- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

México: Juventud emo se convierte en blanco de ataques

Categorías: Latinoamérica, México, Arte y cultura, Juventud, Música

Un comentario en un artículo escrito [1] por el blogger Daniel Hernández de Intersections [2] se preguntaba, “¿Es esto the Onion? Es demasiado surrealista.” The Onion [3] (la cebolla) es un popular periódico satírico de EEUU que es mejor conocido por dar “noticias falsas” y las personas deben haber pensado que la noticia encontrada en el blog de Hernández se tomó directamente de ese periódico. La noticia en cuestión giraba en torno a incidentes que habían tenido lugar en México, donde la juventud “emo” era víctima de ataques de grupos que específicamente la tenían como blanco.

Además de ser un género musical, “emo” también puede ser considerado un estilo de vida o una forma de autoidentidad. La Plaza, el blog del LA Times escribe [4]:

Repentinamente, los emos son la charla de la población en Ciudad de México. Para los no iniciados, emos son una categoría de adolescentes vestidos de negro conocidos por su marcado emocionalismo—de ahí el nombre—y un estilo de moda sexualmente ambiguo que combina la apariencia oscura de los góticos con infantiles toques de rosado y otros colores brillantes (algo así como Tim Burton conoce a Hello Kitty.)

Por otro lado, Wikipedia describe algo de la moda [5]:

A emo también se le suele asociar con una cierta moda. El término “emo” es a veces estereotipado con jeans ajustados en hombres y mujeres por igual, cerquillo largo (flequillo) peinado a un lado de la cara o sobre ambos ojos, pelo pintado de negro, polos ajustados (a veces de manga corta) que por lo general tienen los nombres de bandas de rock (u otros diseños), correas con incrustaciones, hebillas de correas, zapatillas de lona o de skate u otros zapatos negros (por lo general viejos y maltratados) y gruesos lentes de carey. La moda emo ha cambiado con el tiempo. Las primeras tendencias incluían peinado sin raya, chompas ajustadas, camisas con botones en el cuello y casacas de trabajo.

 

Foto de Daniel Hernández [6] y usada con autorización.

Hernández siguió la noticia desde el comienzo en su blog y en LA Weekly [7], y hasta lo han entrevistado en varias oportunidades por medios internacionales [6] interesados en esta historia “surrealista”. ¿Cómo empezó todo? Hernández apunta a unos comentarios de una popular personalidad mexicana de televisión [8]:

En México, la cultura emo es el blanco de muchas bromas. O la menosprecian intensamente o por lo general la ignoran. Pero solamente el sentimiento de menosprecio es el que ha ido creciendo. En el clip de arriba, una personalidad de la pantalla de Televisa [9] de nombre Kristoff expresa una dosis de retórica seriamente anti emo [10] y pasa al inglés para decir, en televisión, “maldita mierda” al movimiento emo. Algunos emos a los que he entrevistado dicen que el clip de Kristoff en una provocación que define la actual ola de violencia anti emo. Ahora vean este clip de otro programa de Televisa donde a tres emos los entrevistan acerca de los ataques [11]. Al final, el chico de la izquierda pregunta si puede decir una cosa más: directamente acusa a Kristoff de difundir un odio anti emo.

También escribe acerca de algunos de los hechos previos específicos [12]:

La chispa comenzó en Querétaro el 7 de marzo. Aproximadamente, 800 jóvenes llegaron al Centro Histórico de la ciudad buscando emos para darles una paliza. Encontraron algunos. Al siguiente fin de semana se esparció a Ciudad de México, donde los emos se enfrentaron a punks y a rockabillies en la Glorieta de Insurgentes, el epicentro del espacio social emo en la capital. También hay reportes de violencia anti emo en Durango, Colima, y muchas otras partes.

Los hechos provocaron que mucha de la juventud emo se volviera proactiva [1]:

Hace una semana, el miércoles, los emos y sus partidarios en Ciudad de México se manifestaron en frente del edificio principal del departamento de justicia municipal. La acción fue organizada por una organización de derechos de los gays de Ciudad de México, que resalta la controversia de algunos en el sentido que el movimiento anti emo es homofóbico, entre otras corrientes…

Estos conflictos también han atraído mucha atención de los medios. El blog La Plaza del LA Times también cubrió la historia conjuntamente con Mexico Reporter [13] y entrevistó a uno de los jóvenes. Puedes encontrar el video en su blog [4]. Hernández escribe también: [14]

Los muy difamados emos de México están disfrutando ahora de la atención mundial y de un desborde de compasión y buenas vibras del gobierno local, grupos locales de derechos y los medios mundiales. ¿Y hasta del bien organizado movimiento punk del D.F.? Posiblemente. Un rumor que escuché hoy decía que el sábado, punks pro paz y tolerancia se enfrentarán a punks anti emo, de una vez. ¿Podrá haber un contragolpe del contragolpe?

La manifestación del sábado terminó sin violencia [15], pues los emos marcharon bajo protección policial. Beam TVtiene fotos de los grupos que se reunieron [16] para pegarles a los emos.

Sin embargo, al final, Jéssica de Vivir México escribe acerca de lo que esto muestra de su país [17]:

Esto solo es el reflejo de la intoleracia en Mexico y las autoridades tienen que tomar cartas en el asunto antes de que pase a mayores…