- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Afganistán: Pena de Muerte por Distribuir un Artículo de Blog

Categorías: Asia Central y Cáucaso, Afganistán, Activismo digital, Derechos humanos, Libertad de expresión, Religión, Popular Post, First Post!, One month, Two Posts, Three months, Six months, One year, Two years

El blog de La Asociación Afgana [1] (Afghan Penlog), una comunidad establecida por un grupo de blogueros activistas afganos, ha expresado su profunda preocupación por el joven periodista Sayed Parwiz Kambakhsh el cual fue condenado a muerte por un tribunal local.

Es reportero para el semanario Jahan-e Naw (Nuevo Mundo) y estudiante de periodismo en la Universidad Balkh.

Según Afghan Penlog y medios de comunicación internacionales, Parwez Kambakhsh fue detenido por las autoridades el 27 de octubre del 2007 por descargarse y distribuir a amigos un artículo que encontró en un blog iraní [2]. Hablaba de los derechos de las mujeres, del Corán y del profeta Mahoma. Un tribunal local en Mazar-e Sharif en el norte de Afganistán lo condenó a muerte por la supuesta blasfemia.

El organismo de protección mediática Reporteros sin Fronteras (Reporters Without Borders) dice [3] que el juicio fue “conducido con prisas y sin ninguna consideración por la ley o por la libertad de expresión, que está protegida por la constitución.”

Index on Censorship dice [4]:

Clérigos afganos profundamente conservadores, la mayoría de los cuales nunca han usado un ordenador o internet, creen que el mismo Kambakhsh escribió el artículo y por lo tanto lo juzgaron culpable de blasfemia. Como no hay un castigo claro para la descarga de artículos “anti-islámicos” de internet, el tribunal de apelación pidió a los clérigos que comentaran sobre el caso. Los clérigos conservadores, que no habían investigado el caso, exigieron la pena de muerte.

El hermano del periodista podría haber sido el objetivo

Según [5] la CNN, mucha gente cree que en realidad Kambakhsh fue detenido por artículos que su hermano escribió que criticaban a las autoridades provinciales. El hermano, Sayed Yaqub Ibrahimi, ha escrito numerosas historias que detallan los derechos humanos.

Afghan Penlog publicó ayer un comunicado que acusaba a las autoridades afganas de intentar escurrirse del asunto: “… El Ministerio Afgano de Información y Cultura ha publicado una carta esta tarde que dice que Parwiz Kambakh no era un periodista y que su caso no tienen nada que ver con los medios de comunicación.” Afghan Penlog está profundamente preocupado, y exige la inmediata puesta en libertad de Parwiz Kambakhsh.