Ucrania: Odisea en la embajada española

En un mundo ideal, no habría necesidad que los viajeros perdieran su tiempo y dinero en obtener visas: comprar un pasaje de avión y reservar una habitación en un hotel sería suficiente. Gracias a varios tratados y convenciones internacionales, hay una considerable cantidad de oasis libres de visas – aunque, desafortunadamente, mucha gente alrededor del mundo sigue condenada a esperar en colas en las embajadas y a tener sus pasaportes sellados con negativas de visas.

Entre los desafortunados están los ciudadanos de Ucrania, quienes quieren viajar a lo que se conoce ampliamente como “Occidente.”

Tanya Kremen, periodista ucraniana, estudia castellano pero siente que un pasaje a Latinoamérica es muy caro. Por lo que decidió ir a España. Tenía una visa Schengen vigente – a diferencia de sus dos amigas que querían ir con ella.

Lo que sigue es una traducción de la historia de su frustrante visita a la Embajada Española en Kiev, publicada por Tanya en su blog en Korrespondent.net el 25 de junio del 2007:

¿Alguna vez han tratado de ir a España? ¿Este maravilloso y soleado país, con gente amigable, playas arenosas y deliciosa comida?

No, no me refiero a ir a través de una agencia de viajes, sino por su propia cuenta, preparar la ruta, hacer reservas de hotel por Internet, comprar los pasajes – y, una nimiedad, sacar la visa.

Traten.

[…]

Resulta que tengo una visa Schengen vigente, pero dos de mis amigas (llamémoslas Vova y Dima, porque esos son sus nombre) no la tenían. Cuál es el problema, pensarían ustedes – acaso no vivimos en Ucrania, un país que tiene frontera con la Unión Europea, un país que anhela la integración europea. Vova y Dima, que han estado en varios países europeos más de una vez, reunieron todos los documentos necesarios y a las 10 am llegaron a la Embajada de España para solicitar sus visas.

Una de ellas es directora comercial de una gran empresa, la otra es directora de relaciones externas de una empresa igualmente grande. Ellas descargaron sus formularios del sitio web de la embajada y los llenaron, tenían todos los documentos enumerados en el sitio de la embajada. Antes, pagaron 35 hryvnias [$7] en el call center y les dieron la hora y la fecha, 10 am.

Para empezar, en la entrada de la embajada se dieron con que la inscripción en el call center no tenía nada que ver con la realidad, porque las personas que tenían turno para las 9 am todavía estaban esperando. Y hay que hacer cola – entre la multitud – y no está permitido que uno se pare frente a las ventanas de la embajada – porque al cónsul no le gusta cuando bloquean la vista – y es por eso que hay que mezclarse entre la multitud a cierta distancia.

Vova y Dima se pararon en la multitud cerca de la embajada y esperaron su turno. [Cuando llega], el guardia, uno cuya responsabilidad es, según sus propias palabras, «gritar», gritará «¡ATENCIÓN!» para llamar con estruendosa voz los apellidos de aquéllos a los que les ha tocado el turno de entrar – distorsionando los nombres vergonzozamente.

Se paran por ahí, fuman, conversan – porque no hay otra cosa que hacer ahí – y casi una hora y media después de esperar bajo el ardiente sol de Kiev, el guardia grita sus apellidos. Entran y se encuentran en un cuarto de 18 metros cuadrados, donde dos docenas de personas están sentadas y esperan su cita. Una recepcionista […] y un guardia los acompañan. No hay aire para respirar en la pequeña habitación, porque han elegido no gastar en aire acondicionado, y es por eso que [la recepcionista] le pide al guardia con una voz seductora: “Misha, abre la puerta, déjalos que respiren,» y después de media hora, “Misha, suficiente respiración, ciérrala.» La espera debe ser hecha en silencio y sin sonreír – al menos es lo que la [recepcionista] dice. «Todos permanecen callados mientras yo hablo,» se dirige al público. «No recomiendo reírse acá,» dice estrictamente a Vova y Dima, que están riendo nerviosamente.

En esta atmósfera amistosa, Vova y Dima pasaron otra hora y media, y finalmente les permitieron acercarse a la ventanilla donde debían entregar los formularios y el pago – exactamente $46 cada una, y solamente en billetes nuevos. Por cierto, ya que $46 es una suma inexacta, muchas agencias de cambio locales hace tiempo que se han quedado sin billetes chicos en dólares.

