¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Corea del Sur: Fotografías escandalosas y libertad en los medios

En un post previo (Falso diplomado y éxito, del 14 de Julio) reporté sobre los debates acerca de una mujer, Shin Jung-ah, que obtuvo un diplomado falso y eventualmente huyó cuando fue expuesta. Mientras la policía y los medios han estado ocupados descifrando cómo pudo llegar a tan alta posición, sus conexiones con altos oficiales del gobierno y celebridades de alto estatus, incluyendo sus relaciones íntimas con algunos de ellos y su vida lujosa ha sido revelada.

Un diario coreano, el Munhwa Daily, descubrió fotos de Shin desnuda (no dijeron cómo las encontraron) en la casa de una persona importante y las publicaron con ciertas partes pixeladas. Con este material, el diario debió haber esperado más atención de los lectores. Contrario a sus expectativas, los internautas, incluyendo organizaciones de derechos de la mujer, están furiosos con esto. El 14 de Septiembre, 12 ONGs (medios, grupos de derechos humanos y de la mujer) sostuvieron una manifestación de rechazo al Munhwa Daily frente a su local. La crítica era que “la intención de publicar las fotos de los desnudos fue el único propósito, lo que instiga a la curiosidad y el vouyerismo de los lectores”.

La mayoría de los bloggers mencionaron que el crimen y la vida privada deberían diferenciarse:

¿Por qué nos debería importar lo que hizo Shin Jung-ah?
Se hicieron fotos de desnudos…
Hubo sexo…
¿No es esa su vida privada?

El problema fundamental es investigar si, a través de esas actividades, ella pudo presionar para obtener la posición de docente y llegar al puesto de directora del Biennale Festival.
Espero que, a través de la crítica de este material, se establezcan regulaciones para evitar este tipo de artículos. Deberíamos presentar casos de otros países y llevarlos por una dirección más apropiada. Así es como los medios deberían llegar a un ambiente mediático deseable.
Para lograr vender una copia más, los diarios deberían convertirse en publicaciones deportivas o revistas semanales.

Al día siguiente de la primicia, un nuevo artículo del Munhwa Daily que explicaba por qué publicaron las fotos, aumentó más la ira de los internautas:

Hay otro artículo del Munhwa Daily el día después de la publicación de las fotos de Shin Jung-Ah desnuda.
“Por supuesto que esperábamos críticas adversas, pero decidimos publicar las fotos luego de pensarlo bien. La razón por la que publicamos la existencia de las fotos es porque son la evidencia más importante de la investigación de dos meses. Pensamos que estas fotos permitirán a los lectores entender el escándalo. Consideramos que podía ser una invasión a su privacidad, pero creemos que los lectores tienen ‘el derecho de entender’ este escándalo. Las fotos que descubrimos en la casa de una persona importante del área cultural eran evidencia que mostraban las posibilidades que ella, con su título de Ph.D. de Yale, mantuvo sexo con gente importante en el campo cultural y político con poderes influyentes”.

Están llenos de excusas.

¿Dónde podemos encontrar esta clase de teoría absurda que las fotos de Shin Jung-ah desnuda pueden ser una evidencia importante para entender el escándalo? La insistencia de publicar las fotos porque los lectores tienen derecho a saber parece ser la excusa. ¿Cuándo quiso saber la gente acerca de sus fotos desnuda?
Quizás el diario no esperaba que podría causar tal tensión. Luego de recibir críticas continuas, el diario escribió artículos con el pretexto que la gente tenía derecho a saber y que las fotos son evidencia importante del escándalo. ¿Si hay fotos de desnudos y son en casa de otra persona, es sexo por presión? Es posible. ¿Pero como pueden concluir que es sexo por presión?
Tanto políticos como periodistas son lo mismo cuando se trata de vender a la gente.
Los políticos venden la palabra ‘gente’ y los periodistas igual.
‘El derecho de saber de la gente’.
Creen que eso excusará todo su comportamiento.
Entonces, deberían dejarnos saber quién les dio esas fotos, quién las tomó, en casa de quién estaban las fotos. ¿Quién es ese artista famoso?
¿No deben hablar acerca de esta parte del derecho a saber de la gente?

He aquí otro comentario:

El Munhwa Daily pudo seguir el juicio que hicieron. Pero debieron publicarlas luego de investigar más, basados en las fotos, y alcanzar una mejor conclusión final. Lo que hicieron no es tan diferente a esas revistas de tercera en las calles.
…Mientras la libertad de los medios es permitida extensamente, la misma no es infinita, los medios también deberían hacerse responsables. Aunque Shin Jung-ah cometió un delito y debe ser severamente castigada, no hay razón para exponer su vida privada de manera tan cruel. La esencia del escándalo no debería enfocarse en su vida privada, sino en cómo se convirtió en docente y directora del Kwangju Biennale Festival basada en su diplomado falso.

Mucho enfoque en su escándalo le ha restado atención a otros temas en Corea. Algunos bloggers se quejan de ello:

¿Por qué otras noticias más importantes son más discretas que las fotos de Shin Jung-ah?

Mientras más noticias exponen lo que Shin Jung-ah ha hecho, más gente parece enfurecerse. Pero las fotos que el diario publicó cruzaron la línea de cuán lejos pueden ir los medios, cualquiera sea el tema que se esté discutiendo o quien sea que esté en la guillotina.

Gongbu dijo:

¿Pero están los reportajes de los medios intentando tomar un interés provocador de gente como los diarios deportivos? ¿Lo están? ¿Los medios existen para alterar nuestros nervios periféricos?
Diplomados falsos, sexo por presión y corrupción de autoridades deben ser investigados exhaustivamente. Pero los reportajes sexuales deberían ser controlados, eso creo.

Escrito por Hyejin Kim.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.