¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Brasil: “Haití está aquí, Haití no está aquí”

Haití se ha convertido en un tema regularmente comentado en la blogósfera brasilera. La conexión especial entre Brasil y Haití fue iniciada en 2004, cuando las tropas brasileras comenzaron a participar en MINUSTAH –la Misión Estabilizadora de las Naciones Unidas en Haití. Hace unas semanas las Naciones Unidas decidieron extender su presencia en el país un año más y el debate entre bloggers acerca de la contribución brasilera al pueblo haitiano ha desarrollado fuertes tonos políticos:

El documento oficial estableció que la Resolución aprobada por el Secretario General de las Naciones Unidas, el surcoreano Ban Ki-moon, está basada en la “estabilización del país”, que ha mejorado “pero aún es frágil y continúa siendo amenazada por el tráfico internacional de drogas y armamento“. También dice que la situación en Haití es una “amenaza para la paz global y para la seguridad de la región“. Debería intentar convencer de eso a su madre, allá en Corea. ¿Amenaza? ¡¡¡¿¿Haití??!!! Le sugiero que visite el sitio web de Conlutas “Solidaridad con el Pueblo Haitiano“, ya que han estado allí recientemente. También hablamos del tema aquí. La cruda verdad es que grandes grupos globales de negocios han descubierto que es mucho más barato mantener a los esclavos en su propio país. Esto reduce significativamente los costos de flotillas de naves de esclavos, viajes, raciones, cadenas, etc.
Capangas permanece un año más en HaitíSítio Paineira Velha

“Las tropas brasileras, junto con otras, juegan el papel de impedir la autodeterminación haitiana, lo que ha sucedido sistemáticamente a través de la historia de este pueblo luchador”, dijo Toninho [Sr. Antonio Donizete Ferreira, director de la Unión Metalúrgica]. ”Las tropas superan a la población y a la organización de trabajadores y, en muchos casos, violan los derechos humanos. Además, la presencia de la milicia extranjera perpetua un proyecto de explotación para aquellos que intentan convertir a Haití en una tierra de trabajo semi-esclavizante, que garantizará los ingresos de las naciones capitalistas y poderosas”, agregó Toninho.
Debate en San José discute la situación de Haití bajo la ocupación de tropas brasileras
Solidaridad con el pueblo haitiano – COBERTURA

Aparte de la exigencia habitual para el fin de la ‘ocupación’ haitiana, los blogs brasileros están desenterrando información que habla acerca del genuino agradecimiento de los haitianos por las acciones de las fuerzas de paz desde que René Preval tomó el despacho. El Coronel Cunha Matos, líder del Sector en Comunicaciones del Ejército brasilero y quien sirvió un año en MINUSTAH, ha sido citado en muchos blogs y  no sólo por su frase pegajosa: “Río es peor que Haití“:

De acuerdo a Cunha Mattos la presencia brasilera en Puerto Príncipe, la capital haitiana, es apoyada por casi el 80% de la población local. Él explica que esta es la cuarta misión en Haití y la única que “va bien”. El modelo de mantenimiento de la paz usado por los brasileros “no está contenido en ningún manual, es sólo el estilo brasilero”. El coronel explica que los brasileros tienen una habilidad en las comunicaciones que cautiva a la población. De acuerdo a él, hay una identificación cultural entre el estilo brasilero y los haitianos. El Ejército se ha aliado con líderes de la comunidad para lograr unir a los residentes… el coronel dice que el apoyo de la gente local fue esencial para devolver la paz. “Hablaríamos de la conciencia comunitaria para traer la vida a la normalidad, plantamos vínculos con la gente y asociaciones con las organizaciones humanitarias, como es el caso de ‘Médicos Sin Fronteras'”.
Haití y Río de Janeiro, desde el punto de vista del CoronelCiranda Internacional de Información Independiente