Entregan sus papeles a una muchacha rubia […], y ella, sin apenas mirarlas, pregunta condescendientemente:

- Díganme, ¿cuánto tiempo han estado esperando ahí sentadas?
– Tres horas, – responden Vova y Dima sinceramente.
– ¡Entonces tuvieron tiempo suficiente para darse cuenta de la manera correcta de llenar el formulario! – la rubia grita y les tira los papeles.

Los papeles vuelan como un ventilador, pero Vova y Dima hacen un intento pacífico de encontrar qué fue exactamente lo que molestó tanto a la muchacha.

- Perdón, ¿podría presentarse?- Vova pregunta.
– ¡Nos han enseñado a no presentarnos! – responde la muchacha arrogantemente […].
– Aún así, ¿qué está mal en nuestros papeles? – Vova y Dima tratan de averiguar.
– No soy la oficina de información. Acá no estamos para responder preguntas, – la mucha lanza una frase clásica de un burócrata soviético.

Esto hace que Vova y Dima insistan en hablar con el jefe de la muchacha. El jefe sale – un empleado español llamado César – pero el resultado de su charla es que a Vova y Dima les dicen que regresen a la recepción y llenen sus formularios de nuevo. Tratan de explicar que obtuvieron sus formularios en el sitio web de la embajada, y César dice lo siguiente: «Ese sitio web no está relacionado con la embajada. Fue creado por el Ministerio de Asuntos Exteriores de España. Vayan a preguntarles a ellos.»

Cansadas pero aún ansiosas, Vova y Dima regresan a la recepción. Llenan nuevos formularios y tratan de entender qué tan diferentes son de los suyos – porque los papeles son absolutamente idénticos. Tras un momento la recepcionista […] siente lástima de los tontos y explica: los formularios se imprimen en dos hojas separadas, y la manera correcta es tenerlos impresos a ambos lados del papel.

Y así, cinco horas y media más tarde de la hora de su cita, Vova y Dima llenan los formularios, se los regresan a la rubia y pagan el dinero. Entonces la rubia les informa que pueden llamar en dos semanas (!) para averiguar si les han concedido la visa o no y si es que deben entregar más documentación.

- ¿Y qué si no nos dan la visa? ¿Qué pasa con nuestro dinero en ese caso?- pregunta Vova.
– El dinero se queda en la embajada, – responde la rubia.
– ¿Para qué? – pregunta Vova.
– Por haber hablado con ustedes, – explica la rubia educadamente.

Después de esto, Vova y Dima – cansadas, luego de haber faltado a todas sus reuniones y de haber perdido el día para presentar una solicitud de visa – caminan fuera de la embajada e inician una pequeña protesta: se sientan con las espaldas apoyadas en la pared de la embajada y fuman. Al poco rato, el guardia sale aterrado:

- ¿¿Qué hacen??
– Protestamos, – Vova y Dima dicen.
– ¿Cómo que protestan? – el guardia está sorprendido.
– Haremos una huelga de hambre aquí, justo en sus ventanas, – Vova y Dima dicen.

El guardia se encoge y les pide cordialmente:

- Las entiendo, pero tendré problemas. Por favor.

Y Vova y Dima se van.

¿Creen que se trata de un caso único? No, no lo es. ¿Y qué de la negativa de aceptar papeles debido a una cara sonriente en la foto? (la embajada francesa). ¿Y la negativa de otorgar una visa por dos semanas porque, según el cónsul, una semana es perfectamente suficiente para negociar? (embajada austriaca). ¿Y qué de negar la visa porque…? Quién sabe por qué. Un cónsul de un estado europeo no está obligado a explicar por qué no quiere darte una visa. No le debe nada a nadie. Ni siquiera tiene que ser educado.

¿Educado? ¿Con los ucranianos? ¿Con estos ciudadanos de tercera? Oh, por favor.

Hasta ahora, van 66 comentarios a este post. Algunos lectores ofrecen consejos prácticos, otros comparten sus propias historias de lidiar con embajadas. Unos cuantos sugieren que, más bien, Tanya debiera viajar a un país que conceda las visas a la llegada en el aeropuerto – un país como Turquía o Jordania. Algunos están molestos con los españoles – y con los europeos occidentales en general, pero la suya es claramente una visión minoritaria en este blog: la mayoría de los lectores coincide en que el problema es, sobre todo, con el personal no calificado y grosero de las embajadas. Aquí lo que Tanya Kremen escribe sobre esto:

[…]

Y me gusta el país. Ya he estado ahí. Un buen país y la gente es buena. Solamente la embajada está loca.

