¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Cuba: Más reacciones a la renuncia de Castro

Días después que Fidel Castro anunciara que renunciaba a la presidencia después de casi medio siglo en el poder, la blogosfera cubana continúa comentando la noticia con pasión. Después del repaso de Janine Mendes-Franco que recogía las primeras reacciones al anuncio, y en vista a la reunión del 24 de la Asamblea General para elegir al nuevo cabeza de estado que va a reemplazar a Fidel Castro, a continuación algunas reacciones más desde Cuba y el extranjero sobre los últimos acontecimientos.

398927816_1d90b75e14.jpg
Foto de FloraG, usada con permiso.

La escritora cubana Zoe Valdés, que vive en París, es escéptica sobre el supuesto cambio que va a venir a Cuba:

Y como Castro nos tiene acostumbrados a esos numeritos, la única renuncia en la que creeré será en la de la muerte. De cualquier modo, su hermano es el mismo perro con diferente collar, uno de los hombres más crueles y perversos de la historia de Cuba y de la humanidad. Con Castro II no creo en cambio alguno. El cambio sólo puede venir de la democracia, de la liberación inmediata de los presos políticos, del reconocimiento de las organizaciones disidentes de dentro y del exilio. El cambio sólo vendrá cuando Marta Beatriz Roque, Osvaldo Payá, u otros de dentro, o figuras del exilio puedan intervenir en un espacio democrático dentro de la isla. No pienso que Raúl Castro asumirá semejante riesgo

Ivan García, como bloguero invitado en el blog de Tania Quintero, es también pesimista sobre las expectativas de cambio:

Cansados de campañas revolucionarias, marchas y consignas, los cubanos dudan que el próximo presidente, que se espera sea su hermano Raúl Castro, de 76 años, no sea una continuación de su política. […] Algunos como Juan Oñate, 44, obrero, cree que aunque nada cambie, “al menos Raúl habla menos y no está presente tanto en la vida de los cubanos como Fidel”. […] Pero ya la calma escasea. Tras casi 50 años de pobreza material y penurias, la paciencia se agota y la desilusión aumenta. Las encuestas internas realizadas por el partido comunista reflejan que la popularidad de los hermanos Castro y de su sistema político cuenta con menos del 25 por ciento de apoyo de la población.

Después que Castro publicara otra carta el viernes llamando al “voto unido en favor de la Presidencia de la Asamblea Nacional”, continuando pues involucrado en la política cubana, Alexis Gainza declaró que “la alegría dura lo que un merengue en la puerta de un colegio”.

Blogueros como Cuban in London [en], citando a Frank Sinatra, lamentan que Castro se vaya después de tantos años a su manera:

Es difícil para un ciudadano británico entender la talla del líder que se marcha. Al fin y al cabo, el presidente cubano sobrevivió a nueve primeros ministros británicos y a diez dignatarios americanos. Y lo hizo a su manera.

Además, añade algunos pasos a seguir para traer el cambio a Cuba:

A mi entender, hay cuatro principios que Cuba debería seguir: el desarrollo de unos medios de comunicación libres y de un poder judicial independiente son los dos primeros. Apertura económica y financiera para los inversores extranjeros (mientras que los preciados logros en educación y salud no se toquen) y la obligación de responder por las decisiones políticas son los otros dos.

Sin embargo, para Lou Rodríguez de Ninety Miles Away [en] no hay nada que envidiar en la manera en que Castro se retira del poder:

Digan lo que digan los medios de comunicación sobre el marcharse a su manera, marcharse como un viejo achacoso, evacuando por tres orificios, podéis estar seguros que nunca estuvo en su lista de deseos. Casi podría sentir lástima por él, casi. Mi cabeza, sin embargo, no ofrece absolución. Voy a bailar metafóricamente sobre su tumba, si el viejo buitre no me sobrevive.

Para Jaime Leygonier, Castro no renunció, renunciaron a él:

No se retira, Fidel Castro era incapaz de retirarse, incapaz de saberse incapaz, lo retiraron hace año y medio con una incruenta revuelta palaciega, todos contra el animal enfermo, como mismo retiró Stalin a Lenin, para que se repusiera de su enfermedad bien lejos y bien oculto. Muy mal tenía que estar el anciano jefe de la manada para que con absoluta unanimidad lo desaparecieran sus secuaces.

Review of Cuban-American Blogs [en] critica a los medios occidentales por su relativismo moral hacia Fidel Castro:

Si Hitler hubiera renunciado a ser Führer antes de 1939, ¿cuáles habrían sido las reacciones de los medios occidentales a su decisión? No muy diferente, suponemos, a sus reacciones al “retiro” de Castro como presidente vitalicio.
[…] Los medios son reticentes a condenar a los tiranos por sus crímenes como si su propia objetividad fuera juzgada por la subjetividad hacia ellos. Cuando se ven obligados a mencionar esos crímenes, los medios los caracterizan como alegaciones hechas por los detractores del tirano. Pero sus supuestos logros no se identifican nunca como alegaciones de sus apólogos.

