¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Nari Jibon: Blogueras hablando de educación, emancipación y pobreza

La última vez que hablamos de Nari Jibon, las blogueras hablaron, entre otras cosas, de los problemas de la dote en Bangladesh. David informó el mes pasado sobre el entrenamiento en vídeo de Nari Jibon.

Más del blog de Nari Jibon Bangladesh from our view [en]:

El formador Shawn de The Uncultured Project enseñó a los estudiantes/empleados (blogueros) a hacer buenas fotos y vídeos. Mostró las reglas para que las fotos y los vídeos salgan bien. Enseñó a los empleados a hacer entrevistas en podcast.

narijobonawards1.jpg

“En la misma ceremonia cuatro estudiantes fueron seleccionadas y premiadas como mejores blogueras (dos de blogs en inglés y dos de blogs en bangladesí). Son Zannat Ara Amzad (El mendigo callejero – En), Sherin Sultana (Una anécdota de mi amiga, Mitu - En), Sufia Khatun (Protivar Bilupti, Talento Abolido – Bn) y Nafisa Mobassara (Mayer dadur biye, Boda del abuelo de la madre – En).”

Nurunnahar Islam Munni escribe sobre la importancia de la educación a las mujeres para mejorar sus vidas:

“Las chicas educadas pueden llevar su vida según planeen. Ellas saben cómo disfrutar de la vida y mantener a la familia contenta. Si las chicas reciben educación pueden ser conscientes de sus derechos.

Una madre educada puede mantener a su familia y enseñar bien a sus hijos y guiarlos de manera adecuada. Puede ser más consciente de la salud y la nutrición de sus hijos. Una chica educada puede tener un trabajo y puede ayudar a su familia económicamente, mejor que una chica sin educación.

Por lo tanto dijo que ‘Dame una madre educada y te daré una nación educada’.

Sherin Sultana vive en la capital, Dhaka, para subsistir pero echa de menos su pueblo. Hace poco describió unas vacaciones que pasó en su casa del pueblo:

Pasé mi tiempo chismorreando y ríendo con mi perro mascota Tuktuki, mis gatos Monti y Ponti (el hijo de Monti). El agua, los vientos, los árboles e incluso cada mota de polvo, todas las cosas de mi lugar nativo me parecen muy cercanas a mí.

También pasé mi tiempo cantando canciones, charlando con mis familiares y amigos, y cada noche fuimos a pasear a orillas del río.

Se enfrenta a la realidad:

En la ajetreada ciudad de Dhaka ahora yo también me he convertido en una persona ajetreada, como la gente de la ciudad. He perdido todos mis deseos, alegrías y risas por estar ocupada y tener las presiones de la vida real.

Golam Rabbany Sujon, que trabaja para Narijibon, recopila algunas de las experiencias de las blogueras sobre los problemas a los que se enfrentan las mujeres en Bangladesh. Algunos extractos:

Soy Afroza, de 16 años, cuando estudiaba en la escuela mi mamá solía acompañarme a la escuela y de vuelta a casa cada día. Ahora estudio en un colegio para chicas pero mi madre aún me acompaña casi cada día cuando salgo fuera de casa. Mi hermano mayor tiene sólo tres años más pero fue a la escuela y al colegio solo. ¡Qué independiente que es mi hermano!

Lee el resto aquí (en inglés).

Mahfuza Parul describe un día visitando el pueblo de su amiga en Boalkandi.

Helen Sarkar cuenta una emotiva historia en el blog en bangladesí Amader Kotha sobre lo que pensó cuando los refugiados de las inundaciones le robaron su chaqueta favorita:

Tendría que haberme sentido triste ya que me robaron mi cosa favorita. Pero nunca grité. Al contrario, sentí simpatía por la persona que la robó. Pensé que quién agarró la chaqueta no es un ladrón real. Lo hizo tan sólo para sobrevivir a las dificultades. A veces pienso que los que estamos más acomodados dejamos a una clase de gente ser ladrones. Les intentamos decir indirectamente que no tienen derecho a vivir una vida decente.  Vas por el mal camino, te conviertes en ladrón y esta vida turbulenta es sólo tuya.

¿Somos una sociedad civilizada? Intentamos calmar a los niños que lloran, los gritos de los ancianos y de los refugiados con pequeños paquetes de ayuda. Pero no queremos hacer nada permanente, como impedir que las inundaciones destruyan nuestras posesiones, nuestras casas, dejándonos en lágrimas.

Farjana Akter comparte una historia sobre su primera visita a la playa de Cox's Bazar. Dice:

El panorama de la puesta de sol en la Bahía de Bengala es inolvidable.

Shanta Islam comparte con nosotros otra historia interesante, sobre su examen final en la escuela. Nina Sultana Mim retrata a un vendedora de Pitha (pastelillos de arroz). Nilufa Akter comparte (en bangladesí) un cuento de hadas que escuchó en su infancia.

Nafisa Mubassir cuenta [bn] la historia de la boda del abuelo de su madre. Hace más o menos un siglo las bodas de niñas estaban muy extendidas y la novia sólo tenía 5 años mientras que el novio tenía 15. A esa edad no sabían de qué iba el matrimonia y fue más como una boda de muñecas.

En contraste, Salma Siddiqa Mumu escribe que la mentalidad de las mujeres de Bangladesh ha cambiado. Más y más mujeres están saliendo de la casa donde antes eran tan sólo amas de casa y ahora están participando en varias actividades para ser económicamente independientes.

narijibon-enlish-classes1.jpg

En el blog de Nari Jibon pueden encontrarse más perfiles de blogueras. Las blogueras descritas allí son: Asma Akter, Linda Pandey, Sharmin Chowdhury Shikha, Jannatul Fardouse Nargis, Kamrun Nahar, Farjana Huque, Shifat Binte Quaium y Bushrat Binte Quaium [bn], Laili Jahan Meghla, Ayesha Parvin [bn].

Esperamos poder mostraros pronto algunos videos y podcasts de los participantes en nuestro próximo repaso a Nari Jibon.
Si quieres ayudar a que el proyecto Nari Jibon continúe, puedes descargarte el PDF del Calendario Nari Jibon del 2008 y hacer una pequeña donación (sugerimos $10) a través de Give2Asia.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.