¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Periodistas ciudadanos de HiperBarrio unen a sus comunidades locales

El ímpetu de Rising Voices, un proyecto de medios ciudadanos financiado con un premio Knight Foundation News Challenge, surgió de la observación que la gran mayoría de bloggers auto-publicados, podcasters y fotógrafos presentados cada día en Global Voices eran bien educados, citadinos y de clase media alta. Mientras el crecimiento de los medios ciudadanos ha permitido un nivel sin precedentes de conectividad global, esa red de nuevas voces tiene que expandirse más allá de los vecindarios adinerados de los centros urbanos en todo el mundo.

 

Hasta ahora. Gracias al trabajo duro de los coordinadores del proyecto Rising Voices, la lectoría internacional está descubriendo historias locales de voces antes no escuchadas, incluyendo jóvenes mujeres en Dhaka, Bangladesh, motivados pasantes en Sierra Leona, y residentes de un gran poblado indígena en El Alto, Bolivia.

 

Rising Voices, sin embargo, es mucho más que una iniciativa para llevar voces locales a audiencias globales. También estamos interesados en el potencial de los medios ciudadanos para crear más unidad en comunidades locales ya establecidas. Con esto en mente, los facilitadores y participantes de HiperBarrio recientemente organizaron una reunión que reunió a más de 100 residentes y líderes de la comunidad en San Javier La Loma, la comunidad de un cerro que soportó el peso de la violencia durante la era Escobar en Medellín, y el subsiguiente caos, hasta apenas el año 2002.

 

El evento, que tendría lugar en la cancha acústica de La Loma (el único espacio público del barrio), fue mudado al auditorio de la iglesia local cuando la llovizna de la tarde se negó a amainar. La revista digital colombiana, equinoXio, publicó una serie de cuatro partes acerca del inusual evento de medios ciudadanos con las contribuciones de dos talentosos participantes de HiperBarrio, Catalina y Julio Restrepo, así como uno de los facilitadores, Álvaro Ramírez. Sus artículos, dos de los cuales han sido traducidos del español más adelante, revelan cómo HiperBarrio ha llevado un sentido de comunidad unificada al que fue uno de los vecindarios más violentos y dividido de Medellín.

 

 

 

Residentes, lectores locales, e invitados especiales de La Loma y otros lugares, se reunieron para presenciar los videos y fotografías producidos por periodistas ciudadanos de HiperBarrio.

 

Satisfacciones” por Catalina Restrepo:

Hace seis meses, el coordinador de la Biblioteca Pública Piloto, filial San Javier La Loma, invitó a un grupo de sus usuarios a participar de un proyecto con el fin de rescatar la historia olvidada de nuestro barrio.

En un principio, Álvaro Ramírez nos indicó como crear nuestro blog en el sitio WordPress.com, y de ahí en adelante el grupo se ha apoderado de unas alas que hoy nos permite ser conocidos en cantidad de países alrededor del mundo; y ser parte del proyecto que a nivel mundial ejecuta Global Voices.

Tras la creación de nuestros blogs, han sido muchos los capacitadores que han asistido al barrio para brindarnos herramientas para la creación de productos audiovisuales (fotografía, video y audio), que hemos usado para contar las historias del lugar que nos ha visto crecer.

Las satisfacciones han sido muchas:

  • La primera, conocer cantidad de personas que nos han enriquecido con sus ideas del mundo. Es así como los capacitadores nos han brindado lo mejor de ellos como estudiantes o profesionales, y más que eso, como personas.
  • La segunda, saber de historias del barrio como la de Suso, que ha logrado tocar las fibras más sensibles de todos los del grupo.
  • Y la tercera, la unión que se ha generado entre nosotros, a través de los planes que se organizan para recorrer determinados lugares del barrio.

Sin duda alguna, el espacio que se ha abierto en La Loma genera cambios que logran que los jóvenes que pertenecemos a HiperBarrio, nos apoderemos de este proyecto que nos ha hecho crecer como personas y nos hace querer brindar lo mejor de nosotros como parte de un barrio y una ciudad que necesita que más de estos proyectos se ejecuten.

