¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Eslovenia: Poesía, puntos de vista verdes, cocina y demás

Eslovenia es un pequeño país con una blogosfera muy saludable y de tamaño nada desdeñable, que incluye varios blogs de expatriados. A continuación repasaremos lo que han estado escribiendo en los últimos días.

El 8 de febrero fue el Día de la Cultura Eslovena, también conocido como Día de Prešeren, en honor al poeta más querido de Eslovenia, France Prešeren, quien murió ese día en 1849. Para celebrarlo, los residentes de Ljubljana se reunieron delante de la estatua del poeta nacional en la plaza del mismo nombre y escucharon un recital de su poesía, que incluye el himno nacional de Eslovenia.

Dr. Filomena [en] informó que los que no pudieran asistir al recital podrían escucharlo a través de la página web de Radio Kaos, uno de los patrocinadores del evento.

Para los que no conozcan la obra de Prešeren, Adventures in Wheelville [en] publicó uno de sus poemas titulado Desechos de África:

Mid wastes of Africa a wanderer sped:
He found no pathway; night was now afield.
Through clouds no stealthy glimmer was revealed;
Craving the moon, he made the grass his bed.

The heavens opened, moonbeams then were shed;
He sees where poison-serpents are concealed,
And where their brood of cubs the tigers shield;
He sees the lion upraise his wrathful head.

[…]

Entre desechos de África un errante se apresuraba:
No encontró ningún camino; la noche estaba lejana.
A través de las nubes ningún titileo sigiloso se reflejó;
Anhelando a la luna, hizo de la hierba su cama.

Los cielos se abrieron, los rayos de luna se derramaron;
Ve donde las serpientes venenosas se ocultan,
y donde los tigres guarecen a sus cachorros;
Ve al león alzar su cabeza encolerizada.
[…]

Preseren Day
Foto usada con permiso de Jennifer Dorroh

Jennifer Dorroh [en] comentó que para la ocasión del Día de la Cultura Eslovena, la entrada a los museos de Ljubljana era gratuita:

El Museo Nacional, que estaba lleno a rebosar de familias visitando la exposición práctica sobre la naturaleza, incluso recibió a los visitantes con fuentes de caramelos y jugosas mandarinas. Aprender es dulce.

Jennifer Dorroh también informó que Eslovenia se encuentra en el puesto 15 del mundo en el Índice de Comportamiento Medioambiental 2008, que es una lista de países clasificados según indicadores medioambientales tales como la contaminación del aire, las reservas de agua, la biodiversidad y el hábitat, los recursos naturales productivos, y el cambio climático. La clasificación de Eslovenia es más baja que la de la vecina Austria (6), pero más alta que la del resto de los países con los que tiene fronteras: Italia (24), Hungría (23) y Croacia (20). Los Estados Unidos se encuentran en la posición 39, añade Jennifer.

Hablando de buenas noticias, Café Piran [en] se alegró de ver un reportaje sobre los vinos eslovenos publicado en Los Angeles Times a finales de enero, el cual incluía también notas sobre algunos de los vinos.

Continuando con los temas culinarios, Un argentino en Eslovenia respondió a la demanda de una lectora y publicó la receta del ajvar, una pasta de pimientos morrones muy popular en todos los Balcanes. También se alegró de descubrir que se puede comprar gengibre en Eslovenia (pero no comino molido), un hecho que probó con una foto.

Un argentino en Eslovenia es un blog lleno de agudas observaciones, cargadas de humor e ironía, sobre la vida en Eslovenia y sobre su shock cultural. Una de las categorías de su blog está dedicada enteramente a la burocracia y otra contiene una serie de “Reglas eslovenas no escritas”. Como ejemplo, aquí está la número 74:

Por alguna razón que se me escapa, aquí en Eslovenia es costumbre quitarse los zapatos apenas uno llega a casa, e intercambiarlos por unas pantuflas. Tal arraigada es la costumbre que en todas los hogares siempre hay disponibles varios juegos de pantuflas para los invitados… […]
Ahora bien, el tema roza lo ridículo cuando las famosas pantuflas son igual de exigidas cuando hacen 40 grados de calor, o cuando toda la casa está completamente alfombrada; evidentemente es más fácil lavar las pantuflas y la alfombra, que los pies.

En un artículo posterior, incluso añadió un corolario con foto de las protagonistas de lo que el bloguero llama el “Pantuflasgate”.

Otro blog en español sobre Eslovenia, Una española/gallega en Eslovenia, escribe sobre su vida en Ljubljana, una ciudad que le gusta por ser tan verde y por las posibilidades de pasear que ofrece. El Día de Prešeren Day, por ejemplo, describe cómo fue a caminar por la ciudad en un camino llamado Pot:

[…] es un camino de 33 km que rodea la ciudad, donde la gente va a caminar, andar en bici, pasear al chucho o simplemente desconectar del asfalto de la ciudad. Aunque la mayor parte de las zonas están realmente en el centro de la capital, podéis ver en las fotos que parece que estemos en medio del bosque. Y es que eso es lo bueno que tiene Ljubljana: no es la típica capital donde no se ven árboles en kms a la redonda. Aquí se puede disfrutar del campo en el mismo centro de la urbe.

Pero no todo es pasear en Ljubljana, ya que recientemente Una española/gallega en Eslovenia tuvo que ir al dentista a sacarse una muela del juicio y quedó muy impresionada con el tratamiento recibido, que fue en sus propias palabras “mejor que en España”. Sin embargo, no quedó tan contenta al descubrir que el seguro médico nacional que tenía era muy básico, así que tuvo que hacerse uno adicional:

En el país con forma de gallina, cuando consigues un trabajo consigues un seguro médico, por supuesto. Pero es un seguro médico básico […] Para evitar todas estas molestas situaciones, hay que hacerse un seguro médico adicional, o “Dodatna zavarovalna”. El sistema es simple: pagas unos 250 euros al año, y para hacerte más llevadero el atraco a mano armada de tener que pagar dicha cantidad, recibes un bonito paquete en casa que incluye: la súper camiseta “Jaz zate, ti zame” (Yo por ti, tú por mi), una megafashion carpeta para meter tus pólizas cada año y… atención!! Una bolsita de té Vzajemna con sabor a hierbas!! (legales). Pero aún hay más: un bono de descuento de nada más y nada menos que 20 euros!!
Pero qué suerte tengo!!

Para acabar este repaso, voy a compartir otro poema de Prešeren, publicado por Scabiosa Trenta en su blog, titulado ¿Adónde ahora?:

I drift in dark unrest and pain.
Where now? you ask, and ask again.
Ask the wild horses of the sea,
The scudding clouds’ wild company,
As they are whipped when winds ride high,
Scouring the plains of earth and sky.
Not one of them could answer where,
Or guide me out of my despair.
But this I know beyond surmise -
I'll never more behold her eyes;
Yet earth contains no hiding-place
In which I could forget her face.

Me dejo llevar a un malestar oscuro y dolor.
¿Adónde ahora?, me preguntas, y preguntas de nuevo.
Pregunta a los caballos salvajes del mar,
La compañía salvaje de las nubes pasajeras,
barriendo las llanuras de tierra y cielo.
Ni una de ellas podría responder adónde,
o guiarme lejos de mi desespero.
Pero esto lo sé más allá de conjeturas -
ya jamás contemplaré sus ojos;
la tierra aún no contiene escondite
donde poder olvidar su cara.

4 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.