¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Tayikistán: La crisis energética no es suficiente para perder la paciencia

La continua crisis energética es, probablemente, el peor problema que Tayikistán haya enfrentado desde el final de la guerra civil. Neweurasia informa que la mayoría de la población está sobreviendo apenas este invierno – el más severo de las últimas décadas – con los constantes apagones como fondo. La situación es aún más desesperada, pues la electricidad es la única fuente de calor a lo largo de todo el país.

“Actualmente, a la mayor parte de la población en las áreas rurales se le provee con electricidad solamente durante 1.5 horas al día. En Dusambé, la población tiene electricidad de 5 a 10 en punto en la mañana y después de 5 pm a 10 pm. Más allá de esos límites, la gente no tiene electricidad y, por consiguiente, no tiene calefacción, ni posibilidad de cocinar, etc. La mayoría de las empresas han cerrado y a los empleados se les ha obligado a salir en un permiso no programado y no remunerado”, informa neweurasia

Ravshan culpa al gobierno por el deficiente manejo en el sector energético y el absurdo manejo de recursos humanos. Mientras tanto, el horario de severos cortes de electricidad no es obedecido, ni siquiera en Dusambé:

Según el horario, la población debe tener electricidad diez horas al día, pero suele pasar que la electricidad regresa una hora más tarde y la cortan una hora antes. Básicamente, la gente tiene 8 horas de acceso a electricidad por día. No dicen nada sobre el hecho que el Ministro de Energía e Industria sea un graduado de la universidad agraria y que no tiene idea de cómo manejar el sector energía. Además, nunca ha trabajado en este ámbito. Tampoco nos dicen que en situación de emergencia la energía la venden a otros países. Simplemente no dicen nada de las cosas más importantes.…

Ian en Beyond the river se pregunta si es que la población general debe o no perder la paciencia con el liderazgo, como ha pasado con este anónimo abogado, como lo cuenta el informe de Eurasianet:

“Tenemos una doble moral en nuestra sociedad. Vemos un montón de construcciones en Dusambé, hoteles de cinco estrellas… Y vemos esos elegantes autos y casas en la ciudad. Todo el mundo sabe a quién le pertenecen esas cosas. Esos ‘dueños de vida’ controlan la economía, pero son sordos a los gritos del pueblo. En la primavera enfrentaremos otra seria amenaza – agua de caño sucia . Y alguien rogará nuevamente por asistencia internacional. Pasa una y otra vez.”

De hecho, las autoridades de Tayikistán admitieron oficialmente su incapacidad para hacer frente a la crisis energética al recurrir a la comunidad internacional en busca de ayuda. Nuestro liderazgo ciertamente no es el mejor, pero – irónicamente – siempre miraremos a nuestro vecino del sur, Afganistán, sin querer repetir su destino. Éste es el modelo de comportamiento de la mayoría de naciones post-soviéticas  – “el miedo a lo peor” bloquea el potencial para protestar y la noción de estabilidad se usa para cubrir el estancamiento. Aparentemente, la población no perderá la paciencia por mucho tiempo, pues todavía recuerda la guerra muy bien. Pero una vez que pierda la paciencia, hay una alta posibilidad que Tayikistán repita el destino de Afganistán, que es el menos deseado por todos.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.