¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Rusia: “Nashi” en Moscú

La segunda semana luego de las elecciones en Rusia comenzaron con un intercambio de finuras entre el presidente Vladimir Putin y el jefe adjunto del gabinete del Primer Ministro Dmitry Medvedev: el lunes, Putin dijo que apoyaba a Medvedev para convertirse en presidente, y el martes, Medvedev dijo que apoyaba a Putin para convertirse en Primer Ministro.

Sin embargo, la primera semana tras las elecciones, estuvo marcada por la creciente presencia en Moscú de forasteros, miembros del movimiento juvenil pro Putin Nashi (“Nuestro”), y por la primera aparición pública de unos cuantos miembros de Mishki (“Oseznos”), el nuevo movimiento de niños pro Putin.

Lyndon de Fragmentos de Moscú escribió extensamente sobre Mishki y el impacto que han causado en la blogósfera rusa y los medios de comunicación.

La usuaria de LiveJournal odalizka escribió sobre su encuentro con un grupo de niños de Nashi en Moscú la semana pasada:

Como todos sabemos, los jóvenes Nashi, vestidos con impermeables rojos y blancos, con un retrato de [el presidente] y las palabras “Nuestra Victoria” en los impermebales, inundaron todo el centro [de Moscú], desde el lunes. Creí que iban a participar en los encuentros y mítines en grandes calles y plazas; pero en los últimos cuatro días, un pequeño grupo de gente joven con banderas ha estado pasando el tiempo cerca de nuestra oficina, en una pequeña calle del barrio de Chistyye Prudy.

El lluvioso lunes fue especialmente duro para ellos – se guarecían en nuestra entrada, que usamos como área de fumar y donde también hay un hotel con “cama para una hora” […]. Los chicos y chicas provocaban inmensa lástima y ganas de calentarlos, lavarlos y alimentarlos. Entonces resultó que la oficina del partido de [Eduard Limonov] queda cerca – y sí, este grupo había sido enviado aquí para vigilar esta precisa oficina [de Limonov] permanentemente. Para evitar [que la gente de Limonov] avanzara en un frente fuerte y unido y conserve nuestra victoria difícilmente conseguida.

[tres fotos]

Como pueden ver [en las fotos], están bloqueando el tráfico parándose a ambos lados del camino, haciendo como un arco con sus banderas sobre cada carro que pasa. En general, actúan como si fueran dueños de la ciudad. Victoriosos y ocupantes. Mi colega trató de manejar hoy cuando la luz verde se lo permitía -justo cuando un grupo de jóvenes con impermeables cruzaban la calle. Ella les tocó la bocina (porque el rojo era para ellos), y rodearon su carro y comenzaron a flamear las banderas a su alrededor. Abrió la ventana y les dijo: “Limpien el carro más minuciosamente, está realmente sucio”. Comenzaron a reírse y la dejaron en paz. […]

Sus ojos están vacíos. Los takiks que barren nuestro patrio trasero parecen estudiantes de la Sorbona en comparación. Sus insignias dicen algo como “Yekaerina Sidorova. Vladimir. Ideología”. Algunos son evidentemente los líderes – están vestidos con casacas rojas abrigadas con un retrato de ya saben quién. A las 5 en punto, se van. Huelga decir, las ventanas de los carros estacionados cerca de ahí están decorados con volantes de Nashi, famosos en toda [la blogósfera] ya, con asombrosas ilustraciones y texto [más en esta traducción, publicada en La Russophobe]. […]

Quiero decir, ¿entienden, verdad? Esta multitud tiene que ser a) traída a Moscú; b) alojada; c) vestida con uniformes; d) provista de [volantes, banderas, etc.]; e) alimentada; f) pagada, obviamente. En cambio, caramba, debieran haberlos puesto en clases escolares y educado – invirtiendo así en el futuro de nuestra grandiosa patria.

[…] Es insoportable comprobar por uno mismo de qué clase de personas depende el régimen actual.

Escrito por Veronica Khokhlova.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.