¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Turquía está identificando… ¿turbante o no turbante?

El “turbante” (o pañoleta islámica) en Turquía ha sido siempre un tema caliente dentro de la República. Esta semana, el  parlamento turco aprobó un proyecto de ley que permitiría a las mujeres usar turbantes en la universidad… el resultado ha provocado una protesta en muchas secciones de la sociedad turca. Veremos el tema en sí, si el turbante es o no un símbolo político o religioso, y discutiremos si el levantamiento de la prohibición al turbante es un signo de proceso democrático positivo o si es una lenta toma de poder de una autocracia religiosa.

El tema

Durante la fundación de la  República de Turquía, Mustafá Kemal Ataturk emprendió una serie de reformas que apartaron a Turquía del resto del Medio Oriente. Uno de ellas fue marcar una clara distinción entre iglesia y estado. A las mujeres no se les permitía uscar turbantes en instituciones estatales pues el símbolo religioso de la pañoleta violaba la naturaleza laica del edificio y sus fines. Consecuentemente, si eres mujer que usa pañoleta de cabeza o turbante, debes quitártelo antes de entrar a estos ambientes – esto va tanto para escuelas de primaria y secundaria como para edificios gubernamentales y universidades. De James in Turkey:

No es la primera vez en la política turca reciente, que el turbante es todo de lo que las personas pueden hablar. Ese pedazo de tela que las mujeres turcas usan para envolver sus cabezas ha estado prohibida en universidades y edificios públicos de jure desde 1980 y de facto desde 1997, lo que significa que las mujeres turcas que los usan no podía entrar a trabajar en la mayoría de cargos de servicio civil. A muchas, incluyendo a la esposa del presidente, se les daba un cupo en la universidad, pero no podían ir debido a la pañoleta.

El asunto ha sido tratado muy seguido durante la última década, en particular desde que el Partido Justicia y Desarrollo (AK) llegara al poder en el 2002. Pero a pesar de todo el intenso debate político, ha habido pocos intentos de encontrar una solución política. Esto es, hasta hace un par de semanas, cuando un partido tomó la iniciativa. Tal vez sorprendentemente, no fue AK el que lo trajo a colación. De haberlo hecho, seguramente hubiera desencadenado acusaciones de una agenda islámica más rápido de lo que toma envolver una pañoleta.

No, fue Devlet Bahçeli y su Partido Nacionalista y Acción (MHP), de derecha, el que dijo primero que debe hacerse algunos arreglos. Los funcionarios de AK tomaron la oportunidad al vuelo y ahora, dos semanas después, tenemos un proyecto de ley que levantaría la prohibición de usar la forma más básica de pañoleta en las universidades turcas.

Los cambios implican modificar dos artículos de la constitución, que brindan igualdad ante la ley y los derechos a la educación, para decir que ninguna persona debe ser privada de una educación salvo por las razones abiertamente expuestas en la ley. Hay una revisión más explícita de la ley para educación superior, que dice: “Nadie debe ser privado de sus derechos de educación superior porque su cabeza esté cubierta, ni pueden hacerse refuerzos o arreglos a este respecto. Sin embargo, la cubierta de la cabeza debe dejar la cara abierta y permitir que la persona sea identificada, y debe estar amarrada debajo del mentón”.

Este cambio legal, a pesar que tiene poco significado en la superficie en el gran esquema de la política turca, realmente ejemplifica la batalla que se ha estado bramando entre secularistas e islamistas por décadas. Aparentemente, muy poco se ha dicho sobre si éste es o no un avance en los derechos de las mujeres islámicas, más bien el debate se ha centrado en si el turbante es o no un símbolo político. De Ignore Me If You Can:

El turbante ha sido polémico desde el día en que AKP puso un pie en el parlamento. Se enfrentaron a todos los otros partidos, defendiendo en todo Turquía los derechos de la mujer de cubrir sus cabezas en sitios públicos, universidades y edificios de gobierno. Pisotearon las leyes con las que Ataturk construyó la República Turca, escondiéndose detrás de los derechos humanos y hasta demandando al país cuando los resultados no eran los que ellos querían. Las mujeres comenzaron a usar turbantes más y más, cubriéndose de la cabeza a los pies, alegando que no es una declaración política sino religiosa. Podríamos decir que este tema literalmente rompió al país en dos.

Podríamos decir que casi les creímos.

Político o religioso

The White Path intenta responder la pregunta – ¿es un ‘símbolo político'?

Bueno, quizá, pero solamente en las cabezas de sus detractores. Las encuestas muestran que virtualmente todas las mujeres que usan pañoletas apuntan “requisitos religiosos” como su motivación. Los que insisten en la idea del “símbolo político” destacan que “nuestras abuelas” usaban pañoletas menos exigentes, en tanto que el “turbante” de las muchachas y mujeres urbanas es más ajustado y, en verdad, con un poco más de estilo. El hecho es que muchachas jóvenes cubren sus cabezas de manera diferente que sus abuelas lo hicieron, simplemente porque no quieren verse como mujeres rurales. Esa es la razón por la que algunos sociólogos laicos han discutido que el “turbante” es de hecho una señal de modernización – como lo evidencian las “islámicas feministas” de Turquía que cubren sus cabezas como un llamado a terminar con un “Islam dominado por hombres”.

