Kenia: Estratega político norteamericano causa revuelo en la escena electoral de Kenia

Dick Morris, consultor norteamericano en temas políticos que trabajó en la reelección de Bill Clinton en 1996, causó revuelo en Kenia.

Llegó a Kenia y fue descubierto por un líder opositor, Raila Odinga, quien mantiene el primer lugar en las preferencias de las elecciones presidenciales de Kenia.

El blog Somewhere in Africa en un artículo titulado “Viejos zorros políticos no mueren“, anota que:

Tener a Morris trabajando pro bono (ad honorem) es una astuta manera de evitar obtener un permiso de trabajo en Kenia, que, tal como puedo decir por propia experiencia, es quizá ligeramente menos complicado y toma algo menos de tiempo que postular a la presidencia.

Y agrega que:

La campaña del candidato keniano a la presidencia, Raila Odinga, puede ser el mayor desafío político para Morris. Nunca se ha sabido de un jefe de estado que haya perdido una elección en África, a pesar de que Raila lidera la mayoría de las encuestas pre electorales.

En un post de alguna manera relacionado y casi simultáneo, Donde la mujer africana piensa, se lamenta del trato de las autoridades kenianas a un africano (de Senegal) y pregunta por qué es tan difícil para los africanos viajar y hacer negocios con otros países africanos.

El blog, A Nairobian's perspective, destaca los problemas tributarios de Morris y anota que el gobierno de Kenia aclaró que no era bienvenido en Kenia.

El presidente Mwai Kibaki no dejó de mencionar que Dick Morris había sido mal informado por la oposición y que él no sería de ninguna trascendencia en las eleccciones mientras que el portavoz del gobierno, Alfred Mutua, mencionó que Morris corría el riesgo de ser deportado porque había entrado al país con visa de turista y no tenía un permiso válido para trabajar como estratega político.

El debate sobre Morris toma un ángulo racial, colonial en el Kenya Stockholm Blog, donde Okoth Osewe traza un paralelo de la Embajada de Kenia en Estocolmo donde dice que ningún keniano ocupa puestos principales como traductor, asistente principal o jefe local del Consejo de Turismo de Kenia, trabajos que pueden ser llevados a cabo por kenianos.

Anota que:

Los kenianos en Estocolmo (son) alarmistas -saben muy bien que en la embajada keniana en Estocolmo, suecos blancos ocupan posiciones delicadas, no porque no haya kenianos que puedan asumir sus trabajos, sino porque el gobierno de Kibaki ha decidido retenerlos en la embajada luego de haber sido contratados por la antigua dictadura de Daniel arap Moi. Los detractores de Dick Morris jamás han levantado un dedo ante este personal blanco y extranjero de la embajada, que sigue pavoneándose por los pasadizos de la embajada como conquistadores neo coloniales que han llegado para quedarse.

Pero las discusiones más exhaustivas vinieron del foro Imagina Kenia, que planteó la pregunta ¿Acaso importa Dick Morris?, en un artículo que recalcaba:

Morris trabajará prácticamente para nadie. Su presencia en el partido como asesor muestra un deseo de inaugurar una campaña de trucos sucios o que hemos sido tomados desde fuera por fuerzas desconocidas.

Los comentarios al post incluian a;

Stephen Wanyama:

Raila está entrando en pánico, y eso solamente puede significar que es totalmente consciente de que se la acaba la suerte. Nadie en Estados Unidos hubiera hecho que él (Morris) trabaje en su campaña, ¿lo oyen?

MimiMzalendo:

Estoy indignado de ver comentarios con tintes racistas provenientes de élites que deben haberse beneficiado con estudios en el extranjero o están en un periodo sabático y que tienen la audacia de venir y jugar la carta racista/ukabila. El talento global, ya sea político-económico-tecnológico, etc. es siempre móvil.

Githush:

¿Creen que NARC vio apropiado confiar en los estrategas sudafricanos en las elecciones de 2002 y se preguntan si las ventajas de Morris como un consultor de medios, con afición hacia la publicidad negativa, funcionan en Kenia? Veremos.

Mzalendo Pia:

Por qué Dick Morris trabaja “ad honorem” in Kenia cuando no tiene tiene ningún interés es lo que cualquier keniano debiera preguntarse. Por qué seguimos pensando que los extranjeros saben más acerca de qué es mejor para nosotros o incluso, Dios no lo permita, básicamente en nuestro mejor interés.

Seline:

Y, por cierto, hay un segundo consultor no estoy seguro pero creo que es de Argentina, ¿por qué no estamos prestándole atención?

Serah:

Tanto Dick Morris como Dick Berg emanan del mismo eje, sicarios políticos y económicos; hay una tendencia entre los pueblos colonizados a sufrir complejos complejos de inferioridad.

MimiMzalendo:

Kibaki Camp, candidato a la presidencia, arremete contra los “servicios voluntarios” de un estratega político extranjero y se olvida completamente que en el 2002 él mismo contrató a un estratega en comunicaciones extranjero.

Ese hombre fue Marcus Courage y co dirigió los anuncios de campaña de Kibaki, formulación de políticas y comunicaciones.

Escrito por Bankele.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.