinda un buen entendimiento acerca de cómo es realmente la vida de los voluntarios en Marruecos. Recientemente, el blogger escribió:

Es solo en momentos como esos que me afecta. Estoy en los Cuerpos de Paz. Estoy viviendo en Marruecos. Me he acostumbrado tanto que ya no me resulta extraño. Es normal estar aquí, aunque no conozca el idioma y viva en una casa de barro. Es bastante cotidiano. A veces me pregunto que rayos hago aquí, pero realmente, olvido donde estoy. O no lo olvido; no pienso que estoy en los Estados Unidos, obviamente, pero en realidad eso no es importante. No sé cuánto sentido tenga esto, pero es realmente extraño cuando una vez por semana, me doy cuenta que vivo aquí y que soy un PCV. Es un sentimiento completamente bizarro: a veces se siente como un pequeño ataque de pánico y a veces me hace girar de alegría y simplemente me río a carcajadas.

Como han visto, los PCVs de Marruecos son un grupo diverso y digno de seguir. Continuaré compartiendo sus historias junto con las de otros y presentándoles más PCVs mientras los voy conociendo.

Escrito por Jillian York.

2 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.