Otro tema comentado ampliamente en la blogosfera cubana fue la visita oficial de Tarcisio Bertone, secretario de estado del Vaticano, el miércoles pasado para marcar el décimo aniversario de la visita histórica del Papa en 1998. Rui Ferreira describe la misa de Bertone oficiada en la plaza de la catedral de La Habana, seguida por unos 3.000 cubanos que expresaron sus deseos de recibir la visita del Papa Benedicto XVI pronto “para que nos ilumine y tengamos paz, tranquilidad y venga una mejoría, mucha falta que nos hace”, según una de las presentes en la misa.

Reinier Potts en Babalu Blog [en], después de citar un artículo de The Independent que describe la misa de Bertone, expresa su rechazo:

La visión de estos secuaces comunistas cubanos participando en una misa es repugnante. Sin embargo debo confesar que me da un cierto placer perverso la ironía de esta pandilla de matones asesinos teniendo que arrodillarse ante el Todopoderoso en una aleccionadora vista previa del juicio final que les llegará en última instancia, en una ceremonia que bien podría representar los últimos ritos del régimen. Por lo menos Raúl tuvo el buen sentido de no aparecer.

Marc Masferrer [en] publicó una lista de violaciones de los derechos humanos en Cuba de esta semana, tales como detenciones ilegales de periodistas, y también colgó un homenaje musical al preso político Oscar Elias Biscet, que fue sentenciado en el 2003 a 25 años de cárcel por oposición al régimen. Esta semana se ha lanzado una campaña para presionar a la dictadura cubana para su liberación, informó Masferrer.

Penúltimos días, que también colgó una canción como banda sonora para la elección de la Asamblea de hoy, ha estado recogiendo reacciones de los medios al anuncio de Castro de retirarse. Y entre ellas, ha iniciado un Top 10 de las cosas más estúpidas que se han escrito sobre Castro en los últimos días, con contribuciones de los lectores en los comentarios. Un lector mencionó una declaración del cineasta Michael Moore, quién rodó parte de su última película Sicko en Cuba, en la que se preguntaba por la posibilidad de llevar a Castro a la ceremonia de los Oscars para dar su discurso de aceptación:

Mientras dure menos de cinco horas. En serio, seguro que hace disparar la audiencia. ¿Os lo imagináis? ¿Que se presentara? ¿Si pudiera hablar con el (productor de los Oscars) Gil Cates y quizás meter a Castro en un número músical al principio del espectáculo? Genial.

Según parece Castro es un gran tema de entretenimiento y humor, tal y como demuestra Claudia4Libertad [en] en su recopilación de chistes recientes sobre él en programas de noche de la televisión americana. A continuación un ejemplo del programa de David Letterman, que también ofreció una lista de ‘10 razones por las que Fidel Castro se retira':

Los expertos creen que ahora que ha renunciado, a Castro lo va a suceder o bien su hermano Raúl o su hijo idiota Fidel W. Castro.

Para acabar esta recopilación, una parábola muy ilustrativa que escribió Enrique Risco en su blog:

[…] un niño al que un compañero de juegos había hecho dar su palabra de honor (o de pionero, no recuerdo bien) de que se mantendría de guardia en el parque hasta que vinieran a relevarlo. Pasan las horas y el niño se mantiene de pie haciendo guardia, aterido de frío sin que el supuesto relevo aparezca. Al fin un transeúnte le pregunta qué hace allí y el niño le explica. El hombre trata de convencerlo de que se trata sólo de un juego, que seguramente los niños que le encomendaron hacer guardia estarán en sus casas calentitos pero el niño se aferra a la palabra empeñada. Por fin el hombre, convencido de la firmeza del muchacho busca a un policía y le explica la situación. El policía va entonces hasta el muchacho y le dice que él es un oficial superior y ha venido a informarle que su turno de guardia ha terminado tras lo cual el niño medio congelado entiende que ya no se trata de romper con su palabra sino de acatar nuevas órdenes y haciendo un saludo marcial se marcha. El cuento terminaba, si no recuerdo mal, con el hombre que había ido en busca del policía admirado ante la firmeza del niño. De más está decir que no era un cuento destinado a enaltecer nuestra firmeza sino a reafirmarnos la docilidad. […] Ya no somos niños, hace mucho tiempo todos hemos visto que todo no se trata más que de un juego. Los que dieron la orden original están calentitos en su casa o simplemente muertos mientras nuestros melancólicos no hacen más que aferrarse a viejas consignas, a las viejas palabras empeñadas, como a un instinto en el que al parecer les va casi todo, empezando por su propia idea de sí mismo. Sólo les digo esto: la realidad no es tan generosa como el cuento. Si aparece un nuevo policía será para decirles que todavía les quedan unas cuantas horas de guardia.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.