Además, si la pañoleta realmente corresponde con algún punto de vista político, quién sabe que se trata de “Islam político”. De hecho las encuestas muestran que la mayoría de las mujeres cubiertas en Turquía están pidiendo un estado democrático que garantice libertad religiosa, no un “estado shariah.”

Me and Others contempla la belleza de una mujer (especialmente de una mujer turca moderna) con una pañoleta en la cabeza antes de responder la pregunta del símbolo político:

entonces, desde un punto de vista estético, y por supuesto, desde un punto de vista masculino, me gusta la pañoleta de cabeza. creo que realmente son lindas niñas que usan la pañoleta en la manera supuestamente islámica y parecen bastante atractivas. y ves, es como una paradoja porque se supone que no deben verse bonitas, se supone que deben esconder sus bellezas detrás de la tela, qué puedo decir, creo, como todo, otra tradición está perdiendo el juego con el capitalismo.

pero por supuesto, solamente porque disfrute del turbante desde un punto de vista masculino no significa que me guste desde un punto de vista político, y mientras es verdad que no todas esas niñas tienen motivo político oculto y están en su derecho de usar cualquier cosa que quieran, por favor no pretendan que una pañoleta no es un símbolo político, porque lo es, y no me gusta.

Independientemente del símbolo que el turbante pueda o no representar… muchos laicos señalan que si la ley se aprueba esto mostrará el camino para más legislación pro-islámica. De  Amerikan Turk:

¿Alguien toma el ejemplo de los fracasos y los asuntos de derechos humanos de otros estados islámicos? En un momento en que debiéramos estar señalando con el dedo a Irán, Afganistán, Iraq, Pakistán, Arabia Saudita y diciendo: “no quiero que Turquía tenga nunca esos problemas”, somos empujados precipitadamente a la conformidad con el status quo islámico. Solamente se necesita un paso de bebé.. Un poco de ondas se convertirán en olas, y después en un tsunami de todas las desgracias de las que el Padre de los Turcos nos salvó en un inicio.

La miopía es la reina suprema.

Hey, ahí estamos, quitémosles a las mujeres el derecho de votar y hagamos que su testimonio en la corte valga la cuarta parte del de un hombre. Y no tiene sentido hacerme sufrir con solamente una mujer para que cocina y haga toda la limpieza. ¿Por qué no dejar que unas cuantas compartan el trabajo? Crezcan o váyanse a su casa. ¿Por qué solamente un pequeño movimiento en retroceso? Oh si, porque somos más fácilmente engañados en tomar dosis medidas de basura envuelta en azúcar. ¿Quieres la pastilla roja o la blanca, Neo?

En respuesta, Idil de Ignore Me If You Can llamó al levantamiento de la prohibición de la pañoleta como “asquerosa” trayendo el siguiente comentario de un lector suyo:

Lo que más me enferma es que ustedes dos están a favor de la libertad de palabra (como yo) pero contra la libertad de expresión. Hmmmmmmmmmmmm.

Encuentro la ignorancia que ustedes dos comparten en este tema más un punto muerto sobre Turquía que una chica que quiere usar una pañoleta en el colegio.

De Spooky Sense by Garfucius sobre el tema de la libertad de expresión:

simplemente una breve nota sobre la batalla actual de los turcos sobre el turbante, primero sin embargo, permítanme felicitar a murat altınbaşak, el amerikan türk, que comentó sobre el contraste entre la batalla de los turcos por su libertad de ceder su libertad, envolviéndose como una constante potencial obsesión sexual y las emancipadoras protestas de quema de sostenes de hace 30 años. déjenme tomar esta ocasión para repetir mi protesta de la inteligencia turca y la comunidad política, ¡por ignorar conscientemente que cubrir la cabeza (o el cuerpo) solamente puede ser considerado una libertad del tamaño en que también lo es quemar sostenes!

¿Es esto democracia o no?

Junto con la pregunta de si este tema es o no sobre libertad de palabra o libertad de expresión viene la pregunta de ‘¿es esto progreso democrático o no'? The White Path da la respuesta:

En estos días se ha vuelto un mantra entre los laicos que levantar la prohibición de la pañoleta equivale a un “cambio en el régimen”. Incluso el colega columnista de TDN, el señor Yusuf Kanlı, una voz muy razonable y elocuente en ese campo, fue bastante fuerte sobre esto en su artículo del otro día. “Turquía está enfrentando,” argumentó, “el más importante intento contrarrevolucionario de la era republicana.”

Creo que tiene razón. Pero también creo que son noticias grandiosas. Porque en este país, lo que se apoda como “contra-revolución” es en verdad democracia.

