¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Agfanistán: Refugiados que regresan, fatiga policial y niños que se congelan

Ha habido una serie de artículos sobre la apremiante situación de la policía de Afganistán. Bipasha Ray toma nota de uno de los muchos problemas de crear una fuerza policial partiendo de cero:

[Ha habido] policías que han trabajado en exceso, muy mal pagados y muy mal equipados al borde del amotinamiento, a cargo de enormes franjas de tierra.

También da cuenta de un informe acerca de refugiados que regresan de Irán y Pakistán:

Parece que esos jóvenes hombres y mujeres encuentran cierta fortaleza en el hecho que ahora están en su watan (patria), a pesar que saben muy poco sobre Afganistán. Pero están llanos a salir de Afganistán si se enfrentan a una severa miseria material o emocional – es decir, si no tienen un fuerte sentimiento de apego a Afganistán.

Péter Marton se centra en algunas provincias específicas y encuentra lo siguente:

Me parece que los medios de comunicación están reforzando la percepción que poner recursos en una institución como la Policía Nacional de Afganistán es un desperdicio, dado que nunca funcionará normalmente. Nunca lo hará, en su cultura, sugieren algunos, a veces explícitamente, a veces implícitamente. Pero ésta puede ser una situación que se cumple por su propia naturaleza.

Por supuesto, las preocupaciones de justicia se extienden más allá de los problemas de la policía. Mohammed Fahim relata la historia del Comandante Kaftar:

La policía de la provincia de Baghlan ordenó el arresto del Comandante Kaftar por el asesinato de un comandante local. Kafter es la única mujer afgana que ha combatido a los talibán, los rusos y varios rivales locales en las montañas del distrito de Narin, que está salpicada con los restos de viejos tanques soviéticos y talibán.

La Comandante Kafter, actualmente una mujer de 50 años de edad, fue una de los poderosos miembros de Jamiyat-i-Islami, conocida después como la Alianza del Norte con 150 hombres a su mando.

La policía de la ciudad de Baghlan anunció que Kafter había matado a un comandante de la Jihad, además que sus hombres eran buscados por robos.

Pero no se trata solamente de caudillos caprichosos.  Sanjar informa sobre el amenazante caso de Parvez Kambaskhsh:

Parviz, periodista de 23 años, fue detenido hace tres meses. Las acusaciones eran haber descargado un artículo escrito por un estudiante iraní que, supuestamente, contiene sentimientos anti islámicos. el acusado fue condenado a muerte por ahorcamiento por la corte de primera instancia de Balkh. Al acusado no se le ha dado la oportunidad ni se le ha asignado un abogado para ejercer su derecho a defenderse…

Parviz en una víctima del juego de la política. Los medios tienen una voz en la sociedad afgana, los medios introducen valores al sistema de poder. Este juego se trata de qué voces son escuchadas y cuáles marginadas. los medios han hecho mucha bulla después de los talibán, mucho más que los mullahs y el gobierno de Karzai no quiere que el poder salga de los clásicos círculos a las manos de gente común. Los mullahs y la religión son una buena herramienta para sancionar grupos no deseados que son percibidos como banales y peligrosos.

Safrang conoció a un muchacho, Farshid, en un puesto de pescado en Kabul. Lo que relata es tan deprimente como revelador:

Este chico me dice: “A Farshid le han dicho que llegue a casa esta noche con cien afganis” – dos dólares. ¿Cuánto ha trabajado Farshid hasta ahora? “30 afganis” Son las 6:00 pm – ya está oscuro. ¿Y dije que hace frío?

Sin duda. ¿Y qué hay de la seguridad? Bipasha Ray relata una historia más acerca de los cambios que el Consejo Europeo sobre Relaciones Extranjeras sugiere:

El informe insta a los gobiernos europeos a enviar más tropas a Afganistán, eliminar o reducir las advertencias a sus tropas y revertir el “bajo desempeño” incrementando la ayuda para la reconstrucción. De otro lado, el informe presiona a EEUU a cambiar su estrategia de combate por una más política y a dejar de lado sus planes anti narcóticos de fumigación aérea o de compra de cosechas de opio. Recomienda a EEUU cambiar la responsabilidad del problema de traficantes y concentrarse en arrestar y juzgar a los señores de la droga y sus respaldos gubernamentales.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.