¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

China: Tumulto dentro y fuera de la universidad

Un conflicto

Era el 4 de enero. En la Universidad de Ciencia Política y Derecho de China, en Pekín, en la Sala de Conferencias 8, se llevaba a cabo la última clase de “Eco-Economía y población china”, un curso electivo del profesor Yang Fan, un famoso especialista en economía. Pero hoy, cuando cuando levantó la vista de una pila de tesis del último ciclo que acababan de entregarle, encontró el salón anormalmente desocupado. Pronto se dio cuenta de que muchos estudiantes habían faltado a clase, lo que no le pareció extraño. Pero tantas ausencias lo irritaron y lo llevaron a llamar asistencia, y a anunciar que desaprobaría a todos los ausentes. Después cerró la puerta con llave.

Yang es un profesor con personalidad, que tiene el sobrenombre “Gran Pistola Yang”.

Algunos minutos después, unos 30 estudiantes que recibieron mensajes de sus compañeros, corrieron hacia el salón pero se quedaron afuera. Le rogaron a Yang que los dejara entrar pero no recibieron respuesta. En ese momento, un muchacho pateó la puerta, pero cuando Yang furiosamente salió para encontrar al que había dado la patada, ya se había alejado asustado.

Indignado, el profesor Yang regresó a la tribuna. En una mezcla de rabia y tristeza, no pudo aguantarse y empezó un discurso crítico.

“¿Puede acaso esa clase de estudiante llamarse estudiante? Absolutamente sin sentido moral. ¡Tiene que haber perdido su tiempo en una universidad de derecho! ¡Ningún sentido de la disciplina! ¿Entregar su trabajo para luego escabullirse? ¡Qué truco van a hacerme! ¿Ustedes engañan a los profesores y por eso son inteligentes? ¿Y qué hay sobre engañar a sus padres después? ¡Qué tipo vulgar! ¿Y qué hay sobre engañar al esposo o la esposa? No veo ninguna diferencia. ¡No crean que van a poder arreglárselas así! Yo les digo — ¡no pueden!…”

Fue una crítica que duró más de 10 minutos. Según el video clip y los testigos, Yang descargó su furia por la mala conducta de sus alumnos. Pero esto recién había empezado.

Justo en el momento en que Yang resondraba, una chica se paró y caminó hacia la puerta. El profesor Yang la detuvo inmediatamente, y le informó: “Todavía no he terminado. ¿A dónde va?!

“¿No cree que su discurso es aburrido?”, protestó la chica.

“¡Es usted la aburrida!” reprochó Yang iracundo, ¿cuál es su nombre?”

“¡Yo no tomo su curso!” la muchacha dijo sin transigir, lo que irritó aún más a Yang.

“¡Váyase a la m***, váyase a la m***! gritó Yang. La chica con toda naturaleza respondió: “¿Por qué a la m***? ¿No puedo simplemente irme?”

La disputa se iba de control. Yang se volvió a los alumnos y les pidió que “revelaran” el nombre, dado que la chica mantuvo la boca cerrada. Sin embargo, no obtuvo respuesta. Mientras la chica se arriesgaba y no dejaba pasar la oportunidad de salir del aula, Yang la agarró del brazo y la arrastró hacia adentro, mientras llamaba a los guardias. No hubo una pelea física en el recorrido y rápidamente los guardias se llevaron a la muchacha y la encerraron en un cuarto. Más tarde fue entregada a la policía y recién a la medianoche fue liberada.

El incidente fue rápidamente informado en el foro web de la universidad. Oleadas de indignación fueron dirigidas hacia el catedrático y la gente la emprendió contra la grosería de Yang y el atropello hacia los derechos de los estudiantes. Los que apoyaron a Yang o criticaron a los indisciplinados estudiantes fueron pronto desechados. Yang trató de publicar los nombres de los faltones en el sitio web pero el post fue bloqueado.

El incidente se actualiza. El 6 de enero, el diario Beijing Youth cubrió la historia, y Yang, que perdió toda su fortaleza en el sitio web de la universidad, declaró en el diario que tenía mala suerte de ser asediado por ser un catedrático responsable.

Declaró, “No tengo nada que lamentar. ¡Lo que me disgusta más es que es a los alumnos a quienes hay que culpar!” Se quejó de que los estudiantes son difíciles de controlar y dio por sentado las ausencias y el romper las reglas.

Comentó durante la entrevista (idea principal):

He ahí la “dignidad” de los profesores hoy en día. La moralidad ha sido grandemente desafiada y los profesores tienen miedo de educar a los estudiantes por lo que puede ofenderlos. Ganarse el crédito lo más rápidamente posible ha sido el objetivo principal de muchos estudiantes.

Concluyó que la educación superior china fue la peor parte del desarrollo desde la reforma económica china (1978).

