¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Las mujeres sostienen la mitad del cielo: Una fiesta de poesía

Con ocasión de celebrar el Día Internacional de la Mujer, Kathryn Ward becaria de Rising Voices y fundadora de Nari Jibon, tuvo la idea de una competencia amistosa de poesía entre los bloggers de Rising Voices. A los participantes de los diez proyectos de alcance para medios de comunicación ciudadanos se les concedió una semana para escribir y enviar sus poemas relacionados con el tema “las mujeres sostienen la mitad del cielo.”

Diez poemas de Colombia, Bangladesh, y Madagascar fueron enviados. De esos diez, la doctora Ward y su amigo poeta seleccionaron los tres poemas siguientes, para ser presentados en conmemoración de las mujeres de todo el mundo.

 

“Paceñita / Cristina Quisbert

Prioridad

por Sufia-734 of Nari Jibon

(original escrito en bengalí – traducción al inglés de Kazi Rafiqul Islam)

El momento ha llegado
de defender lo que necesitamos
No igualdad, sino prioridad.
Lo justo
Queremos abrir nuestro corazón
Expresar nuestra mente
A lo que necesitamos
No igualdad, sino prioridad.
Los padres pueden ser crueles
Las madres no.
Las madres pueden sacrificarse
Los padres no.
Eso es lo que las mujeres somos
Podemos hacerlo todo.
Combatiendo con dolor
Ganar la felicidad.
No debemos tolerar más la injusticia
No debemos permanecer más dentro de cuatro paredes.
El tiempo ha llegado de abrir ojos y oídos
De protestar contra injustas hazañas.
Por lo que necesitamos
No igualdad, sino prioridad.

 

Equipo femenino de reparadoras de caminos, Kathryn Ward, Dacca, 2004.

por Poupoune de FOKO desde Toamasina, Madagascar.

Las mujeres son rocas de construcción
sin ellas solamente hay vacío
Ellas dan el corazón y el alma
y con ellas las cosas buenas están al alcance
Son la fuerza del hogar
Ofrecemos a las mujeres gloria y alabanza
Sus logros perdurarán por siempre
No como las rosas marchitas que pisamos
Riqueza y dinero no podemos ver
Lejos de ellas los suspiros me tragan
Violadas son y sus derechos les son atropellados
Pero ellas se quejan debajo
De flores que florecen y brillan en las noches.

Que podamos ser soles brillantes
Trayendo alegría y felicidad
A aquellas que amamos y atesoramos.

EL SER MUJER

Poema de: Camila Urrea Morales (Colombia)

Traducido al inglés por: Carolina Vélez López de HiperBarrio.

EL SER MUJER
En un principio, aún incierto, apareció la mujer, un ser creado fibra a fibra de azúcar, adornado con tanto hilos dorados como sentimientos, un ser que se derrite con cada palabra que infunde fuego en ella, y que se enfría, levantando la pared más fuerte, con aquellas que llegan como témpano ante ella. Luego, aparece aquella cubierta que es más que piel, una cubierta conductora de emociones, de latidos, de vibraciones. Y apareció la mujer, y con ella la dulzura de las cosas hechas con la delicadeza que nada más se encuentra en ese ser.

Finalmente, en una clase suya, el coordinador del proyecto FOKO en Madagascar, que prefiere usar el seudónimo SipakV, envió este poema en malgache e inglés.

“¿Qué hombre se quedaría?”

- No, es el que se fue

- No se iría él

Eres una mujer abandonada

Que nos avergüenza

Avergüenza a nuestra familia

Mira tu pelo

Mira tu cara

Mira cómo cocinas

Mira tu casa desordenada

¿Qué hombre se quedaría?

- Hice lo mejor que pude

Me corté el pelo, lo ordené

Puse crema perfumada en mi cara

Probé mi mejor cocina todos los días

Arreglé la casa

pero Ikoto e Ikala

Querían amor y cuidado

Él ni siquiera se dio cuenta

Llegaba a casa tarde cada noche

Ebrio de mujeres y alcohol

Mudo de rabia
 Porque nuestra vida es horrible

Nuestros hijos se portan mal

Su esposa es fea

Y quiere darle una paliza a su pérdida

Borrarla en mi cara y cuerpo

Borrarla cada noche sin suerte

La última vez el comité del vecindario vino

Y me aconsejaron

Eres mujer

Resígnate

Aguanta hasta que llegue el final

Cuando el cielo venga a estrellarse contra ti

Y el Reverendo Padre llegue

Recuerda a Victoire Rasoamanarivo que dijo

Pero no busco felicidad en el otro mundo

Sino paz para Ikoto e Ikala es lo que busco

Viniste ayer madre y dijiste

él es mi todo

La violencia mi destino

La prisión mi sino

porque a dónde puedo ir

Mujer desempleada

Así que madre permíteme…

- Mira tu pelo
 Mira tu cara
 Mira cómo cocinas

 Mira tu casa desordenada
¿Qué hombre se quedaría?

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.