¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Protestas de los trabajadores públicos egipcios

Miembros de la Autoridad de Impuesto Inmobiliario y miles de recaudadores egipcios de impuestos se reunieron en el Cairo el pasado mes de diciembre para protestar por sus salarios y para exigir sus traslados de posiciones al Ministerio de Finanzas.

Baheyya dice más:

Al igual que la segunda huelga de Mahalla en Ramadán, cientos de trabajadoras públicas están afuera también, afrontando la fría brisa de invierno y destrozando desgastados estereotipos; acampan día y noche junto a sus colegas hombres. ¿Qué declaran las feministas, las hacedoras del “poder femenino” y las señoritas que almuerzan acerca de esto? Oh verdad, a nadie le importa lo que piensen.

También está afuera el infatigable Kamal Abu Eita, extraordinario ciudadano activista. Así como Kamal Khalil, Abu Eita es una fija en casi todas las protestas de calle en Egipto en los últimos 10 años. Pero él sí tiene un trabajo diario y de hecho es un recaudador de impuestos para la Autoridad de Impuesto Inmobiliario, así que esta protesta está muy cerca de casa. Abu Eita es un tesoro ambulante de información y visión acerca de las protestas públicas más inusuales y significativas.

Las protestas se han vuelto muy populares en Egipto, a medida que las frustraciones crecen y se multiplican alrededor de cualquier problema. Los medios internacionales lo han notado y reportan acerca de estas protestas de trabajadores públicos.

M&C Business News:

Los trabajadores protestaron de forma similar en Octubre pasado. De acuerdo a los trabajadores, todos ellos miembros del Departamento del Impuesto a la Propiedad, sus contrapartes en los departamentos dirigidos por el Ministerio de Finanzas reciben mejores beneficios, algo que ellos consideran ‘injusto’.

Los manifestantes se movilizaron hasta el gabinete, organizando marchas que partieron desde sus sedes, exigiendo que las discrepancias en los salarios sean eliminadas y pidiendo bonos ‘en compensación por los años de arduo trabajo’ donde sus derechos fueron abusados, de acuerdo a los diarios locales, quienes desarrollaron una actividad previa a la movilización.

En Arish, 380 kilómetros al noreste del Cairo, los recaudadores declararon a la Deutsche Presse-Agentur (DPA) que el personal de seguridad estatal ha recibido la orden de no ir a huelga o unirse a los colegas en el Cairo.

Sin embargo, una fuente del departamento de impuestos, quién requirió de anonimato, dijo que un grupo de empleados ya habían viajado a la capital egipcia para unirse a las manifestaciones más importantes, a pesar de la prohibición.

En el pasado, funcionarios gubernamentales han intentado desmerecer las protestas al sostener que fueron organizadas por la Hermandad Musulmana, pero los organizadores han respondido prontamente a esas acusaciones.

Zeinobia:

Irónicamente, vi a algunos representantes declarando en Dream TV 2 hace un par de días, uno de ellos dijo que no era una huelga organizada por la Hermandad Musulmana, antes que alguien lo dijera, ¡¡ya que la mayoría de los empleados eran cristianos!! “Verán, en las huelgas previas, el gobierno y sus medios oficiales ¡¡culparon y acusaron a la HM a estar detrás de todo para desestabilizar al país!!”

En cuanto a las protestas, las realizadas en la Universidad del Cairo, ahora son los mismos profesores, a quienes no les gusta la seguridad y la intervención gubernamental por el hecho que varios profesores universitarios estén arrestados, sean de la HM o activistas como la Dra. Laila Swaif.

Además del bajo salario, los recaudadores enfrentan multas por cuotas perdidas, lo que rebaja el pago aún más, a pesar que ya enfrentan comprensibles dificultades en la recaudación.

Earth Times:

A veces, reducen hasta 50% de los beneficios de nuestros esfuerzos porque no llegamos a la cuota de recaudación deseada”, dijo Rashed a la Deutsche Presse-Agentur (DPA).

Los recaudadores usualmente enfrentan dificultades durante los cobros.

“Algunos se rehúsan a pagar y los seguimos. Pero a veces, fallamos al recaudar. ¿Qué hacemos entonces? ¿Disparar a los ciudadanos (que se rehúsan a pagar)?” Gritó Rashed al máximo de su voz.

“Yo trabajo en el área rural, recaudando los impuestos de los granjeros y enfrentamos muchos peligros también. A veces somos golpeados y a veces hasta nos disparan cuando perseguimos a los granjeros para el pago”, agregó un recaudador de la provincia de Monofiyah.

Al final se resolverá de una u otra forma, probablemente no como esperan los manifestantes, pero algo tiene que ceder. Hasta la próxima.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.