De verdad mi término, y fenómeno, preferido sería contra-evolución. Nunca he sido fanático de las revoluciones, que interumpen el orden natural violentamente y dejan muchas cicatrices y una línea de responsabilidades en las sociedades. Más bien, a las sociedades debiera permitírseles evolucionar por su propia dinámica, y los actores sociales debieran tratar de influir, no dominar, los destinos de la gente.

Ésa es una razón que me hace crítico hacia el Revolución Turca (es decir, Kemalista). Otra es su contenido, que tomó sus principios del secularismo radical de la Ilustración Francesa y nacionalismo asimilacionista de la República Francesa. La primera idea llevó a la opresión de los musulmanes conservadores de Turquía. Lo segundo condujo a negar a los kurdos.

Por supuesto, todos los revolucionarios dicen que su radicalismo era absolutamente necesario, y racionalizan esto representando a la era pre revolucionaria como una edad oscura. Los kemalistas han hecho lo mismo con el pasado otomano.

Un comentario en ese post se refería al autor como un “traidor educado” por esos comentarios. Erkan's Field Diary declara:

déjenme resumir mi posición actual: estar en contra de la prohibición de la pañoleta no me hace necesariamente un demócrata. Pero defender la prohibición no hace a uno un demócrata, eso es seguro. a pesar de todas las explicaciones posibles, la prohibición a la pañóleta no puede ser apoyada por ningún demócrata consciente.

Las opiniones de Erkan motivaron el siguiente comentario a su post:

Eres tan posesivo con la palabra “demócrata”; indicando que el resto de nosotros tenemos que ser hordas fascistas si no apoyamos la nueva constitución y libertad de pañoleta sin ninguna preocupación o pregunta. Lo creas o no, la mayoría de los que protestan no objetarían la libertad de la pañoleta si las cosas pudieran ser manejadas con cuidado por el gobierno, en lugar de empujarlo con intención revanchista. No entiendo por qué los “turcos blancos” se desagradan todo el tiempo en tu mente y otras mentes democráticas. Estas personas no son el estado, ni el gobierno; solamente temen y sienten que sus estilos de vida están amenazados. ¿No tienen el derecho a protestar sin que los etiqueten de fascistas? ¿Te es tan difícil empatizar? AKP tiene la presidencia, el gobierno, el parlamento; y muchas organizaciones estatales se están poniendo bajo su control. Aún así, siguen siendo victimizados por esos “feos turcos blancos”.

Si estás tan obsesionado con democracia sin importar nada, por qué te tomas la molestia de señalar la ironía de que no haya una sola mujer parlamentaria involucrada en la preparación de la nueva constitución, básicamente exclusivamente en el tema de la libertad de pañoleta. ¡Los hombres deciden sobre la vestimenta de la mujer, y eso es libertad!

De nuevo, de James in Turkey:

Dos temas principales que existen en Turquía han sido expuestos por el último debate. Son temas que no serán resueltos pronto.

El primero es la estructura laica misma. Muchos en Turquía hubieran creido que es el principio más importante del país. Reemplaza a cualquier cosa, dicen, incluso a la democracia de ser necesario. El jefe del ejército, Yaşar Büyükanıt, advierte frecuentemente que “el secularismo está volviéndose materia de debate”, sugiriendo implícitamente que no debiera serlo. Está equivocado.

El secularismo de Turquía no está santificado, debe ser justificado. El concepto de tener aparte a la mezquita del estado debe ser explorado y debatido, no comprometido a la memoria de perogrullada sin fin. Parte de la razón de generales agresivos y de las estatuas de Ataturk es el miedo intrínseco de que el sistema se puede perder. La manera de evitarlo es hablar antes que defenderlo con una pistola.

Como pueden ver de este post, no hay una opinión pública prevalente sobre el levantamiento de la prohibición de las pañoletas en las universidades. ¿Si o no? ¿Correcto o equivocado? Estoy de acuerdo con The White Path cuando afirma que “Para estar seguros, todo el escenario entre estos dos opuestos no está claro.”  El debate continuará, y espero que así sea… así que comenten aquí y que siga la conversación…

2 Comentarios

  • irene

    yo respeto el islam pero en el coran no se obliga a llebar velo solo se recomendaba en tiempos antiguos asi que como ni si quiera era obligado en tiempos antiguos ahora menos asi que la lacra machista del turbante islamico se tiene que erradicar ya que los hombres no se cubren eso es una tradicion machista que ni el islam puro obliga.yo estube en turquia y quiero por el bien de las mujeres que se conserven las ideas de kemal ataturk.

  • hassam

    yo creo que tanto como la prohibicion y el uso es machista y decriminatorio porque es lo de el turbante una religion y no veo justo que por usa una pañoleta no pueda estudiar ni apreder ni estar en un edificio lo veo demasiado brutal porque los hombres solo quieren ser como dueños de sus esposas que los demas no vean su belleza porfavor estamos en el año 2008 yo creo que los arabes que crearon esa ley para las mujeres son machista y los que la prihiben descriminatorios y las unacas que sufren son la pobres bellaz mujeras musulmanas

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.