Su opinión pronto ganó reproches en la red de la universidad. Los estudiantes dijeron que él confiaba en el poderoso medio (periódico) para hacer propaganda de su idea contra el débil medio (red).

Un estudiante llamado Hanfengheyu contradijo a Yang Fan punto por punto.

El mismo Yang Fan llegó tarde a clase ese día. Además, había una tradición, admitida por Yang, que los estudiantes pueden irse tras entregar su trabajo por ser la última clase. Lo que Yang hizo fue ventilar su rabia personal e ignoró las reglas de clase, y reprendió a sus alumnos como un educador por más de 20 minutos. Durante la reyerta, Yang dejó a un lado el respeto a sí mismo, y maltrató y amenazó a la estudiante.

Una renuncia

El asunto se tornó aún más complicado cuando Xiao Han, colega de Yang, profesor asociado de la Facultad de Derecho en la universidad, publicó su censura de Yang en su blog.

Creo que fue el catedrático quien comenzó al enojar a la chica. Usó tres veces “vete a la m***”. Un lenguaje tan vulgar no solamente insulta la personalidad de la estudiante, sino el principio de un profesor. … Sin duda, los estudiantes deben respetar a los profesores, pero un profesor primero debe hacer cosas que le hagan merecedor del respeto. Un profesor que reprende a sus alumnos por capricho y rabia ya se ha eximido del respeto.

…. Los faltones no fueron la razón de la explosión. ¿Es una universidad sin faltones una universidad? Si un catedrático debe amenazar a sus alumnos con reprobarlos para arrinconarlos a asistir a su clase, ¿puede calificar para ser respetado? Las aulas no son prisiones. Hasta en las iglesias las personas pueden salir durante el sermón. ¿Por qué no puede ser así en una clase?

… En el sentido de nuestro sistema, la educación china desde el kindergarten hasta la universidad y graduarse son inexistentes. Fue simplemente un método de criar cerdos.

Xiao, además, citó varios hechos contra Yang.

1. Yang acostumbraba comercializar sus libros y discos con los estudiantes, alegando que el dinero obtenido era para su hijo que estudia en el extranjero.

2. El mismo Yang llegaba seguido tarde a clases, y faltó unas cuantas veces.

El post de Xiao Han empezó una nueva ola de discusión. Para entonces, el incidente ya había trascendido la universidad a través del blog público de Xiao. Sin embargo, lo que pudo haber estado fuera de la predicción de Xiao fue que su comentario recibió tanto apoyo como críticas, que condenaban que Xiao había golpeado a una persona. Algunos cibernautas comentaron que Xiao trató de ganar rédito político haciendo un montaje. Y se adivinó que había atacado sorpresivamente a Yang con efecto devastador debido al antiguo rencor sobre desacuerdos académicos, cuando Xiao fue reconocido como especialista liberal (liberalismo clásico, quiero decir), en tanto que Yang más o menos representaba el ala izquierda (maoísmo, socialismo). Xiao reaccionó a las opiniones con una decisión asombrosa el 11: renuncia a la universidad, por “traer influencia negativa a la universidad”.

Una discusión púbilca y fuerzas opuestas

Su acción impulsó el asunto. Pasó a ser un tema público, y el primer objetivo estuvo en si el comportamiento del catedrático fue arrogante o si los estudiantes habían actuado muy ofensivamente. El campo de batalla se esparció hacia multitudinarios foros en la red como Mop.com, Tianya.cn, y miles de blogs, incluyendo los de los dos héroes, Yang y Xiao.

Los comentarios de abajo son citados de sus blogs.

Yang fue locuaz al hablar de moralidad en la tribuna, pero después de eso, violentamente agarró el brazo de una chica. ¿Qué es eso? Esa chica no era para nada un matón, ¿y merecía tal explosión? Antes de extender su mano, profesor Yang, ¿se dio cuenta de que su acción física era un insulto contra la dignidad de la persona y un comportamiento inmoral?

Sin embargo, otro comentó:

Profesor Yang, ¡yo lo apoyo! Del video clip no vi nada más que a usted enseñando a los estudantes cómo ser buenas personas. No sé por qué había siempre alguien diciendo que usted maltrató, incluidos sus colegas (ignorantes y descarados colegas). Tal vez tengan fines no dichos. Yo los vi a ellos maltratándolo en sus blogs, alumnos resondrándolo en el foro. No estoy muy seguro de que sea el estilo de la universidad.

Pero un lector pronto refutó:

Obligar a los estudiantes a asistir a clase tomando la asistencia fue, en sí mismo, una violación al libre albedrío… Los estudiantes universitarios han sido adultos. Además, la universidad debió ser un lugar de libertad de estudiar, antes que la educación de prepararse para el examen de los colegios de secundaria. Finalmente, si un catedrático tiene que forzar a los alumnos tomando la asistencia, eso simplemente indica su incapacidad en enseñar.

