¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Trinidad y Tobago: Elecciones a lo “picong”

Los votantes de Trinidad y Tobago se están preparando para acudir a las urnas el lunes 5 de noviembre, en las esperadas elecciones generales que permitirán elegir a los 41 miembros de la Cámara de representantes del Parlamento. El partido que obtenga la mayoría formará el próximo gobierno pero, como políticos en campaña y analistas políticos coinciden en señalar, hay mucho más en juego. Para modificar ciertos apartados de la constitución de Trinidad y Tobago, se requieren mayorías especiales de tres tercios y tres cuartos de los votos de la Cámara. El partido que se encuentra actualmente en el poder ha prometido que, si es reelegido, la reforma de la constitución ocupará un lugar preferente en su agenda. Los partidos de oposición y grupos cívicos temen que la nueva constitución concentre el poder en las manos del ejecutivo, debilitando así la separación de poderes y el equilibrio con el legislativo y el judicial.

Tradicionalmente, los partidos políticos de Trinidad y Tobado han atraído apoyo siguiendo criterios más o menos étnicos. La principal fuente de poder del Movimiento Nacional Popular (PNM por sus siglas en inglés), que actualmente forma el gobierno bajo el mandato del líder político y primer ministro Patrick Manning, reside en afro-trinitienses urbanos. El Congreso Nacional Unido (UNC), que se enfrenta a las elecciones bajo el polémico co-liderazgo del ex-primer ministro Basdeo Panday y del experto en finanzas Jack Warner, ha encontrado su principal apoyo entre los indo-trinitenses de las zonas rurales. Complicando aún más el panorama político, está el Congreso del Pueblo (COP), liderado por el ex-ministro del gobierno Winston Dookeran. El COP, que nació como un grupo escindido de antiguos miembros del UNC y que se enfrenta a sus primeras elecciones, ha conseguido el apoyo de miembros insatisfechos de los otros dos partidos, de votantes indecisos y de la desencantada clase media del país, de raza mixta.

En el sistema electoral de mayoría relativa de Trinidad y Tobago, los terceros partidos no suelen salir bien parados. Las encuestas de opinión realizadas recientemente se han mostrado muy contradictorias: algunas sugieren que el COP puede ganar más votos que el UNC y que podría incluso gobernar codo a codo con el PNM. Pero, con el resultado final quedando reducido a unas pocas circunscripciones marginales, es totalmente posible que el COP pueda ganar un tercio del voto popular en toda la nación y ningún escaño en la Cámara. A tres días de las elecciones, aún están demasiado reñidas para proclamar un vencedor.

Esta situación, compuesta por un rosario de escándalos, acusaciones de corrupción y cambios de partido de complejidad barroca durante los últimos siete u ocho años, ha llevado a una campaña electoral altamente recriminatoria, con un presupuesto en campaña publicitaria sin precedentes. Numerosos blogueros han respondido con frustración al alboroto y los golpes bajos. Los blogs The Manicou Report y Ramblings and Reason han expresado su consternación por la forma en que el PNM y el UNC han intentado obtener el voto de los jóvenes organizando conciertos caros, a menudo de artistas extranjeros, en lugar de interesarse por sus verdaderas preocupaciones. Como Manicou explica:

I cringe when I think of the meeting where this decision was made. Yeah, why don't we hold a “Youth Vibes Rally” with a lot of reggae stars. I hear the kids like that kind of thing”…. Is that their perception of the youth? Partiers and limers who have no interest in issues?

Me estremezco al pensar en la reunión en la que se tomó esta decisión. Sí, por qué no hacemos un “Mitín de ambiente juvenil”, con un montón de estrellas de reggae. He oído que a los chicos les gusta ese tipo de cosas”… ¿Es ésa su idea de la juventud? ¿Fiesteros despreocupados que no se interesan en los problemas?

Trinidad Media Arts & Culture ha venido publicando una serie de análisis críticos y sin tapujos, no solamente acerca de los partidos y sus campañas sino también sobre la cobertura mediática, que, según él, ha restado importancia a la oleada de apoyo que está recibiendo el COP:

The sick thing is, this is the strongest, most rational party in terms of all the standards the public claims to desire: incorruptibility; technocratic knowledge; and proven competence, yet it's the least visible and most vulnerable of the three.

