¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Uganda: Sobre objeciones, autos y perder el trabajo a causa de un blog

Esta semana, Ugandan Insomniac hace una pregunta siempre urgente que marca la pauta para mucha conversación:

¿Por qué millones de ugandeses siguen viviendo en miserable pobreza cuando una cantidad creciente de personas en el país pueden pagar un flamante juego de ruedas y placas de rodajes personalizadas cada año?

Entre tanto, Daniel Kalinaki tiene una opinión diferente: que todos están tratando de discrepar de algo, especialmente él:

¿Por qué es prácticamente imposible encontrar contratistas honestos en Uganda? Por supuesto que sabemos que el gobierno desperdicia un montón de nuestros impuestos en toda clase de proyectos, los escolares son expulsados de sus colegios, se arrasan edificios y se deja el terreno inactivo, a la espera que algún hotelero se decida. Sabemos que a las personas desplazadas por la guerra se les entrega semillas podridas cuando finalmente regresan a sus hogares, con machetes flexibles para ayudarlos a cultivar la tierra y empiecen una nueva vida. Sabemos todo eso, y más.

Lo que más me irrita son las cosas más pequeñas; la micro corrupción, las puntas afiladas a las que estamos sometidos diariamente…

Ivan está cansado de otras cosas ugandesas:

Me he cansado de decir que no estoy listo para CHOGM. Solamente puedo tratar un tema por mucho tiempo. ¿Por quién me toman? ¿La Pimienta Roja? ¿Harry Sagara? Diré esto, los visitantes están obligados a decir que están locos por nuestro país sin importar nada. Seguramente tenemos gente trabajando, tipos que empezaron a plantar árboles la semana pasada. No es para preocuparse, la variedad ugandesa de árbol es del tipo que crece rápido. Debemos ver algún tipo de progreso en algún momento el próximo año. Mientras los visitantes están aquí, debemos animarnos a referirnos a ellos como “árboles bebés”. Sería políticamente incorrecto referirnos a ellos como “pequeños”.

Pero la persona que realmente tiene el derecho de quejarse es GayUgandan, quien (casi) perdió el trabajo a causa de su blog:

Como un buen empleado sospechoso, sospecharé que algo está pasando. He trabajado demasiado tiempo para mi querido empleador como para ser despedido sumariamente. Pero, eso puede ser hecho de a pocos. Y puedo decidir renunciar para evitar una vergüenza mayor. No te necesitan, pero te aferras desesperadamente.

¿Patético?

Quizá, quizá no. Bueno, me tendieron la alfombra roja. Eso fue el mes pasado. Creí que había hecho algo para crearme un aterrizaje suave. Hablé con mi jefe inmediato. Hablé con mi jefe final. Y las cosas parecían estar bien.

A pocos días del final del mes, me dieron la ‘mala’ noticia. Muchas disculpas, muchos lo siento, pero todo resulta en que pierdo parte de mi ingreso. Y además me quedo con la sensación sospechosa de que es por mi condenada sexualidad. ¡O la repentina sospecha de que mis compañeros del trabajo lo sospechan!

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.