¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Blogger haitiana escribe sobre el próximo presidente norteamericano

Pascale, una haitiana que vive en Abu Dhabi y que bloguea en Natifnatal, escribe sobre las elecciones presidenciales norteamericanas desde una perspectiva del “Tercer Mundo”. Dado el impacto de Estados Unidos, el resultado de estas elecciones no solamente le interesa a los votantes en Estados Unidos, sino a la gente alrededor del mundo.

Y, ciertamente, mientras Estados Unidos necesita esperanza, escribe, las promesas de campaña tienen una manera de desvanecerse ni bien terminada la contienda. ¿Pueden políticos como Barack Obama o Hillary Clinton ayudar a EEUU a escribir un nuevo capítulo?

Hasta ahora, no he prestado más que una vaga atención a las justas electorales norteamericanas. Mis prioridades han monopolizado cada minuto de mi tiempo, y he encontrado que las mismas promesas regresan como un mal refrán a adornar los discursos de demócratas y republicanos – promesas que impresionan pero que, en general, tienen una vida bastante corta una vez que el nuevo presidente está investido en sus funciones.

Soy escéptica por muchas razones. Vengo del tercer mundo y hay toda una panoplia de advertencias que rigen las reservas del ciudadano haitiano promedio en vísperas de toda elección – advertencias del tipo «el hombre cerca del poder no es el hombre en el poder», «la palabra le ha sido concedida al hombre para disfrazar su pensamiento», «lean mis labios», etc. Pero en tanto que tercer mundista, siempre he pensado que existen pocas diferencias entre los políticos norteamericanos, que todos sus esfuerzos a separar de un lado a los demócratas y de otro a los republicanos son intentos superficiales de camuflar los verdaderos problemas que están comiéndose a los Estados Unidos, y de paso al mundo…

Pascale está particularmente preocupada acerca del deseo de los norteamericanos de ser un ejemplo, a menudo a través de la fuerza, de ideales que no han podido dominar en casa.

… Estados Unidos ha tratado de convertirse en abogado de derechos del individuo y de preconizar igualdad para todos, [pero] asuntos de discriminación y de desigualdad permanecen intactas. Nunca me he sentido más segregada que en EEUU. En casa en Haití, la música, el arte y la ciencia del mundo son accesibles para todos. Es bastante normal que un(a) joven haitiano(a) sea un(a) apasionado(a) de Céline Dion, de Bocelli, de Monet o del genoma humano; que él o ella discuta íntegramente la Iliada, la Odisea y el surrealismo; que él o ella analice a David Copperfield mientras fantasea con Beyoncé y Brad Pitt. Lo que aprendí es que en EEUU tu eres considerado(a) «un negro sin gusto blanco», que hay un cine para blancos y otro para negros, una música para blancos y otra para negros, etc…

En mi opinión, Estados Unidos es una sociedad que debe inclinarse a sus propias desventuras antes que hacer de militares del mundo. Con la clase media que está adquiriendo poder, las familias con deudas hasta el cuello, con visiones alteradas e irreales de la noción del límite que todo hombre sensato supuestamente debe tener para destinar bien sus recursos, con la crisis inmobiliaria, los mercados bursátiles desmoronándose bajo el peso de las señales previas de una recesión, el alza de los precios de los productos de primera necesidad y el espectro del terrorismo apareciendo diariamente como una espada de Damocles, el próximo presidente tendrá mucho pan por rebanar.

Aún así, Pasacale reconoce que hay algo diferente en esta elección, algo sin precedentes:

Es innegable que Hillary Clinton y Barack Obama quieren remover el status quo. Una mujer y un negro llevados por el mismo sueño de presidir la nación más poderosa del mundo. Frente a la derrota en New Hampshire, un carismático Obama corea tres pequeñas palabras que galvanizan — «si, nosotros podemos»—, en tanto que una Hillary Clinton triunfante proclama que el hombre medio no será invisible para ella. Un Estados Unidos aún por reedificar todavía quiere creer que el cambio es posible.

1 Comentario

  • […] Global Voices en Español wrote an interesting post today on Blogger haitiana escribe sobre el próximo presidente norteamericanoHere’s a quick excerpt … s palabras que galvanizan — «si, nosotros podemos»—, en tanto que una Hillary Clinton triunfante proclama que el hombre medio no será invisible para ella….¿Pueden políticos como Barack Obama o Hillary Clinton ayudar a EEUU a escribir un nuevo capít ulo?…Es innegable que Hillary Clinton y Barack Obama quieren remover el status quo…. […]

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.