73 comentarios

  • jose

    Estoy creando un blog con estos sucesos cuando la tenga creada por favor espero su colaboracion, puesto que una importante candena de televisión esta interesado en despatar lo que sucede en la embajadas de españa en el este, y mas concretamente en Ucrania pais que limita con CUATRO paises de la unión europea. se han preguntado alguna vez por qué otras embajada en ucrania no pasan cosas como en la española ? será que los españoles se han olvidado que durante el franquismo estuvieron en una situacion peor? cuantos españoles inmigraron durante el franquismo ? por qué se le trata mal a los ucranianos en la embajada? todo eso se discutira en mi blog.

    • LILIA

      PERO BAMOS AVER EN LA EMBAJADA TRATARAN A LA GENTE IGUAL QUE LA GENTE LES TRATARA A ELLOS.Y CHAVAL NO TE METAS CON LOS españoles POR QUE YO SOY UCRANIANA Y A MI NUNCA ME HAN TRATADO MAL
      EN españa, AL REVES SIEMPRE ME AN AYUDAO EN TODO LO QUE AN PODIDO SON UNA GENTE ESTUPENDA.Y SI EN LA EPOCA DE FRANQUISMO LO PASARON MAL Y INMIGRARON PUES MUI BIEN POR ELLOS PERO QUE AHORA ES UN PAIS ESTUPENDO Y LA GENTE VIVE MUI BIEN.Y CALLATE LA BOQUITA….HE.

      • alexis

        LILIA te apoyo España es un gran pais aqui jamas de los jamases me han tratado mal…..cosa que no puedo decir de ucrania…..

  • El consulado de España en Kiev NO ME QUIERE

    Hola Jose,

    Me gustaría participar en tu blog.

  • Mray

    hola a todos!!!

    Pues es buena idea lo de la pagina web. Os puedo hechar una mano, casualmente me llevo muy bien con creacion de las paginas web y hay servidores gratuitos para este tipo de paginas. Asi en el mismo bloc podriamos compartir la experiencias desde ambos puntos de vista. contacta conmigo minmgray@gmail.com

    See you

  • Mray

    Respondiendo a Jose.

    Pues la verdad es que no es la culpa de España. Lo que pasa en la embajada en Kiev es que la ley de Ucrañia obliga al consulado a contatar personal ucrañiano ( la verdad ya que la mayoria no saben Español ni si quiera tienen alguna idea donde está España) pero las cojen, porqué sera? La respuesta es bastante obvia…
    Por otro lado, pasa lo mismo en todas las embajadas que estan en el terreno Ucrañiano….pues si, menos las embajadas de los paises arrabes que ni si quiera tienen embajadas en Ucrañia. También habría que tener en cuenta que esta gente intenta sacar algo de dinero en negro (a cuantos os han abierto la puerta sin cola por un billete de 100€).
    Hay muy pocos paises que no permiten aplicacion de la ley ucrañiana de contratacion de personal ucrañiano. Un ejemplo seria Alemania.
    Jose. cuando tengas tu blok contare mas experiencias con los consulados tanto de España en Ucrañia como de Ucrañia en España, no se cual es de los dos peor.

    • LILIA

      PUES A MI ME HAN TRATADO BASTANTE MAL EN LA EMBAJADA UCRANIANA EN MADRID Y EN BARCELONA Y ESO QUE YO SOY UCRANIANA(NO ENTIENDO MUI BIEN UCRANIANO POR QUE LLEVO VARIOS AñOS VIVIENDO EN España Y FUI A RENOVAR EL PASAPORTE Y AL RELLENAR UNOS PAPELES NO ME HAN PRESTADO ALLUDA CUANDO LA HE PEDIDO PARA QUE ME EXPLIQUEN MAS DETALLADAMENTE COMO Y DE QUE MANERA YO LOS TENIA QUE RELLENAR)ASI QUE FUI DE AHI CON MAL SABOR DE BOCA POR LOS TRATOS QUE OFRECE EL CONSULADO DE .Ucrañia en España

