- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Pakistán: ¡Adiós Musharraf!

Categorías: Asia del Sur, Pakistán, Elecciones, Migración e inmigración, Política

A medida que los resultados de las elecciones en Pakistán se tornan más claros, es obvio que Musharraf, a pesar de sus promesas, no se ha ganado la confianza de los votantes. Crow's Nest [1] escribe, reflexionando sobre los que están vinculados a Musharraf.

En los resultados electorales del año, 33 ex ministros que estuvieron cercanamente vinculados con Musharraf han perdido sus escaños. La Liga Musulmana de Pakistán (PLM-Q por sus siglas en inglés) ha tenido pérdidas de los escaños de los que eran incondicionales en el gobierno previo y que se cree son cercanos al mismo Musharraf. los resultados expresan más disgusto y odio por Musharraf y todo lo que esté relacionado con él.

Mientras tanto, en contra de lo esperado y a pesar de los defectos, el proceso electoral parece haber estado relativamente libre de manipulación. KO [2] escribe

Parece que todos los comentaristas políticos (que en estos días es la mayoría de Pakistán) se equivocaron acerca que las elecciones estaban fuertemente manipuladas.

Para ser justos, hubo un intento masivo y transparente de manipulación por el gobierno saliente, y hubiera sido suficiente si los resultados hubieran sido más cercanos – ¡pero la diferencia en los resultados de las urnas es tan grande que la manipulación no fue suficiente!

Picked Politics [3] tiene un relato de un residente británico.

Me pasé todo el día en el camino, visitando diferentes centros de votación. La concurrencia era lenta pero en algunos centros vi muchedumbres. En particular, ver a las mujeres votantes en grandes cantidades fue tranquilizador. También me encontré con ciudadanos británicos como yo, entusiastas sobre la votación. También había votantes pakistaní-americanos y pakistaní-australianos.

Fue estimulante verlos y hablar con ellos, pero no fue sorprendente. La política pakistaní en los últimos años se ha convertido en noticia internacional con los ojos del mundo puestos en la región. Estos residentes europeos y norteamericanos residentes de origen pakistaní eran entusiastas en marcar una diferencia.

En Metroblogging Lahore [4], el blog discute las ganancias y pérdidas en la ciudad. The Pakistani Spectator [5] parece pensar que el resultado de estas elecciones indica una salida de la tiranía. Pak Tea House [6] afirma que el proceso y el resultado son un claro signo de que el pueblo de Pakistán ha escogido rechazar el extremismo de cualquier tipo.

Deshacen el paradigma de Musharraf de expulsar a los dos principales partidos de la arena política; y de establecer una real democracia que es rehén del islamismo y las camarillas locales feudales a través de gobiernos locales de fuera del partido.

Estas elecciones también son una cachetada en la cara de los medios corporativos globales (y los que los respaldan, la maquinaria global militar) que han pintado a Pakistán como terreno de crianza para el extremismo islámico y, me atrevo a decir, para el terrorismo.

Sepia Mutiny [7] saluda la noticia con un poco de cautela, y pregunta si de verdad ésta es una victoria para el pueblo de Pakistán.

Entonces, ¿qué veremos desarrollarse en Pakistán? Habrá celebraciones por unas cuantas semanas. Todos denigrarán a Musharraf un poco más como buena medida. Entonces la gente verá que su nueva democracia, probablemente compuesta de una “coalición” débil y en continua batalla, no lo es todo y que sus líderes son tan corruptos como como lo fueron la primera vez. A la larga, el nuevo general a cargo del ejército será obligado a asumir el cargo, como hizo Musharraf hace ocho años.