¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La Web móvil y la prueba obligatoria de VIH para Malawi

Los usuarios de Internet en Malawi han estado experimentando este año nuevas tendencias, ya que pueden acceder y navegar desde sus teléfonos móviles y sus casas. Esta es una iniciativa del proveedor de servicio de línea fija (Malawi Telecommunications Limited) y dos operadoras de servicio de telefonía móvil, Telekom Networks Malawi (TNM) y Celtel Malawi. La introducción de servicios de data móvil en la forma de Internet móvil y mensajes multimedia, popularmente conocidos como MMS, está llevando emoción a los malauíes.

El blogger residente en Mzuzu conocido como mile ha recibido esta iniciativa con un post titulado Desarrollo ICT en Malawi:

Yo una vez escribí en mi sitio web principal que quería poder navegar en Internet desde mi casa en el pueblo de Mzimba. Gracias a Celtel, puedo hacerlo ahora desde mi teléfono, aunque aún estoy limitado a ver sólo algunas páginas y mis e-mails. Aún quiero navegar todo y descargar software en mi laptop cuando estoy allá, así mi desarrollo software no se limitará a la ubicación. Altos costos de los servicios ICT. Me pregunto por qué algo que en otro lugar es muy barato puede costar tanto aquí.

¿¿¿Prueba de VIH obligatoria???

El África Sub-Sahariana es el hogar de cerca de 25 millones de personas viviendo con VIH. Mientras en muchos países el asesoramiento voluntario fue promovido para ayudar a monitorear la infección, el nuevo blogger malauí Benett Kankuzi siente que es tiempo que las pruebas de VIH sean obligatorias. Residente en Botswana, que tiene índices de prevalencia de VIH, dice que hay muchas razones por la que la prueba obligatoria de VIH debería instaurarse:

  • Cada ciudadano conocería su estatus y entonces así planearían sus vidas apropiadamente. Esto ayudará a los individuos a no vivir en estado de pretender que no tienen el virus aunque no saben exactamente su estatus como seropositivo.
  • Las pruebas voluntarias han fallado en atraer a la gente para que se las haga. Sólo pregúntense el número de gente que ha ido a hacerse la prueba de VIH voluntariamente. Personalmente, ¿ya ustedes se la han hecho?

Al mismo tiempo, un periodista de salud, Kondwani Muthali, actualiza su blog con los más recientes acrónimos del VIH y SIDA. Podrán pensar que cometí un error antes cuando escribí personas viviendo con VIH. La palabra ‘Un’ es desechada y Kondwani brinda más instrucciones:

UNAIDS ha revisado los acrónimos una vez más, ahora la gente que vive con VIH son llamadas PLVIH y los jóvenes que viven con VIH son implícitamente llamados YPLVIH. Los viejos acrónimos eran PLWHA, PLWA, PLWH, PWH y YPLWH, YLWH, YLWH… Con respecto a aquellos que viven con VIH, es preferible evitar ciertos términos: paciente con SIDA debería ser usado en un contexto no médico (la mayoría de las veces, una persona con SIDA no está en el rol de paciente); el término víctima del SIDA o enfermo de SIDA implica que el individuo en cuestión está indefenso, sin control sobre su propia vida. Es preferible usar el término ‘gente que vive con VIH’ (PLHIV), ya que esto refleja el hecho que una persona infectada puede seguir viviendo bien y ser productiva por muchos años.

Otro tema relacionado con la salud en este resumen tiene que ver con el impacto que la falta de agua corriente tiene sobre la educación de los alumnos en Malawi. Se reportó que muchas chicas dejaron la escuela tan pronto como llegaron a la adolescencia, ya que no pueden soportar la incomodidad y vergüenza de tener que asistir sin tener agua. Pilirani Semu Banda cita las estadísticas del Gobierno en Malawi que el 10,5% de las niñas dejan la escuela cada año, comparado con el 8,4% de niños. Además de esto, cerca del 22% de niñas en edad de primaria no van a la escuela, mientras que el 60% de las inscritas no asisten con regularidad.

Escribiendo bajo el título Falta de agua corriente pone en riesgo la educación de las niñas, la periodista escribe acerca de los retos que esa chicas enfrentan, especialmente cuando no hay agua en la escuela:

Es un trabajo duro, decidir que una estudiante de 13 años asista a una escuela sin agua. Los 350 alumnos de la escuela de Rita tienen solamente dos letrinas que deben compartir y no hay grifo donde puedan lavarse las manos luego de usar el excusado.

Rita dice que ella y otras adolescentes consiguen estas precarias condiciones sanitarias aún más incómodas en momentos de su período menstrual: “Es muy difícil concentrarse en clases cuando sabes que no hay agua para lavarte en el receso. Usualmente prefiero quedarme en casa cada vez que tengo el período”.

Escrito por Victor Kaonga.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.