¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Bangladesh: los bloggers se movilizan en contra de la violencia doméstica

Image credit Amnesty International
(Crédito del Logo: Amnistía Internacional)

Octubre es el mes de Conciencia acerca de la Violencia Doméstica en Estados Unidos y durante este tiempo se busca conectar defensores de mujeres maltratadas a lo largo y ancho de la nación para trabajar en conjunto con el fin de acabar con la violencia contra la mujer y los niños.

Este asunto, sin embargo, no es específico de ningún país. La violencia doméstica es una amenaza que se encuentra en todas partes del mundo. Es una enfermedad que prevalece en todos los estratos de la sociedad y que está presente en las vidas de todos: ricos y pobres, educados e ignorantes. Las mujeres bengalesas experimentan uno de los índices más altos de violencia doméstica en el mundo.

En este reportaje veremos cómo los bloggers bengaleses han comenzado a moverse en la lucha contra la violencia doméstica para traer justicia a sus víctimas, probando una vez más el poder del cyberactivismo.

A través de Samiha Esha damos una mirada a la historia de Nadine Murshed, conferencista de la Universidad Brac que fue brutalmente atacada por su esposo, Sajid Huq, en Nueva York, donde el es estudiante de la Universidad de Columbia.

Nadine on her wedding day Nadine brutally assaulted
Nadine Murshed (Izq) el día de su boda; y (Der) después de ser brutalmente atacada por su esposo.

Una imagen vale más que mil palabras, pero la nota de Nadine dice aún más:

Tengo suerte de estar viva. Debe haber una razón por la que los largos meses de abuso que aguanté no terminaron con mi muerte. Dije mis oraciones mientras me preparaba para morir, pero no pasó. En vez de eso, me violó con la cabeza cubierta con una bufanda, para no tener que ver mi cara desfigurada.

Nadine fue rescatada por la policía; Sajid está ahora bajo custodia de la policía de NY. La Dra. Kathryn Ward en Bangladesh from our view (Bangladesh desde nuestro punto de vista) de Nari Jibon tiene más datos actualizados:

La elitesca familia de su abusivo esposo amenaza a su familia con casos falsos. Más recientemente, muchas prestigiosas organizaciones femeninas y líderes han protestado contra el continuo acoso del que son víctimas Nadine y su familia; y hacen un llamado a la justicia en Bangladesh y en Estados Unidos.

Algunos han organizado en Facebook un grupo que demanda Justice para Nadine! mientras otros se expresan y escriben para retar las actividades anti-Nadine culpándola, llevadas por la familia y los amigos del abusador que han publicado hechos falsos en estos websites

El blog Adhunika tiene algunas estadísticas impactantes:

Los estudios muestran que hasta 3.000.000 de mujeres son físicamente abusadas cada año por sus parejas en los Estados Unidos. Sin embargo, los números se ven peores para la comunidad del sur de Asia en los EEUU, pues aproximadamente el 41% de las mujeres son abusadas física y/o sexualmente de algún modo por sus parejas a lo largo de su vida. Desafortunadamente, el porcentaje real podría ser más alto, ya que muchas mujeres surasiáticas tienen menos posibilidades de calificar ciertas interacciones como violencia doméstica, o tienen miedo, o les impiden reportar estos incidentes.

El blog hace una lista de algunos enlaces útiles a diferentes grupos anti-violencia doméstica en EEUU que proveen información acerca de la violencia doméstica y otros servicios varios que prestan a las víctimas.

Ahora vayamos a Bangladesh y veamos más acerca de la violencia contra la mujer:

rahela
Rahela

El 22 octubre, Manobi escribió un post sobre Rahela, una adolescente de clase obrera que fue violada por una pandilla liderada por un ex compañero que también le cortó la garganta y que hace tres años mutiló su cuerpo con ácido. Antes de su dolorosa muerte pudo decir a su madre quiénes fueron los demonios que le hicieron todo esto. Un juicio está en proceso en la corte y la primera audiencia será el 29 de octubre. La organización líder en Derechos Humanos “Ain O Salish Kendra” pelea para que se le de justicia a Rahela mientras los acusados, podrían ser absueltos por falta de evidencia, y se esconden de la ley. El esposo de Rahela volvió a casarse luego de seis meses y se alegra de que al nombrar a los culpables, ella lo salvara a él y a su familia de convertirse en sospechosos. ¡Esta negligencia es otra forma de violencia!

En su post [bn] Manobi urgió a los bloggers a ampliar la noticia tanto como pudieran, especialmente en los medios locales, para que Rahela pudiera conseguir justicia. El post recibió una respuesta enorme -222 comentarios hasta la fecha. Jiner Badshah publicó otra apelación titulada “justice must prevail” [bn] (la justicia debe prevalecer) para que la comunidad blogger de Bangladesh hiciera peticiones, difundiera la noticia entre los medios locales y creara conciencia en sitios de red sociales.

Y funcionó de maravilla. Los artículos empezaron a aparecer en los medios locales. Esto ha impulsado a periodistas como Foisal Noi [bn] a ir al pueblo de Rahela e investigar más acerca del caso. Además, una red televisiva de importancia planeaba transmitir el caso de Rahela para el 29 de octubre. Solo el tiempo dirá si Rahela obtendrá justicia o no. Pero ese simple post escrito por Manobi llevó las cosas a un nivel de actividad social ciertamente sin precedentes.

Manobi dice en un email:

Ahora pareciera que Rahela no ha sido abandonada, no ha sido olvidada. Esta respuesta tan sobrecogedora prueba una vez más que la Humanidad es la religión que todos seguimos.

Exhorto a todos los ciber activistas del mundo a levantar sus voces contra la violencia doméstica en sus comunidades y crear más conciencia en este asunto. Algunas veces se requiere del poder de uno para traer el cambio que todos esperamos.

Escrito por Rezwan.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.