Río es peor que Haití” es lo que el Coronel de Artillería Cunha Mattos declaró… ya que él compara la escala de los conflictos armados en ambos lugares. El tráfico de drogas y armamento y la geografía son, de acuerdo a Mattos, las tres dimensiones básicas de diferencia… La estructura comercial del contrabando en Río está controlada por el poderoso armamento en manos de las pandillas traficantes. El coronel acentúa el hecho que ellos poseen armas que ni el Ejército tiene. En Haití, las armas incautadas eran viejas y con menos poder de alcance. Aparte de la disparidad bélica, la ubicación ocupada de los traficantes ‘carioca’ de drogas dificulta que la policía intervenga. Como están en la cima de los cerros, ellos mantienen lo que el coronel llama la “comandancia”. Es mucho más difícil para la policía subir bajo una lluvia de balas. “En Haití, entre las tropas y el enemigo había una línea. Todo era plano”.
Coronel que participó en la misión de paz en Haití, considera que el conflicto armado es peor en RíoConsciência.net

Intentando entender las actuales circunstancias políticas y sociales en Haití, la blogósfera brasilera ha recogido algunos elementos históricos tomados de artículos de algunos conocidos intelectuales. También hay un interesante reporte multimedia de la Agencia Brasil que puede ser visto al pulsar la imagen al lado (versión en inglés disponible):

1804 – El Vórtice de la Historia. Luego de 14 años de guerra el pueblo de Haití venció al ejército más grande y poderoso del planeta, imponiendo sobre Napoleón Bonaparte su tercer revés militar y también la primera derrota político-militar. (No hay mención de la derrota por parte del pueblo de Haití en ninguna de las biografías de Nepoleón; y además, ningún libro de historia en Brasil menciona el derrocamiento de los ejércitos napoleónicos por el Haití negro). La Victoria de la Alianza fue una victoria de esfuerzo multinacional. En una guerra se involucran tantas naciones, de uno u otro lado. Cada victoria, en una guerra, es el producto de una alianza entre un grupo de naciones. Asimismo, la victoria de Haití está llena de alianzas: El interés en el azúcar de Haití y sus tierras fértiles atraerían, de un momento a otro, a España, Inglaterra y los Estados Unidos, quienes jugaron un rol importante facilitando armamento.
Haití, el Vórtice la Historia – 1804/1808Overmundo

Para lograr eliminar cualquier rastro de la participación estadounidense en la sangrienta dictadura del General Cedrás, los marines regresaron a su país llevándose con ellos 160 mil páginas de archivos secretos. Aristide volvió a ser apresado. Su sucesor, René Préval, obtuvo casi el 90% de los votos en las últimas elecciones, pero cualquier gerente de cuarto nivel del Fondo Monetario Internacional o del Banco Mundial tiene más poder en el país que su propio presidente. El veto es más poderoso que el voto. Vetos a las reformas: cada vez que Préval, o cualquiera de sus ministros, pide préstamos internacionales para dar comida a los hambrientos o letras a los iletrados o tierras a los campesinos, no recibe respuesta. O, a lo sumo, recibe una respuesta en forma de orden: “Recapitule la lección”. En el momento que el gobierno haitiano niega reconocer que necesita deshacerse de los pocos servicios públicos –las últimas cobijas miserables a uno de los pueblos más abandonados del mundo- los ‘profesores’ están listos para reprobarlo en el examen.
Eduardo Galeano en El crimen imperdonable a la dignidadBlog de Bourdokan

No importa que diagnóstico hayan hecho de la historia reciente de Haití, es cierto que después de la catástrofe dictatorial de Duvalier, la falla del gobierno de Aristide es el desastre más reciente que nos ayuda a entender la seria situación del país. Él tuvo las mejores intenciones de comenzar la reconstrucción democrática del país, a través de su liderato popular sirvió de predicador de la Teología de Liberación (desde la oposición democrática) y encajó con el apoyo internacional… Aristide siguió perdiendo el control del país y las protestas populares aumentaron. Durante la segunda mitad del 2003, hubo un uso continuo de grupos armados apoyados por él. La falta de recursos externos llevó al país a un acelerado proceso de desintegración, sin servicios públicos ni fuerzas de seguridad y con grupos de ex militares armados cruzando la frontera para atacar al gobierno. Fue en este contexto previo a la guerra civil que los Estados Unidos y Francia reclamaron para ellos el derecho a intervenir, derrocando al gobierno de Aristide. Luego vino el reemplazo de sus tropas por tropas latinoamericanas de Brasil, Argentina, Uruguay y Chile, alegando que los gobiernos de la región lo preferirían así. En ese punto comienza el período contemporáneo de la historia de Haiti, con un presidente electo, René Préval, grandes dificultades económicas y sociales, inestabilidad institucional y la presencia de tropas extranjeras.
Emir Sader en Los Problemas y Desastres Históricos de HaitíPágina UM 

