¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Bulgaria, Macedonia: Guerra de blogs sobre Historia

Las relaciones entre Bulgaria y Macedonia no son menos complicadas e incomprensibles que las que existen entre Grecia y Macedonia, aunque últimamente las primeras tienen menos exposición en los medios que las segundas. El principal problema entre Sofía y Skopje es, una vez más, la historia.

Para los búlgaros, los macedonios fueron parte de la nación búlgara hasta el comienzo del siglo XX, cuando una gran parte de Macedonia cayó bajo dominación serbia tras las Guerras de los Balcanes. Después, debido a la política de Serbia en la región y la doctrina del macedonismo, hubo cambios en la mentalidad de la población local, que condujeron a la formación de la nación macedonia. El Comintern y la posición de Stalin en el tema también contribuyeron con este resultado.

De otro lado, los macedonios se consideran una nación enteramente separada, herederos de un pueblo antiguo. Acusan a sus vecinos búlgaros de tener un poder de ocupación en su territorio y aducen que Sofía está tratando de apoderarse de partes de la historia de Macedonia, como, por ejemplo, el Rey Samuel, San Clemente de Ohrid, el revolucionario Gotze Delchev, etc.

Los búlgaros dirigen similares acusaciones a Macedonia.

La controversia se ve aún más exacerbada por los miedos de parte de Macedonia que Sofía busque “asimilar” a los macedonios, en tanto que los búlgaros sospechan que sus vecinos pretender anexarse la región de Pirin, que es parte de la denominada Macedonia mayor.

Todas estas contradicciones se han desbordado en el espacio virtual y han encendido una “guerra” permanente sobre historia entre bloggers búlgaros y macedonios – una guerra que a menudo excede las reglas de las buenas maneras. Y la blogósfera búlgara también está debatiendo cuál debiera ser la actitud búlgara con respecto a Macedonia.

El blogger Peter Stoykov escribe (BUL):

Algunos argumentos acerca de si Macedonia es o ha sido parte de Bulgaria, si es que existe un idioma macedonio, una nacionalidad, la cuestión macedonia, e interés nacional búlgaro en Macedonia… Los historiadores y, más que nada, los tontos de Internet están compitiendo en hablar tonterías sobre el tema, como si sus vidas dependieran de ello.

[…]

¿Es Macedonia búlgara?

No, no es búlgara, es macedonia. Y les diré por qué, pero primero regresaré en el tiempo. En 2001, un censo habitual se realizó en Australia. Precisamente, un episodio de la Guerra de las Galaxias se había lanzado, y como saben, hay mucha gente que se vuelve loca por esta película. Entonces, en el casillero de “Origen étnico” en el cuestionario del censo algún chistoso escribió “Jedi”… […] ¿Qué tiene esto que ver con Macedonia? Si los macedonios quieren llamarse macedonios, tienen el irrefutable derecho a hacerlo.

[…]

Entonces, ¿qué debemos hacer con la cuestión macedonia?

De hecho, estoy hasta contento que Macedonia no sea parte de Bulgaria y que hace una cantidad de años se separara de Bulgaria y la entregaran a Yugoslavia. Bulgaria, como nuestros políticos siempre se han alegrado de decir, “es un foco de estabilidad en los Balcanes” – los disturbios hierven a nuestro alrededor. Hubo peleas y escisión en Yugoslavia, Kosovo ha estado sobre la mesa, los griegos se pelean con los turcos por Chipre, los turcos se pelean con los kurdos, que inclusive han cruzado la frontera hacia Iraq, hace cinco años los albaneses hicieron algo que estuvo muy cerca de una revolución en Macedonia, hubo intercambio de fuego.

Si Macedonia fuera parte de Bulgaria, seríamos parte de esta locura.

Otro renombrado blogger, Peter Dobrev, responde (BUL):

“Macedonia es la cuna del espíritu nacional búlgaro. Y aún si fuera a convertirse en su tumba, nunca nos daremos por vencidos en la lucha por su liberación”. Este fue el titular con el que apareció Outro, periódico de amplia circulación en los albores de la Guerra de los Balcanes. Esta era la opinión dominante hasta 1944 (cuando los comunistas tomaron el poder en Bulgaria). Hoy en día, sin embargo, independientemente del hecho que en teoría Bulgaria debió haber dejado las ideas del totalitarianismo, la memoria de Macedonia se ha marchitado tanto que pasa a  extremos polares.

[…]

No es de extrañar entonces que el blogger Peter Stoykov piense que no existe una cuestión macedonia, que Macedonia es macedonia, y que quien diga lo contrario es “un tonto de Internet.”

