¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Jordania: Festivales de cine, Ley de Ciudadanía y más

NOTA: Este post se publicó originalmente en diciembre del 2007.

Desde un festival de cine en Dubai, un cineasta jordano hace su debut en Sundance.

Amin Matalqa, comparte su experiencia de participar en el Festival Internacional de Cine de Dubai, y habla de su película Capitán Abu-Ra'ed, que ha sido seleccionada para la Competencia Mundial de Cine en el Festival de Cine de Sundance:

El festival fue muy divertido. No pude ver muchas películas, pero logré encontrar a mucha gente llena de entusiasmo. Los organizadores del festival realmente hicieron un esfuerzo para hacerte sentir bienvenido. Un trato de primera clase y un gran lugar para motivar el futuro del cine árabe y la diversidad multicultural.
Estrenamos Capitán Abu-Ra'ed en el festival y el público era fantástico. Teníamos una casa llena de 400 personas, con una mezcla de gente que se había enterado sobre la película y algunas personas que no sabían nada sobre ella. Me sentí muy emocionado al ver a la gente reír y llorar con el hermoso final de la película, y al sentir una ovación larga y permanente. Un momento muy especial y la primera señal de éxito para nuestra pequeña película especial.
Y obtuvimos el Premio al Mejor Actor gracias a nuestro fantástico Nadim Sawalha (Abu-Ra'ed) al final del festival. Pienso que esto es solamente el principio de muchas cosas que están por suceder. Se está comentando mucho sobre Abu-Ra'ed en el festival y eso me hace sonreír. ¡¡¡Próxima parada… Sundance!!!

Lea más sobre este tema aquí, y también vea el tráiler de Capitán Abu-Ra'ed en YouTube aquí.

Lina Ejeilat cuenta la historia de un bebé recién nacido que fue abandonado por sus padres, después que volvió a la vida en el hospital Al-Basheer en Ammán:

Se está convirtiendo en algo común. Otro recién nacido fue encontrado en un charco de sangre, en el inodoro del Hospital Al Basheer. Al parecer su madre vino al hospital para que le receten unos analgésicos para el dolor de estómago. Los doctores sospecharon que ella estaba embarazada y ella lo negó, entonces le pidieron que se hiciera una prueba de orina. Ella fue al baño, dio a luz al bebé, cortó el cordón umbilical con algún objeto puntiagudo, lo abandonó allí y escapó.
El bebé se recupera en el hospital antes ser entregado al Ministerio de Desarrollo Social. La madre de 24 años fue encontrada una hora después de que el bebé fue descubierto, y ella admitió que quedó embarazada fuera del matrimonio. El informe de periódico dice que está siendo hospitalizada debido a la pérdida de sangre excesiva, y más tarde será entregada a la policía para una mayor investigación.

En otro post, Lina habla de librerías donde venden libros usados en los Países Bajos, y comparte sus recuerdos de los viajes que hizo a los Países Bajos y Turquía:

En agosto de 2006, estaba en Münster-Alemania e hicimos un viaje rápido a través de la frontera en los Países Bajos, y nos detuvimos en un pueblo diminuto. Nos dijeron que lo conocían como “El Pueblo del Libro” (no puedo recordar su nombre real). Todo lo que había en el pueblo era diminuto, excepto quizás por los molinos de viento y el número de pequeñas librerías donde venden libros usados y cuyos dueños eran las familias de la zona. La mayor parte de librerías formaban parte de alguna casa – prácticamente la biblioteca de la familia compilada durante varios años y abierta el público. La librería a la que entré, tenía una pequeña puerta de madera que se abría en dirección a la cocina, donde un perro ladraba y una anciana horneaba. Lo grandioso sobre el holandés consiste en que ellos, a diferencia del alemán y el francés, se sienten orgullosos de su fluidez en otros idiomas. Compré aproximadamente ocho libros ingleses y franceses por sólo 20 euros.
Algunos meses más tarde visité Estambul – y aunque sólo estuve alli durante dos días, me enamoré perdidamente de aquella ciudad mágica. Es tan difícil explicar el encanto que tiene Estambul. El año pasado prometí bloguear sobre dicha ciudad, pero nunca lo hice. Ayer tuve una conversación muy interesante con alguien que ha estado viviendo allí, y después de discutir sobre las grandes contradicciones de la ciudad, tales como el nacionalismo turco, la crisis de identidad cultural, la riqueza visual, el Bosphorous y el aire místico de todos los elementos que la ciudad reúne, me vino una gran añoranza por Estambul.