La última cita es parte de un artículo de un conocido pensador brasilero izquierdista y ha causado fuertes reacciones. Sader es criticado al ofrecer una “disculpa por las tropas de ocupación”:

A juzgar por los hechos, parece que la estrategia militar y política de los países invasores luego del golpe, dentro y fuera de Haití, fue la siguiente: Aristide sería considerado el enemigo más temido, como el único político en Haití que puede, por su apoyo popular, representar una amenaza para el control del país. En Haití, las tácticas empleadas para combatirlo parecen haber sido la pura y dura represión policial y militar contra sus seguidores. Fuera del país, todo parece indicar que el esquema de propaganda escogido busca justificar la invasión como la opción menos dañina, que tuvo que ser adoptada para enfrentar una situación de ingobernabilidad y caos causada por Aristide. Este es el mensaje que quieren difundir… Finalmente, debería ser investigado si las mismas tácticas habrían funcionado en el golpe sucedido en otro gobierno de Latinoamérica. Es difícil imaginar a alguien como Sader refiriéndose al golpe contra Chávez, por ejemplo, en los términos que usa aquí, sin perder toda su credibilidad como un intelectual de izquierda. Pero Haití, aparentemente, es diferente, sobre bases de las que sólo puedo especular.
Sader y la responsabilidad de AristideLaHaine.org

Más allá de las predecibles polaridades derecha-izquierda e izquierda-izquierda, algunos blogs buscan nuevas alternativas y un ejemplo de esto es la alta utilización del término “Haití está aquí” (‘Haiti é aqui’) en posts recientes. La situación puede haber sido impulsada por el coro de una canción (”Haití está aquí, Haití no está aquí”) de Caetano Veloso y el Ministro de Cultura Gilberto Gil, pero también puede indicar un patrón subyacente de identificación cultural.

Los brasileros también luchan por enfrentar su pobreza y sufrimiento en algunos sectores de la economía, pero años recientes han mostrado el crecimiento continuo de un sentido especial de dignidad originado por nuevas definiciones no materiales de riqueza, en términos culturales. ¿Podría ser que los brasileros están impartiendo su sentido especial del valor de los tesoros culturales a sus hermanos y hermanas caribeños?

Haití está aquí, Haití no está aquí
Caetano Veloso & Gilberto Gil

…pero los prisioneros son casi todos negros
o casi negros, o casi blancos
casi negros y tan pobres
y los pobres son fatales, y todos saben
cómo son tratados los negros
y cuando vas de vacaciones al Caribe
y cuando j… sin un preservativo,
y participas inteligentemente
en el bloqueo a Cuba
Piensa en Haití, reza por Haití
Haití está aquí, Haití no está aquí.

El año pasado, cuatro representantes alemanes visitaron Haití. Estaban profundamente preocupados y abismados por tanta miseria. El embajador alemán en Puerto Príncipe les explicó el problema: “Hay mucha gente en este país”, dijo. “La mujer haitiana siempre está lista para el sexo y el hombre haitiano siempre está disponible”, y rió. Los representantes permanecieron en silencio. Esa misma noche, uno de ellos, Winfried Wolf, fue a revisar los números y descubrió que Haití, junto con El Salvador, es el país más poblado de América… tan poblado como Alemania, ya que tienen el mismo número de habitantes por kilómetro cuadrado. Durante los días que pasó en Haití, el representante estuvo impresionado no sólo por la miseria. También se maravilló con la belleza de sus pinturas populares. Y finalmente llegó a la conclusión que Haití está sobrepoblada… de [extraordinarios] artistas.
Eduardo Galeano en El crimen imperdonable a la dignidadBlog de Bourdokan

Escrito por Jose Murilo Junior.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.