 

La noche bajo las estrellas” por Álvaro Ramírez Ospina:

La noche bajo las estrellas de HiperBarrio se transformó en un encuentro cálido, recogido y emocionante. Vivimos momentos dramáticos, dos horas antes de que empezar, dado que una lluvia persistente enfrió las montañas de La Loma y del espacio al libre alrededor de la concha acústica, donde teníamos planeado reunirnos. El viento se convirtió en un factor peligroso que amenazaba con derribar la pantalla gigante donde íbamos a proyectar los videos y el árbol artificial donde habíamos colgado fotos y artículos publicados en los últimos seis meses.

Nos salvó el Señor Cura de la parroquia, quien con mucha gentileza nos prestó el salón comunal contiguo a la Iglesia y allí pudimos instalar equipos y sillas para dar inicio a un evento que contó con la feliz presencia no solo de un centenar de niños, jóvenes y adultos de La Loma, sino también de importantes invitados de dentro y de fuera, como Jorge Melguizo, recién estrenado Secretario de Cultura Ciudadana, Gloria Inés Palomino, directora de la Red de Bibliotecas del área metropolitana de Medellín, el Corregidor de San Cristóbal y los nuevos Cura Párroco y Comandante del puesto de Policía (que acaba de instalarse en la zona), quienes encontraron allí la oportunidad de presentarse y dirigirse brevemente a la comunidad expectante.

El evento se inició con la proyección de fotos de la localidad, con retratos espontáneos de sus personajes más característicos, sus casas, calles y rincones, además de las preciosas vistas y paisajes de Medellín que solo consiguen apreciar quienes suben o viven en la privilegiada topografía de La Loma.

 

Vista del centro de Medellín desde La Loma.

 

Siguió un divertido solo teatral a cargo de Milton Araque, quien hizo las delicias de los niños con una cómica rutina de clown titulada Dulces sueños, Tilo, para luego dar paso a la exhibición de los videos La banda Paniagua, Noches de plenilunio, Rayones, y la impactante historia de Suso. Estos valiosos trabajos no solo dan cuenta de la historia, la cultura viva y el palpitar de La Loma, sino que revelan el talento creativo de sus realizadores, algunos de los cuales dan sus primeros pasos como auténticos periodistas ciudadanos. Al escenario subieron los creadores ConVerGentes y de manera elocuente destacaron la emocionante y ardua experiencia de aprendizaje que han vivido, a la vez que aprendían a usar las herramientas que brindan las nuevas tecnologías digitales y que les posibilitaron realizar y auto-publicar sus historias en blogs, en revistas digitales como equinoXio y en YouTube. Cada uno de ellos recibió largos y merecidos aplausos de la audiencia.

 

Milton Araque interpretando Sweet Dreams, Tilo a una cautivada audiencia de niños y ‘niños de corazón’.

 

Fue una velada bella y gratificante. Todavía puedo escuchar las voces de los chiquillos: “¡Es la casa de doña Rosa! ¡mirá, mirá también sacaron a mi abuelito! ¡Uy! Eso es por allá arriba por Primavera, se ve muy bonito…” Los niños de La Loma daban pequeños gritos de entusiasmo, otros susurraban sus comentarios al vecino. Sentados en el suelo, adelante de los mayores en el salón comunal atendieron con relativo juicio a esta inolvidable presentación pública del trabajo de VideoBarrio y ConVerGentes han venido documentando la vida cotidiana de sus amigos, familiares y vecinos. Siete meses de trabajo paciente, continuo y coordinado acaban de culminar. Los tanteos y los aciertos van dando sus frutos. El trabajo por ratos ha sido febril y los frutos se están cosechando, gracias a la colaboración de muchas personas, y especialmente a la Biblioteca Pública Piloto y la Red de Bibliotecas del área metropolitana.

 

Participantes de HiperBarrio describen sus experiencias como periodistas ciudadanos.

 

De hecho, con el continuo apoyo del sistema local de bibliotecas así como de la Secretaría de Cultura, HiperBarrio ahora busca expandir su misión para llevar los medios ciudadanos a más de las muchas comunidades periféricas que sube por las laderas del valle. El grupo actual de más o menos 20 periodistas ciudadanos residenciados en La Loma y Santo Domingo continuará documentando las historias de sus comunidades locales. Pero, en sólo unos meses, se espera que se unan a sus nuevos compañeros, quienes también documentarán sus historias locales para una audiencia global.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.