¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Japón: Cartas para salir del clóset

La comunidad LGBT (lesbiana, gay, bisexual, transexual) japonesa ha recorrido un largo camino para reivindicar su posición en la sociedad actual. Sin embargo, aparte de esas llamativas personalidades que satisfacen el apetito de los espectadores por el entretenimiento, las voces de las minorías sexuales siguen siendo raramente escuchadas o desarrolladas – quizá más aún en el caso de los que los apoyan o comparten sus vidas con ellos.

“Cartas de salida” es un recopilación de cartas intercambiadas entre muchachos gays y lesbianas y sus padres, estudiantes y sus profesores, editada por dos prominentes activistas LGBT japoneses, RYOJI y Sunagawa Hideki. Lo que diferencia a esta nueva publicación de mucha de la literatura LGBT publicada anteriormente es que no solamente expone las experiencias de los chicos/estudiantes sino también cómo sus padres y profesores enfrentaron, manejaron y superaron que sus hijos/estudiantes se abrieran con ellos. Desde que se publicó en diciembre, el libro ha inspirado a muchos bloggers a compartir sus reacciones al libro y sus ideas y experiencias personales.

Fushimi Noriaki, un escritor gay, resume su impresión del libro:

Se habla (o debe hablarse) de salir del clóset no como algo que una minoría hace de una manera arbitraria, sino como comunicación con un lado receptor. En este sentido, este libro es el primero que captura estereoscópicamente la [experiencia] de salir del clóset. Creo que expone maravillosamente el “presente” de los gays y lesbianas japoneses que, aún cuando deben enfrentarse a la discriminación, tienen un espacio de posibilidades que se abre delante de ellos.

Otros bloggers compartieron sus opiniones e ideas personales sobre el tema. El blogger Yu tiene en cuenta lo que el hecho de salir del clóset significa para él:

Como sea, en mi casa, con mi familia no he podido salir del clóset. No puedo negar el hecho que venir de un hogar cristiano es una de las razones. Sin embargo, y más aún, creo que es porque crecí con mis padres que deseaban “leerles libros a los nietos” y mis dos abuelas deseando “ver el matrimonio del nieto, conocer a los bisnietos”.

Y sobre todo, es porque siento desde el fondo de mi corazón que crecí con mucho amor. He vivido mi vida hasta ahora siempre pensando tengo que decirles, tengo que decirles algún día.[…]

[…]
Quién me gusta. Con quién quiero vivir.

Quién le gusta a tu hijo/a y con quién él/ella quiere vivir.

La verdad es, que eso es casi todo. Pero esto es algo importante que llega hasta el corazón de tu vida y la de tu hijo.
Es por eso que quiero decir esto. Es por eso que no puedo decir esto. Es por eso que lo lamento después de decirlo, y temo después de oírlo.

Eso, creo, es de lo que salir del clóset se trata. Pero de todas maneras, salir del clóset no se trata solamente de amargura y penas.

[…]

Ésta es la manera en que soy, pero quiero vivir mi vida contigo en los años por venir.

Independientemente del tipo de persona que seas, quiero vivir mi vida contigo en los años por venir.

Pensar acerca de la relación y reconocernos, y vivir con nuevas relaciones y antiguas relaciones.

Para tallar estas cosas profundamente en mi corazón, creo, es de lo que se trata salir del clóset.

Otro blogger, Akaboshicompate sus ideas también:

Cuando alguien homosexual como yo está indeciso acerca de salir del clóset con su familia más cercana, creo que lo que piensa es tanto “no quiero lastimarlos” como “no quiero que me lastimen”. Esto es el resultado de mi propia experiencia durante mis huidas de mi propio yo en mi años de adolescencia, un yo que solamente podía amar a personas del mismo sexo. Por qué debo imponerles una dificultad que ya fue complicada para mí a mis viejos padres. No puedo negar el hecho que tengo esta clase de sentimientos. Sin embargo, la fuente [del problema] es el predomonio de la homofobia en la sociedad.

Cuanto más cerca estás de la persona por la que quieres salir, mayor será el peligro para la relación. Así que a menos que estés seguro sobre cómo manejar la situación en caso que fracases, creo que es natural tener dudas. Puedes tomar el argumento del fuerte y criticar los que digo como “cobarde” o “miedoso”, pero sé por mi propia experiencia que en este mundo no solamente hay personas fuertes. Creo que hay cosas que no pueden verse cuando eres fuerte. Haber nacido gay es ya suficientemente duro, por qué tengo que pasar por la presión de pasar por la experiencia de “salir” – esto es lo que pienso en mi corazón a veces.

De otro lado, yejin compara su experiencia de ser y de “salir” como zainichi:

En términos de luchas de las minorías, veo muchos retos similares y problemas relacionados con Zainichi, así que siento mucha comprensión. Sin embargo, su problema quizá sea el hecho que no pueden “salir” fácilmente con sus padres, por quienes más ellos quieren ser entendidos y aceptados, y aún saliendo no son aceptados.

¿No parece que los gays y lesbianas por lo general se sienten frustrados por una inexpugnable muralla de nociones sociales? ¿No parece que han vivido su vida sin poder contarle a nadie, sin poder ser optimistas respecto a ellos mismos? Cuando pienso en esto, se me rompe el corazón.

Más que nada, tener que esconder continuamente tu propio ser de tus padres, que te dieron la vida, y de tus amigos cercanos – es como vivir con una enorme carga en el corazón. Sin embargo, no creo que Japón sea una sociedad amigable con las minorías sexuales. Al tratar de salir del clóset, aún con los amigos cercanos, apuesto a que tienen que prepararse para cada posible reacción.

En mi caso, cuando les digo a mis amigos “soy un zainichi”, necesito un poco de valor y debo prepararme para distintas reacciones. En verdad no es tan serio, pero ciertamente me gustaría pensar acerca de cómo debo responder cada posible pregunta.

Un especial y cálido agradecimiento a Yu, blogger en Yuyu jiteki(悠々自適。), quien gentilemente me asesoró en el tema y me ayudó a armar las entradas de blogs para este post.

2 Comentarios

  • […] est

  • Victoria

    hola…
    Este artículo me ha parecido muy interesante, creo que la homosexualidad en japón es complicada, una de las más complicadas tal vez, pues los japoneses (y con mucho respeto lo digo) son personas apegadas a “lo que debe ser”, no se si eso sea objetivamente bueno o malo, pues su país tiene muchas cosas buenas y son una potencia mundial, lo que se debe al trabajo de todos actitud y forma de vivir, pero hablando de minorías sexuales, es decir para la gente diferente, creo que resulta un tanto más dificil, hace mucho que estoy interesada en las costumbres y formas de pensar de este pais, pero aun ahora me resulta complicado asmimilar ciertas cosas. Hay algo que quiero preguntar; ¿hay algún lugar donde pueda conseguir este libro? (“cartas para salir del closet?), no importa si es en japonés, me interesa entender un poco más de la forma de pensar japonesa sobre la homosexualidad, pero desde dentro, desde personas que lo viven, creo que no hay mejor manera de entenderlo, tengo una amiga japonesa que se encuentra en una situación dificil, y la verdad es que no tengo idea de como ayudarla, en mi país decir “sal del closet, haz lo que te haga feliz y que te valga lo demás” resulta mucho más fácil que en un país como japón, creo que mi forma de pensar y enfrentar la homosexualidad es completamente lejana a la forma japonesa, pero realmente deseo entender.
    muchas gracias y hasta pronto.

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.