¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Taiwán: ¿La tierra de quién?

La oscuridad se desliza de mis ojos
a mi corazón.
Asustando
sofocando sin luz
me rodea.

Quemando‘ de Mo-Na-Neng (un poeta Paiwan).

La batalla de Smangus por el injusto comercio de la haya de otoño, basado en la Alianza de Noticias Smangus & Smangus Action, puede rastrearse hasta Octubre de 2005:

El tifón Terry causó daños al único camino que conectaba las áreas vecinas. La gente de Smangus limpió la vía con su propio esfuerzo y ubicó la haya de otoño a un lado del camino. Un mes más tarde, el equipo del Despacho Forestal taló la madera en pedazos y se la llevó en secreto. Tres jóvenes de Smangus transportaron los restos por encargo del Comité Tribal para propósito de diseño comunitario. Consecuentemente, fueron reportados por robar Madera nacional. ¡El acusado se convirtió en acusador!

La gente de Smangus consideró el cargo como una estigmatización de los aborígenes y decidió dar la pelea en la corte:

(24 de Febrero de 2007) El juez de primera instancia ignoró el Artículo 15 del Acta Forestal y de la Ley Básica Aborigen, que protegen los derechos indígenas, y en su lugar los condenó por el Artículo 52 del Acta Forestal. La pena fue de 6 meses de prisión, una multa de NT$160.000 por persona, con dos años de libertad condicional. La gente de Smangus gritó, “¿Por qué no nos mete a todos en la cárcel?” Entonces, toda la villa inició un viaje para la petición de Inocencia.

El tema principal de esta batalla es ‘¿de quién es la tierra?’ La gente de Smangus considera que la haya de otoño está en su territorio, pero el despacho forestal no está de acuerdo. ¿Como decidimos quién es el dueño de la tierra?

El 20 y 21 de Mayo de 2007, debido a que la gente de Tayal consideró el caso de la haya de otoño una amenaza seria a las tribus Tayal, Pinhaban, una tradicional ceremonia cultural, se realizó como alianza entre las villas para proteger sus territorios. En la conferencia, basada en Los estatutos y declaración, de la conferencia de Alianza Pinhaban, el jefe de la villa de Mrqwang dijo:

Nosotros los indígenas tenemos conocimientos de nuestros propios territorios tradicionales. Podemos describir con precisión los paisajes de montañas y ríos en ellos. Nosotros le dimos nombre a esos objetos naturales y conectamos nuestras vidas estrechamente con nuestros alrededores. El equipo del Despacho Forestal no entiende nuestras vidas. Cuando escuchamos que el equipo dice que el territorio tradicional de Smangus es sólo de casi 12 acres, consideramos esa noción absurda. El territorio es absolutamente más grande que eso.

Munch comentó sobre este tema:

¿De quién es la montaña? ¿De quién es el bosque? Esta siempre es una pregunta controversial.

Tanto el gobierno japonés como este gobierno confiscaron las montañas y la tenencia de la tierra tradicional de los aborígenes siempre es un tema ignorado. Aunque hay muchas acciones de corrección de nombre que mostró respeto a los aborígenes, estas acciones sólo pusieron una hermosa placa, ya que no gozan de la debida propiedad de sus tierras. Todos los aborígenes saben que el Despacho Forestal es el gran terrateniente de la montaña.

Para los aborígenes, la seriedad de la pena no es el punto. Les importa el respeto hacia su territorio y su cultura. Insisten en apelar a la inocencia, porque nadie les puede negar sus derechos sobre sus tierras.

El 28 de Septiembre de 2007, ignorando la petición de la gente de Smangus y el Acta Forestal y la Ley Básica Aborigen, el juez de la Suprema Corte decidió mantener la condena original, pero disminuyó la pena.

En conferencia de prensa sostenida por Alianza de Noticias Smangus & Smangus, Alienza Pinhaban, Asociación por los Derechos Humano de Taiwán y Wild at heart, Asociación de Defensa Legal, Wild at heart, Asociación de Defensa Legal dijo:

La condena de hoy es un feo compromiso. Si el juez decidió que estas tres personas cometieron un crimen basado en el Acta Forestal porque robaron recursos forestales en el bosque, el juez debería agravar el castigo. Por otro lado, si el juez reconoció la forma en que los aborígenes tratan la naturaleza: con bondad, armonía, sostenible y responsablemente, ¿por qué el juez no tuvo el valor de aceptar la petición de inocencia?

Escrito por I-fan Lin.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.