Lo preocupante es que se trata del partido más fuerte y racional en cuanto a los valores que el público dice anhelar: incorruptibilidad, conocimiento tecnocrático y demostrada competencia. Y aún así, es el menos visible y el más vulnerable de los tres.

Mientras tanto, a Taran Rampersad, quien insiste en que no tiene ninguna afiliación política, le preocupa que “la gente esté siguiendo simplemente la dirección que le indican, yendo de un lado a otro sin ningún pensamiento crítico aparente”, y señala dos conversaciones recientes como prueba. Jonathan Ali considera que los líderes de los partidos deberían enfrentarse en un debate televisivo: “Imagina lo que podría suponer para nuestros políticos”. Y tras haber visto lo que ella describe como “el último episodio del culebrón político de Trinidad y Tobago”, en el que el UNC parecía trivializar sobre una acusación de violencia doméstica para marcar un punto político, Francomenz se ha quedado sin palabras: “Estoy tan sorprendido que no se me ocurre nada ingenioso que decir.”

Pero encontrar algo ingenioso que decir en cualquier circunstancia es una característica trinitense clásica (y una técnica de afrontamiento), y quizás el aspecto más notable de la cobertura en internet de esta campaña haya sido la aparición de blogs satíricos que utilizan el anticuado picong trinitense, una especie de broma implacable, insolente y sin piedad. Este movimiento parece haberse desatado con el lanzamiento el pasado agosto de The Secret Blog of Patrick Manning, que supuestamente ofrece una visión “desde el interior de la mente del primer ministro de Trinidad y Tobago”, con intervenciones ocasionales de su mujer, Hazel Manning, la actual ministra de Educación. El “Manning blogger” ha publicado irónicos posts sobre la nueva residencia multimillonaria del primer ministro, la expulsión del parlamentario del grupo PNM, Kenneth Valley, y el presunto cambio de imagen del primer ministro a manos de médicos cubanos. Pronto el blog empezó a atraer la atención de la prensa convencional; incluso la propia colaboradora de GV, Georgia Popplewell, realizó una entrevista con el “Manning blogger”, pero no consiguió desvelar la identidad del anónimo autor (¿o quizás autora?).

The Secret Blog empezó rápidamente a recibir comentarios de lectores afirmando ser otras figuras políticas, y poco después el “Manning blogger” tenía un rival: The Extra Secret Blog of Basdeo Panday, repleto de fotos manipuladas e incluso de una pista de audio parodiando a la destacada política del UNC, Kamla Persad-Bissessar (a la que numerosos miembros del partido esperaban ver liderando al UNC en las elecciones, hasta que le sacaron ventaja en el último minuto). El “Panday blogger” incluso promete albergar un chat en directo la noche de las elecciones.

También contribuye a esta moda de la parodia un nuevo blog llamado The Real Fake News in T&T, que se lanzó en octubre y que ofrece reportajes satíricos, portadas de periódicos falsas, y anuncios políticos manipulados.

Otros blogueros también se han unido a estos actos de burla. Los viñetas de Trinidad Media Arts & Culture sobre “el electorado complaciente” y lo que él llama “Una Palabra de Dios: La Encuesta Shiva”. The Manicou Report ha empezado una serie de “doce días de elecciones”. Y Jumbie's Watch ha logrado encontrar una foto de Patrick Manning haciendo una reverencia ante una imagen de sí mismo: “¿¿¿No parece como si se estuviera postrando ante un dictador???”

Los blogs de parodias no bromean por gusto. Analistas políticos argumentan que, aun sin una posible futura reforma, los sistemas constitucional y electoral de Trinidad y Tobago tienden a crear una Cámara de Representantes que no siempre representa realmente a la mayoría de los ciudadanos. Una parte considerable de la población puede efectivamente sentirse excluida del proceso político. Ante este tipo de circunstancias, la sátira se vuelve un arma poderosa, y la risa que provoca tiene los bordes afilados. 

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.