  • johr jose

    Hola, a ver las embajadas como la de francia, polonia, hungria y la de EE.uu que son la que particularmente conosoco en kiev dan un trato humanos a las personas del pais. por un lado En la embajada de España en kiev trabajan 19 personas Españolas y otras ucraniana que hacen servicio de recepcionista o de secretaria en la embajada. por otro lado mray existen embajada del medio oriente en kiev, porque existe numerosas personas de israel, turquia y el libano en el pais. La embajada de españa da servicio a ucrania e incluso a bielorusia ya que bielorusia no tiene embajada de españa

    Lean esto que salio en el peridico en febrero de este año:
    El Juzgado de lo Social da la razón a CCOO en el conflicto de la Embajada de España en Kiev. Declara improcedente el despido de 4 empleadas públicas de la Embajada de España en Kiev

    El juicio salieron cosas que mejor no oir, como que botaban pasaporte y luego decian que lo mandaron a españa y que se perdio, o si tenian sellos de algun pais de la union quehabia sido denegado el visado ponian otros sin mirar los papeles, o el simple hecho de que a las empleadas se le gritaba por cuestiones minima de trabajo.

  • johr jose

    http://www.fsap.ccoo.es/webFsapMalaga/menu.do?Actualidad:Noticias:63367

    alli tienen la información

  • El consulado de España en Kiev NO ME QUIERE

    Yo creo que el problema del consulado de España en Kiev no es solo el personal ucraniano que de hecho son la menoría, sino la mayor parte de los españoles que manejan todo el tema. Porque los funccionarios del consulado que son responsables de todo lo que pasa dentro del edificio SON ESPAÑOLES y son ellos que permiten o incluso obligan a otro personal tratar a la gente de «la manera» que tanto nos suena.
    La penúltima vez que estuve allí me atendió un hombre guineano que se llama Rufino y me quedé sin palabras….de cómo me trató….con un desprecio y una humillación…no me miraba…no me contestaba…NI CASO…
    Y este señor que nisiquiera es el ciudadano español sino el ciudadano del país que está muchisimo peor que Ucrania…se permite tratarnos así. ES UNA VERGUENZA!!!!

    • LILIA

      PERO TE PASARIA ESO POR QUE TE ATENDIO EL SR.RUFINO SI TE UBIERA ATENDIDO UN CIUDADANO ESPAñOL IGUAL NO PASARIA ESO NOSE PERO A MI SIEMPRE ME HAN TRATADO BIEN.PERO ESTOY DEACUERDO ES UNA VERGUENZA…

    • alexis

      tío estas muy equivocado!!! SON ESPAÑOLES??? en serio hace dos mese les puse una demanda por el trato a la tercera edad y el único nombre español que vi en toda la lista de empleados era ovan ……….. (omito los apellidos) y créeme no sabia ni la capital de España. la gentuza del consulado de kiev es la gentuza nacional ademas de gran calidad, yo diría hasta de cosecha soviética…..en fin

  • don-jacinto

    simplemente España hace con otros lo que los alemanes, suizos, holandeses etc. hicieron con ellos antes del 90ta

    • LILIA

      NO POR QUE NO SOMOS RENCOROSOS.

  • hay muchas embajadas en las cuales no se trata a las personas como deberian de ser; pero no por eso se debe de juzgar a todos por igual, porke la mayoria dan lo mejor de éllos día adía.(la nuez ke suena más fuerte es la que está hueca ) ¡¡pero las demas son sanas!! y nadien lo reconoce .(( ó casi nadien))gracias.

  • alexis

    ya pues imagínate mi situación, llevo en España unos 7 años y 6 de ellos los he pasado yendo a la embajada de Ucrania pidiendo mi pasaporte…… yo….mi primer abogado…..mi segundo abogado….mi tercer abogado….y voy a por el cuarto, y lo mejor, pedir mi pasaporte y no el visado me cuesta 12 000 euros y si pensáis que es a la mafia noooooo…… es al consulado para que me emitan un puto pasaporte que no me valdrá dentro de 2 años.

    Los que piensan que en la embajada de España que esta en Kiev trabajan españoles …….. os equivocáis…….es la misma gentuza que trabaja en la embajada de ucrania y lo peor es que realmente son parientes. el único español que hay en la embajada de Kiev es el cónsul.

    Sin animo de ofender me kago en el puto pais de mafia leyes sin sentido y gente que no puede pasar una semana sin el coma etilico (al menos en la embajada de Madrid)

Únete a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.