¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Israel: Los ciudadanos árabes de Israel se oponen al servicio nacional

“Ciudadanos árabes de Israel” es una frase que se utiliza para describir a los árabes o a las personas que hablan el árabe y no son judíos pero son ciudadanos del estado de Israel. (definición: Wikipedia)

El sector árabe-israelí está compuesto por más de 1,4 millones de personas (quienes representan el 19,8% de la población israelí). Esta doble identidad es muy compleja, especialmente en un país que está dividido por una lucha constante entre sus dos nacionalidades. Muchos de los ciudadanos árabes en Israel sienten que el estado los descrimina constantemente, tan sólo porque el “estado judío” forma parte de su esencia. Los jóvenes árabes-israelíes no están obligados a servir en el ejército con el fin de evitar ponerlos en una situación incómoda en la que tengan que luchar contra sus propios hermanos. Sin embargo, hace poco el gobierno tomó una iniciativa para aprobar una ley que solicite a todos los jóvenes árabes-israelíes que se comprometan con algún tipo de servicio nacional. Esto incluye una variedad de posibilidades de voluntariado con organizaciones en comunidades y ciudades con carencias.

Esta propuesta no fue bien acogida por varios líderes de la comunidad árabe-israelí. A continuación, presentamos las traducciones de varios posts de blogs en hebreo de ciudadanos judíos y árabes en Israel quienes reaccionan a esta posición social compleja de la minoría.

En este post de un blog, Avraham Pechter, abogado y consultor israelí, describe las reacciones problemáticas de muchos líderes de la comunidad árabe-israelí sobre el servicio nacional propuesto:

Hace dos meses, el gobierno decidió empezar a promover el servicio nacional en Israel dentro del sector árabe-israelí. Este es un servicio voluntario que también está dirigido al sector árabe. A los jóvenes que actualmente están exonerados del servicio militar se les pedirá que sean voluntarios en los hospitales, centros comunitarios, centros de rehabilitación para drogadictos, escuelas, clínicas u otros servicios de caridad. Los árabes-isralíes están exonerados del servicio militar obligatorio por razones obvias de seguridad y ética, para que no tengan que enfrentar la incómoda situación de pelar contra los palestinos. Incluso ellos anhelan calidad para este país sin necesidad de demostrar cualquier intento para la integración y mejoramiento del estatus social de la comunidad árabe-israelí, el cual puede beneficiar enormemente a este servicio nacional propuesto. Es un comportamiento hipocrítico que trata de mantener las condiciones ya existentes: resaltar nuestras diferencias, aumentar los niveles de pobreza y delincuencia que resulta en sus ganancias políticas internas.

Jamal Zahalka, miembro del parlamento árabe-israelí afirmó que “la sociedad árabe extraerá a aquellas personas que fueron voluntarias para el servicio nacional y los considerará leprosos”, en respuesta a la formación del comité de servicio nacional. Otros líderes de la comunidad árabe que apoyan la postura de Zahalka afirmaron que el servicio nacional es el primer paso para la exterminación física de los árabes.

Y yo pregunto: ¿dónde está la lógica en este caso?, ¿cómo se les puede pedir a los jóvenes israelíes que sirvan y ayuden al bienestar del sector árabe mientras que los jóvenes árabes están exonerados debido a los requerimientos de los líderes? Mientras que los líderes de la comunidad árabe afirmaban con razón que había un aumento en la delincuencia, uso de drogas y violencia en sus comunidades, e incluso necesitan voluntarios del servicio nacional y más fondos, mientras que califican a los voluntarios de entre su propia gente como “traidores” o “leprosos”.

En otro post de un blog, un israelí reaccionó de la siguiente manera:

El gobierno israelí está tratando de aprobar una ley sobre el servicio nacional obligatorio para el sector árabe-israelí. Hubo protestas y algunas de ellas fueron muy aterradoras al leer sus comentarios y reclamos sobre esta ley: “esto llevará a la israelización de nuestros jóvenes”, reclama un miembro del parlamento árabe-israelí.

Disculpe pero ¿usted ya no es israelí?

¿O sólo lo es cuando se trata de aceptar sus estipendios nacionales, pensión del gobierno, seguro médico, servicio de agua y luz? Un comité se reunió hoy en Haifa para debatir el tema de la propuesta de esta nueva ley. Al leer los comentarios y reclamos que fueron planteados, me pregunto cómo terminaremos. Parece ser imposible eliminar esa brecha que hay entre estos dos sectores separados.

En el siguiente post del blog, un israelí-árabe describe cómo es ser un israelí habiendo nacido como un árabe cristiano:

Como israelí nacido árabe cristiano, mi identidad es compleja y confusa. A pesar que me siento completamente como un israelí, las voces del lado árabe reclaman que soy palestino. Nuestras raíces fueron conquistadas hace 60 años. Los israelíes no nos dejan realmente sentirnos como israelíes; ellos nos miran diferente. Realmente no sé qué es lo que somos. Si nos rebelamos contra este país, los judíos nos harán sentir vergüenza que nosotros, como isralíes, nos opongamos contra nuestro propio país. Pero por otro lado, si protegemos a Israel porque es la tierra donde vivimos, los palestinos nos llamarán traidores y reclamarán que nos hemos olvidado de nuestra propia gente, de nuestros orígenes. Sin embargo, la verdad es que a los palestinos no les gustan los israelíes-árabes. De hecho, nos odian y nos desprecian incluso más que a los judíos. Los judíos en este país odian a los árabes-israelíes porque son similares a los palestinos. Entonces, ¿a qué bando pertenecemos?

Escrito por Gilad Lotan.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.