Egipto: Conferencia de Paz de Annapolis

Cuando la Conferencia de Paz de Annapolis comenzó, surgieron grandes esperanzas y todos estaban ansiosos por encontrarse en la mesa de la paz- Desde entonces, complicaciones y controversias han enlodado las aguas, y el presidente egipcio Hosni Mubarak ha estado al medio, tratando de volver las partes al orden. Muchos, sino la mayoría de los líderes árabes, originalmente se rehúsaron a participar luego que se hicieran públicos detalles contextuales. Los bloggers egipcios nos ayudan a entender por qué.

The Arab Observer

Cuando esos líderes se reúnen, no puedo evitar preguntarme ¿cuánto pueden hacer realmente? Hay una pregunta que golpea mi cabeza sin una verdadera respuesta: ¿Es de verdad asunto de decisión de un líder lograr o no la paz? y si lo es, y todo el mundo habla de eso, qué los contiene?

Lejos de juegos de poder y de política, esos líderes llevan la carga de una larga historia de conflicto cultural, religioso y racial, mientras a la vez, llevan una carga de un largo futuro que definiría la vida de dos razas a las que, aun cuando alcanzaran la paz en papeles, su historia no los dejaría mantenerla en sus corazones por un largo tiempo.

Ya hemos pasado por esto, hemos hecho esto, y mientras, me gustaría pensar que esta cumbre puede ser diferente. Con mensajes más claros de todas las partes de que están más dispuestos que nunca a lograr la paz, puedo darme el lujo de elevar mis esperanzas y rezar para que Al Quds (Jerusalén) se eleve de nuevo y elimine la guerra de los corazones de este mundo.

Muchas veces en el conflicto israelí-arabe, aparece un fuerte conflicto entre medios extranjeros y periódicos líderes. A veces ese contraste es tan drástico que causa que algunos intelectuales del Medio Oriente se rasquen la cabeza, como hace el Arabist en su más reciente artículo.

The Arabist

Al leer los editoriales del New York Times sobre Annapolis, lleno de elogios hacia los “moderados” y preocupado por quién da la mano a quién, me acuerdo de por qué casi no leo ya ese periódico. Ocasionalmente, los reportajes son buenos, tal como el muy agradable y largo artículo sobre radicalismo en el norte de Marruecos de hace algunos días, pero cuando se refiere a Israel simplemente se olvidan de ello. Esto se remienda por ejemplo con citas, de (actuales) oficiales norteamericanos, Martin Indyk, Dennis Ross y John Bolton. Sin importar en el jovial hamster y sus jefes.

Es justo decir que los árabes tienen poca o ninguna fe en Annapolis. La falta de fe deriva de la exclusión de temas principales, a saber el derecho del regreso, Jerusalén y los asentamientos. Zenobia explica su frustración.

Zenobia

En serio no sé por qué 16 países árabes van a ir a la reunión, primero los países principales en la reunión que tendrán intervenciones directas son: Israel y la Autoridad Palestina, que representa solamente la mitad de los territorios palestinos, puesto que la otra mitad está bajo el dominio de Hamas, estos países árabes acordaron plegarse a la iniciativa árabe de Arabia Saudita, propuesta en la Cumbre Árabe de Beirut 2002, la misma iniciativa rechazada totalmente por Israel así que no sé qué va a hacer el resto de países árabes salvo Siria, no tienen absolutamente ninguna injerencia ahí, en tanto los saudíes juren que no se darán la mano con los israelíes, al menos delante de las cámaras.

Entender Annapolis es suficientemente difícil. Hay muchas perspectivas conflictivas y pocos detalles disponibles en los medios de comunicación convencionales. Augustus tiene una conveniente crisis nerviosa.

Augustus

CUESTIONES DIFÍCILES
—————-
–Mucho se ha dicho durante largo tiempo sobre temas críticos como fronteras, refugiados y Jerusalén.

–Uno de los componentes verdaderamente cruciales que enfatiza estas cuestiones es cómo estos estados se relacionarán entre ellos en términos prácticos referidos a seguridad y temas económicos.

– Vamos a hacer todo lo que podamos para ayudar a las partes en tanto traten de llegar a un entendimiento en una amplia gama de temas cruciales que deben ser resueltos si se quiere que haya paz y un estado palestino.

No hay un resultado definitivo para la conferencia de paz, pero las conjeturas están ahí y la verdad es que algunas son muy parecidas a otras. Hasta la próxima vez.

Escrito por D B Shobrawy.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.