¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Bosnia y Herzegovina: Nuevo sitio Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO; nueva cruz conmemorativa

Uno de los principales temas de actualidad en la blogosfera bosnia de esta semana ha sido la adición del puente de piedra de Višegrad a la lista de sitios de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. El puente, llamado así por Mehmed Paša Sokolović, uno de los más famosos Grandes Visirs del Imperio Otomano, nacido en Višegrad en 1505, conecta las dos orillas del Río Drina, que forma la mayoría de la frontera entre Bosnia y Serbia. El escritor bosnio Ivo Andrić, que recibió el Premio Nobel de literatura en 1961, escribió un libro titulado El puente sobre el río Drina, que describe la construcción del puente y la vida en Bosnia bajo el Imperio Otomano.

Visegrad Bridge
Mehmed Paša Sokolović Bridge, Višegrad, Bosnia and Herzegovina de Wodnerduck”, usada bajo licencia de Creative Commons.

Day and Night [ing], que además colgó un par de fotos del puente, lo describe como una obra maestra:

Característico del apogeo de la arquitectura monumental e ingeniería civil otomanas, el puente tiene 11 arcos de mampostería que se extienden de 11m a 15m, y una rampa de acceso en ángulos rectos con cuatro arcos en la orilla izquierda del río. El puente de 179.5 m es una obra maestra representativa de Sinan, uno de los más grandes arquitectos e ingenieros del período otomano clásico y un coétaneo del Renacimiento italiano, con el que sus trabajos pueden compararse. La elegancia única de la proporción y la nobleza monumental del lugar entero es un testimonio de la grandeza de su estilo de arquitectura.

El blog Bosnia News [ing] informa que el 25 de marzo el director de la UNESCO Koichiro Matsuura otorgó a las autoridades bosnias un certificado sobre la inclusión del puente en la lista en una ceremonia en Sarajevo, reconociendo su “valor universal excepcional”. Sin embargo, Bosnia News explica que:

La visita del director de la UNESCO Koichiro Matsuura a Višegrad fue cancelada “por razones de seguridad”. Los organizadores del evento decidieron no hacer la ceremonia en el puente después que la Asociación de Mujeres Víctimas de la Guerra anunciara su intención de poner una placa en el puente conmemorando las víctimas del genocidio en Višegrad en una ceremonia que habría coincidido con la del certificado de la UNESCO.

Miembros de esta asociación bosnia colocaron la placa en el puente y leyeron los nombres de las 3.000 víctimas del genocidio de Višegrad.

El puente de Mehmed Paša Sokolović es el segundo sitio en Bosnia que ha sido reconocido por la UNESCO, después del Old Bridge in Mostar. Sobre el puente de Mostar Bridge, el blog Balkan Cities informó que “una grieta había aparecido en el Stari Most de Mostar (el Puente Viejo). Anteriormente, la UNESCO había obligado a las autoridades bosnias a parar la construcción de un hotel cerca de la estructura, amenazando al país con quitar el puente de la lista del Patrimonio de la Humanidad”.

Hablando del puente de Mostar, el blog en italiano Balkanscapes, que está dedicado a hablar de la restauración de edificios destruidos durante las guerras yugoslavas de los 1990s, hace poco analizó el significado del nuevo puente viejo. Así es cómo describe la construcción del puente original, que fue bombardeado en 1993:

Fuertemente querido por Solimán el Magnífico, fue acabado en 1556, en nueve años, por el genial arquitecto Miram Hajruddin, el cual, consciente de las dificultades técnicas de la realización de un puente de esas dimensiones con un único arco, y temiendo la ira de Solimán que le había prometido la muerte en caso que se desmoronara, preparó su propio funeral para el día en que se iban a quitar los andamios. El puente no se desmoronó, y durante siglos representó el símbolo de la convivencia entre las diferentes etnias, católica/croata, musulmana/bosníaca, ortodoxa/serbia. Aquel puente fue, durante siglos, la verdadera y más auténtica puerta hacia Oriente.

Sin embargo, no piensa que el puente actual, que fue reabierto en el 2004 después de años de reconstrucción, haya mantenido el mismo espíritu de unificación de las gentes de Mostar:

Pero ese puente, que durante siglos ha unido los barrios croata y musulmanes de la ciudad, que durante siglos ha sido un lugar de tránsito, de pasaje, de comunicaciones […], ahora parece haber incorporado una barrera invisible. El umbral entre las dos almas de la ciudad, tal como dicen muchos, ahora parece ser un límite infranqueable.

Su entrada tiene varios comentarios sobre el nuevo Puente Viejo, y uno de ellos, de cicciosax, dice que “se ha convertido en un símbolo étnico de los musulmanes el cual, como era de esperar, ha sido rechazado por los católicos, que han erigido una cruz gigantesca para confrontarlo”.
Ahora una nueva cruz que va a erigirse en Sarajevo para conmemorar a las víctimas de guerra serbias, está causando malestar en la ciudad. Samaha [ing] explica por qué un monumento como este sería ofensivo para la mayoría de habitantes de Sarajevo y por qué está en contra de la idea:

Tú y yo sabemos que cuando este monumento se vea desde la ciudad, que cuando este monumento se señale, la referencia que se le hará será “ése es el lugar desde donde se lanzaron algunos de los ataques más mortíferos sobre nuestra ciudad”. Sinceramente espero que este monumento no se construya porque tal y como he dicho antes no servirá para honrar a los muertos, va a servir como señal de la agresión y la limpieza étnica, y poner una cruz en ese lugar no le hace servicio ni a Dios ni al hombre, pero si los serbios escogen honrar a sus muertos de esta manera pues dejémoslos.

A YakimaGulagLiteraryGazett [ing] tampoco le gustó la idea de la cruz conmemorativa:

Pienso que ese tipo de monumento conmemorativo tiene más que ver con el marcaje territorial o con hacer un corte de mangas que con la religión. […] La mayoría de los monumentos musulmanes conmemorativos de la guerra son de dimensiones muy modestas, e incluso la mayoría de los monumentos croatas son más pequeños. Francamente, las cruces de este tipo me parecen MUY anti-cristianas.

Y se pregunta:

¿por qué esta gente no se dedica a ayudar a los supervivientes de guerra serbios? ¿Por qué no ayudan a los heridos de su bando?

1 Comentario

  • Fabiola Sánchez Gómez

    Para mi, Bosnia es una república que significa tanto la diversidad, la paz y la guerra: durante años convivieron pacíficamente diversas etnias, respetándose en todo, sin embargo, el odio, la discriminiación y las armas, la convirtieron en un sitio de tragedia que todavía nos duele, aunque estemos hasta el otro lado del mundo.
    ¿Por qué las religiones occidentales con mayor poder se empeñan en imponerse, en seguir propagando el odio y la discriminación por motivos religiosos?
    Aunque Tito es muy criticado, durante el socialismo no hubo guerra en Yugoslavia, fue una época de paz entre las seis repúblicas que la integraron.

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.