[…]

Todo el mundo tiene el derecho divino de la autodeterminación – como un Jedi, un esquimal o un macedonio. Empero, cuando es un asunto de significancia nacional general, de causas que han costado las vidas de miles y temas que han cambiado el destino de la mitad de un pueblo, es bueno hablar con un poco de entendimiento y conocimiento. Es necesario separar la opinión personal de un hecho objetivo histórico…

[…]

Tal como hoy todos saben que Alejandro Magno era griego, es también indiscutible que todos los líderes de las organizaciones macedonias después de 1878 (el año del Congreso de Berlín y la posterior liberación/emancipación de Bulgaria) fueron búlgaros. Estos líderes, tanto como el pueblo en su conjunto, siempre han hablado de ellos como búlgaros, y han sido vistos como tales por los observadores extranjeros. Todos los observadores extranjeros, incluidos los serbios.

Estas dos opiniones resumen las principales actitudes sociales en relación a Macedonia. La mayoría de los búlgaros no tienen reclamos hacia su vecino, ni quieren interferir en sus asuntos internos, pero muchos están irritados por el chantaje macedonio de entregar parte de su historia y quieren que se establezca la verdad histórica. Se escuchan voces similares en Macedonia.

En el medio de las batallas entre bloggers búlgaros y macedonios, el blogger macedonio Ivica Anteski escribió en su ANTIblog (MKD):

Si las “verdades” búlgaras y macedonias no coinciden, esto significa que no son verdaderas (o al menos, una de ellas). Simple lógica. Y en la corte, cuando dos testigos oculares rinden testimonios contradictorios, el caso se resuelve a través de una confrontación. Pero los historiadores no quieren confrontarse entre sí. Es más probable que nosotros, bloggers, nos sacrifiquemos primero en Internet, que ver a los expertos superar las controversias a través del poder de los argumentos.

[…]

¡¡¡Estudiosos, historiadores, filólogos, académicos, expertos en estudios eslavos (macedonios y búlgaros)!!! Siéntense juntos y dígannos dónde está el problema, ¡Lleguen a un entendimiento! Olvídense que son macedonios o búlgaros – los estudiosos no tienen nacionalidad. La verdad y los hechos son su nacionalidad. Aclaren los problemas.

En una atmósfera así, el 31 de marzo, varios días antes de la Cumbre de la OTAN en Bucarest, la Fundación Manfred Woerner, con sede en Sofía, y el Club Atlántico de Bulgaria presentaron un folleto titulado “Política búlgara en la República de Macedonia,” que fue escrito por un grupo de eruditos en historia búlgara, estudios de los Balcanes y diplomacia.

 

Imagen: komitata.blogspot.com (CC 3.0)

El objetivo de la publicación es que se use en el proceso de definición de las políticas de Bulgaria relativas a Macedonia. El blogger Konstantin Pavlov, que asistió a la presentación, publicó el siguiente informe (BUL):

La República de Macedonia está a punto de unirse a la Unión Europea y a la OTAN. Todavía no es claro exactamente cuándo pasará esto. El problema radica en el hecho que, sobre la base de la discusión entre Grecia y Macedonia, la mayoría de los políticos y observadores independientes se parcializan con Macedonia, sin pensarlo mucho. (David contra Goliat). Y aunque la discusión sobre el nombre despierta solidaridad con Macedonia, los argumentos utilizados – la antigua Macedonia, que ha sobrevivido hasta el presente, la población macedonia “autóctona”, que ha sido “esclavizada” y “asimilada” por sus malos vecinos, incluyendo los “malos búlgaros”, gana terreno con la gente que se solidariza con Macedonia. Esta solidaridad puede conducir a consecuencias extremadamente negativas para Bulgaria, como, por ejemplo, “renunciar al” [24 de mayo como fiesta nacional] […]. Parece que el libro en cuestión no es malo (no he tenido el valor de leerlo) y, desgraciadamente, está escrito en lenguaje complejo y seudocientífico con propósitos no muy claros. El resultado es casi el opuesto al objetivo que se persigue – escribir una política clara, concisa e inequívocamente lógica (correcto, ganadora) del estado búlgaro con relación a los desafíos que vienen de Macedonia. Bueno, eso no se ha conseguido muy bien.

Tras haber leído el libro y el informe de Pavlov, el blogger macedonio Volan escribió (MKD):

El anhelo de la política búlgara – un pueblo– dos naciones – es claramente perceptible…

Es claro que los problemas entre Skopje y Sofía no podrán resolverse hasta que no se deje de lado el enfoque de la historia de los Balcanes como una propiedad, y mientras esté dividido en “mío” y “tuyo” – en este caso, en “macedonio” y “búlgaro.”

Publicado por Yavor Mihaylov

1 Comentario

  • noboner

    Está claro que Macedonia es un país, pero realmente tienen mucha historia búlgara y se quieren apoderar de muchas cosas, como historia,gastronomia y incluso de personajes… Si no quieren ser búlgaros, mejor, ¿qué tiene Macedonia?, pero búlgaria les está apoyando cada vez más y por parte búlgara los conflictos cada vez desaparecen más…

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.