Lo que me impactó fue la descortesía y la ignorancia del catedrático. Un catedrático de perfil alto tuvo que cerrar la puerta con llave, por medio de un método tan fascista, para resistir a los faltones.

Siguió una idea opuesta:

Soy una profesora de secundaria y estoy del lado de Yang. A pesar que las palabras sucias puedan ser, de alguna manera, exageradas, creo que los hombres jóvenes de ahora necesitan más educación. A veces estoy dispuesta a emprenderla contra ellos también. Me acordé de cuando mis alumnos estaban en entrenamiento militar, no dejaban que palabra sucias salieran de sus lenguas. Creo que los chicos de ahora solamente son llamativos. Actualmente, la educación se está haciendo más dura. Debido a la política de control de la natalidad, la educación familiar por lo general no cubre las expectativas. Los profesores sufren por tanto malentendido. ¡Estoy contigo, Yang Fan!

Un cibernauta contradijo la idea de Xiao de que los profesores debieran ser juzgados por popularidad:

¿Un profesor preferido por pocos estudiantes no es un buen profesor? Está bien, ¿pero qué hay con Hegel? ¿Y su profesor Kant? Tenía pocos estudiantes para elegir sus cursos. Una vez, había solamente un estudiante en la clase de Kant. Pero eso no lastimó nada de su bien conocida importancia. ¿Y dónde están ahora aquellos que eran populares entre los estudiantes? Según los estúpidos alumnos de la universidad, los profesores de ciencias no tendrían nada mejor que los profesores de arte, ya que debe haber menos alumnos en sus clases.

¿Un problema político?
Gradualmente, el incidente tuvo un toque de batalla política debido a la renuncia del profesor Xiao. El retiro se interpretó como hecho para ganar compasión. En tanto algunos pensaron también que Yang trató de recurrir al poder nacional para asaltar a su oponente, dado que publicó la despedida de Xiao referida al acontecimiento político de 1989 en su blog para atraer la preocupación de la autoridad. Si faltar a clases era opción de los alumnos también provocó un debate entre los liberales y los partidarios del ala izquierda.

Los partidarios de Xiao Han declararon que los estudiantes tienen el derecho de votar. Tienen el derecho de dejar una clase para luchar contra los catedráticos más poderosos y antiguos. En tanto, muchos lo consideraron ridículo. Un cibernauta dijo:

La cosa más increíble que he escuchado al respecto es que “faltar a clases es el símbolo de la libertad”. Pensé que este patrón de oraciones había desaparecido hacía tiempo… Qué lástima que sea el renacimiento del patrón antes que del contenido dada su lógica retorcida. Xiao enseña la constitución en la universidad, pero instigó a sus alumnos a ignorar las disciplinas básicas desafiando la ley. ¿Quién puede decir a dónde se fueron sus teorías constitucionales?

Es probable que la controversia siga. Fue un hecho inusual que las voces fueran tan dispares que un grito por la libertad pudiera ser seguido de una queja por la pérdida de las reglas. Puede reflejar el dilema que las universidades de China enfrentan hoy. De un lado, lo extenso del cuerpo estudiantil redujo la calidad de la educación y el cambio radical de la sociedad revolvió la universidad, de otro lado las reglas necesarias para restaurar la fe de los estudiantes en educación superior fueron menospreciadas por el ambiente educativo insatisfactorio y las continuas noticias negativas sobre las universidades. Cuando los actores principales salen de escena, el círculo vicioso podría haber comenzado.

*La foto es de Southern Metropolis Daily

1 Comentario

  • Ariam

    Me parece totalmente irracional este desastre que sucedio en una universidad, es ilogico el comportamiento del docente, ante cualquier situacion que se escape de las manos, un docente no debe perder su perfil como tal, por mas desagradables que sean, se debe ser capaz de enfrentar con respeto, y cabalidad ante el hecho inusitado.
    Me parece una descortesia de parte de la persona que dice llamarse catedrático tomar del brazo a una dama y obligarla a escuchar parte de un discurso que lejos de ser instructivo solo se refirió a recriminar algo que el mismo se ha ganado.
    Yo no digo que uno sea monedita de oro para caerle bien a todo el mundo, pero se debe cumplir con el trabajo asignado que no es otro sino el de instruir a quienen quieren ser instruidos.
    Aquellos que no quieran entrar a clase, sabran por que lo hacen y verán que ellos mismos obtendrán lo que se merecen. (LO MEJOR ES LO QUE PASA).
    Comentario dado por una Docente de Música de Venezuela.Con 26 años de Servicio en el Ministerio de Educación.

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.