Lea más aquí y aquí.

Naseem Tarawneh (Black-Iris), expresa su desacuerdo con la ley de ciudadanía en Jordania, que priva a las mujeres casadas con hombres extranjeros pasarle la nacionalidad a sus hijos y esposos:

Hay una ley absurda –la Ley de Ciudadanía- en Jordania, donde las mujeres que se casen con extranjeros no pueden pasarle la  nacionalidad jordana a sus hijos. La mayoría residen en Jordania, se trata de mujeres jordanas con, ante cualquier intención o propósito, niños jordanos nacidos en este suelo y quienes probablemente han vivido toda su vida aquí. Aún así, al igual que un extranjero, ellos necesitan renovar su permiso de residencia cada año.

También nos trae un tema apremiante para Jordania estos días y es acerca del aumento de los precios del combustible y como afectará esto al bolsillo de los jordanos:

La nueva mentalidad económica del gobierno va a ayudarnos a todos al decirnos cuánto más gastaremos en llenar nuestros tanques de gasolina cada mes. Es parte de la nueva iniciativa dejarnos saber por adelantado cuan arruinados estaremos. Mientras tanto, cada vez que un nuevo Ministro de Energía llega al cargo, siempre parecemos estar llenos con promesas renovadas de energía emergente. Destilación petrolera, energía eólica, solar, nuclear. Jordania estará produciendo toda esta energía en sólo unos años más. Así que, ya saben, sólo esperen.

Más acerca de ello aquí y aquí.

Liana, una americana viviendo en Amman, habla acerca de su descubrimiento del amor de los jordanos por los teléfonos móviles y como el uso de estos difiere a Jordania de su propio país:

Los teléfonos celulares en Amman son a menudo la principal fuente de información de la gente, tanto para asuntos profesionales como personales. Las tarjetas de presentación a menudo tienen un número celular y es muy común para la gente tener dos o tres móviles. (Esto no es para separar partes de sus vidas, trabajo y hogar, por ejemplo, sino para ahorrar dinero). “¿Qué compañías usas?”, te preguntará alguien al anotar tu número. Las opciones son principalmente Zain, Umnia u Orange. Basados en tu respuesta, tu interlocutor sacará un teléfono diferente, ya que es mucho menos costoso llamar entre los usuarios de una misma compañía (de un teléfono Zain a otro teléfono Zain, por ejemplo).
En los Estados Unidos, no poner el teléfono en modo silencioso, incluso durante una reunión social informal, te hará ganar comentarios despectivos y burlas. Aquí es parte normal de la rutina diaria y muchos adultos tienen temas pop árabes o hasta cánticos religosos como repiques –otro elemento no exclusivo de la “juventud” jordana.

En otro post expresa su insatisfacción con las clases de grado que está tomando en la Universidad de Jordania:

Esta clase, Teoría de Conflicto y Guerra, ha sido en esencia vacía para mí, académicamente hablando. Discutimos de forma muy cursi cómo las principales teorías de Relaciones Internacionales (Realismo, Liberalismo, Marxismo y Teorías Críticas) ven el conflicto. Había menos material de lo que yo solía ver en una clase de pre-grado (¿tal vez es porque la mayoría de las veces terminamos tres horas de lectura dos horas antes?) y hubo un día de lectura sugerida, la que nunca discutimos.

Más acerca de ello aquí y aquí.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.