¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Bolivia: Dos regiones, dos documentos

El 15 de Diciembre se marcó como un día crucial en Bolivia, cuando dos regiones celebraban sus recién creados documentos. En la ciudad de La Paz, miembros del partido oficial Movimiento Al Socialismo (MAS) presentaron formalmente la Constitución que fue aprobada por los delegados de la Asamblea Constituyente presentes en Oruro. La Asamblea fue llevada hasta ese lugar luego de un estallido de manifestaciones en las calles de la localidad original, Sucre. Los delegados de la oposición no estuvieron presentes para la votación final, lo que llevó a un torrente de críticas de que la nueva Constitución no representa a todo el país, por su contenido y por el proceso en el que fue aprobada.

Como resultado, individuos y grupos en Santa Cruz protestaron esta medida a través de huelgas de hambre. Sin embargo, y más importante, una asamblea provisional esbozó y presentó un Estatuto Autónomo, que describe la estructura administrativa de una Santa Cruz más autónoma. Otros tres departamentos están en proceso de seguir los pasos de Santa Cruz.

El blogger Renzo Colanzi de Mientras Estás Aquí fue uno de los miembros en la huelga de hambre y contó su experiencia. También refleja un incidente que tuvo lugar cerca del sitio donde los manifestantes se habían congregado. Un hombre se había acercado a la huelga para tomar fotografías, la zona había sido acordonada con cinta amarilla por miembros militantes de un grupo juvenil, Unión Juvenil Cruceñista (UJC). Como resultado, los miembros de la UJC persiguieron y golpearon al hombre. Colanzi escribe acerca del incidente y de otras situaciones de intimidación:

En otro episodio triste mi amiga María Escándalo pasó por mi carpa un día a la 1:00 a.m. y por lo que me comentaron (estaba durmiendo) al día siguiente los tarados de la UJC las obligaron a borrar las fotos de su cámara. Una noche hablaba al respecto con uno que era supervisor o algo así y me decía más o menos lo siguiente… “es que a nosotros nos acusan de debilitar el proyecto, de hacer quedar mal a los cruceños pero cuando hay que ponerle el pecho a las balas nos mandan a nosotros…” Me pareció una suplica de simpatía, no le respondí nada, mi posición es clara, la UJC y los Ponchos Rojos me parecen sacados de la misma bolsa.

Sin embargo, el torrente de apoyo para aquellos en la huelga de hambre captó la atención de Colanzi. Y continúa:

Es impresionante la cantidad de gente que venía a dar su apoyo a los huelguistas y regalar palabras de agradecimiento. Gente que nunca vi, amigos, no tan amigos, en fin… un cantidad increíble de gente desfilaba por la plaza 24 de Septiembre todas los días, tardes y noches. También es increíble la cantidad de personajes interesantes que uno se encuentra. Muchos generales, estrategas, guerrilleros y un largo etcétera se presentaban con lo que se debía o no hacer para salvar Santa Cruz y el país.

Al otro lado del país, Cristina Quisbert de Bolivia Indígena estaba en la Plaza Murillo para presenciar la celebración y reflejar lo que no es visto comúnmente:

Inclusive en la década de los 40 del siglo pasado, el indígena, estaba prohibido de ingresar a la Plaza Murillo, y la gente de la sociedad de entonces manifestaba su descontento cuando algunos indígenas se sentaban en las escalinatas del Palacio Legislativo. La gente de entonces decía que la presencia del indígena contrastaba con la modernidad que, según esas personas, el país debía alcanzar. Hoy, desfilaron por el Palacio, delegaciones de multiplicidad de pueblos originarios ataviados de ponchos blancos, rojos, color alpaca, verdes, celestes, etc. Rostros indígenas aymaras, quechuas, guaraníes, etc. mostraban la esperanza de constar con una nueva Constitución en la que por primera vez se toma en cuenta a los discriminados de siempre.

Mario Durán de Palabras Libres también estaba presente al otro lado del país para atestiguar las marchas e intentar una cobertura sobre las actividades. Él publica fotos y videos de la marcha. Como él no es miembro de la prensa tradicional, tuvo un poco de problema para tener acceso:

Un oficial de la policía me detiene cuando trato de ingresar a la Plaza Murillo, en frente mío el palco oficial, el regimiento Escolta Presidencial Colorados, de nada sirven mis explicaciones, empiezo a tomar fotografías… aprovecho un descuido de la seguridad, unos pasos sin mirar atrás y me ubico en una posición inmejorable, rodeado de los medios de prensa oficiales. Ingresa el presidente de Bolivia, Evo Morales, por la sorpresa reacciono con lentitud y no alcanzo a tomar fotos, otro día será. Rodeado por los ministros, toma asiento en el palco oficial, la multitud lo ovaciona, vivas y jallallas se escuchan, suenan las notas del Himno Nacional de Bolivia, se canta y se escucha “morir antes que esclavos vivir”. Empieza la marcha de los pueblos.

Ahora vienen las fiestas, donde ambos lados parecen entrar en una “tregua”, pero el argumento acerca de la validez de los dos documentos y el curso que cada uno toma desde aquí continúa. Miguel Centellas de Pronto* escribe acerca de esto:

Técnicamente, por supuesto, ninguno de los estatutos autónomos son “legales” (en el sentido que el estado otorgó poderes a la gente para esbozarlos). Entonces, muy poco del proceso por el que el CPE fue aprobado era “legal” (en el sentido que seguía los procedimientos establecidos por la ley). Así que si la medida de validez es la legitimidad “popular” (como si la “voluntad popular” de Rousseau pudiera ser de inspiración divina), entonces va a ser un asunto muy peliagudo determinar cuál es más legítimo –o si ambos lo son.

Andrés Pucci tiene su propia opinión sobre este tema [es]:

Este estatuto tiene la misma legalidad que el documento presentado por la Asamblea Constituyente, es decir, ambos están fuera de la ley.

Las divisiones en el país parecen estar creciendo, con retórica amplificada de ambos lados. Algunos otros bloggers hablan acerca de las posibilidades para un diálogo genuino entre todos los involucrados y la campaña. Ciudadano K escribe:

Esta iniciativa de reunir a instituciones, organizaciones y personalidades representativas con el fin de convocar a un diálogo nacional fue asumida por el Defensor del Pueblo, Waldo Albarracín, a causa que el 95% de los ciudadanos no participa en la pelea que hay entre el gobierno y la oposición y los comités cívicos de cinco departamentos.

Finalmente, Willy Andrés desde Santa Cruz intenta mantener una actitud optimista en este estado divisivo:

No había visto a Bolivia más separada que ahora y no quiero buscar culpables y tampoco es oportuno hacer debate de todo esto, solo que antes era por encima nada más; ahora el abismo es más grande y nada parece ser suficiente para construir un puente de unión; pero tampoco me animo a decir que no hay oportunidad de unidad nuevamente… sólo espero que no sea demasiado tarde.

2 Comentarios

Únete a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.