¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Uganda: Gobierno le niega pasaporte a mujer transexual

La semana pasada, un post de Gay en Uganda revela la discriminación que debe enfrentar la población lesbiana, gay, bisexual, transexual e intersexual (LGBTI) al solicitar documentos de viaje:

Los ugandeses conocen a un tipo que se llama Brenda. Una chica, porque Brenda es un transexual. Esto significa que biológicamente el nacimiento fue el de un niño, pero al crecer Brenda estaba más cómoda con el rol femenino. y al final adoptó el género femenino.

Hace poco, Brenda necesitó documentos de viaje. Le fueron negados. La razón, no se los dan a ‘personas que han cambiado’. Julie Victor Mukasa (Nota: una activista ugandesa lesbiana) cuenta de la vez que ella tuvo que probar que era biológicamente una mujer en la oficina de la República Democrática del Congo en Kampala, cuando fue para llenar los formularios para pasaportes. Usen su imaginación para saber cómo lo probó.

Nuestra constitución establece que obtener un pasaporte es un derecho ciudadano. Aparentemente, Brenda no está incluida en esa definición de ciudadano. Pero ese no es el punto. El hecho es que, los que estamos en el activismo LGBTI, repentinamente estamos encontrando problemas en obtener documentos de viaje.

Muy probablemente tenga problemas en viajar la próxima vez que lo necesite. Mi pasaporte puede iluminarse o algo así. Ocurrió en Rwanda hace un mes. ¡Aparentemente, los activistas LGBTI necesitan autorización para salir del país!

Magintu, a quien se le negó una renovación de pasaporte por razones totalmente diferentes, se desahoga:

He tratado de renovar mi pasaporte las últimas tres semanas, sin resultado. Hace más de ocho años me dieron el primero, ni siquiera me presenté en la oficina de pasaportes. Y me lo dieron dos días después.

Ahora quiero renovar mi pasaporte y Uganda no está haciéndome el menor caso. Ustedes pensarán que ellos entrarán en razón y me darán el bendito pasaporte antes que me entre la locura y vuele el sitio. O tal vez repararían en el detalle de que no nací acá; pero no, están más preocupados por el hecho de que tengo una ocupación. Si, no les miento: dicen que en mi primer pasaporte figuro como estudiante. Ahora en este formulario, digo que tengo un trabajo. Y no pueden entender cómo puede ser esto. A pesar del hecho de que han pasado ocho años entre la expedición del primer pasaporte y la solicitud del nuevo, todavía esperan que siga siendo un estudiante.

Mientras tanto, a pesar que New Vision de Uganda presume de varios artículos con la intención de ayudar a sus lectores a encontrar el amor, su atención parece haber cambiado del romance a las finanzas. Hannah de La opinión de Kololo se lamenta:

Cita misterio: otrora el retrato de jóvenes soñadores buscando el amor, alguna vez llenado con anticipación y emociones sobre-dramatizadas, ahora una oportunidad de negocio, ahora lleno de indiferencia.

Tomen como ejemplo a Julius y Stella, del ejemplar del 22 de marzo. Julius es especialista gráfico de video; Stella una artista. Stella tiene novio; Julius está casado. El resumen de Stella decía esto: “Cuando le dije que era una artista, estuvo contento porque él es promotor. Dijo que ganaría buen dinero pues conoce bien el negocio”. Julius dijo, “Intercambiamos saludos y me di cuenta que ella me era familiar. La había visto en el escenario, cantando. Dijo que yo le gustaba y estuve contento de conocerla porque, como promotor, puedo beneficiarme de su talento.”

La tendencia es evidente en los avisos personales también. Glenna en El león escarlata de Uganda informa:

Estoy trabajando en una historia relacionada con avisos personales en los perioódicos ugandeses. Más detalles en la historia más adelante, pero pensé en compartir unas cuantas partes destacadas que encontré desmenuzando el “Punto de Encuentro” del  New Vision.

He sacado la información de contacto de los avisos, pero si quieres a uno de estos ganadores, solamente déjame un comentario y te lo haré llegar.

RETIRADO DE LA UNIVERSIDAD, 29, quiere una dama financieramente estable, cariñosa.

Sé que la mayoría de las damas financieramente estables, cariñosas quieren alguien cuya única descripción de sí mismos esté relacionada con el hecho de que han dejado la universidad.

DAN, 18 quiere una mamacita vieja.

Dan, ¿¿dónde has estado todo mi vida??

Muchos otros bloggers también tienen su mente en el dinero. Nathan de Muzungu! Muzungu! y Chris de Caked in Red Clay (cubierto de arcilla roja), publicaron este mes acerca del acopio continuo de monedas y billetes chicos tras salir de Uganda. Chris hace notar:

Me di cuenta , mientras mis adelgazados bolsillos me habían tenido pavoneándome por la calle como John Wayne en su camino a una bronca en el Oeste, que mi enfoque ugandés de juntar sencillo no es muy efectivo acá en el Reino Unido.

En Uganda, el sencillo vale su peso en oro. Quiere decir que puedes pagar el monto exacto de un boda-boda o matatu taxi, puedes pagar el almuerzo sin sentirte mal porque el mozo deba cubrir el área buscando el vuelto y puedes pagar por hablar por teléfono sin líos. Las dos denominaciones más grandes, billetes de 20,000 chelines (cerca de $11) y los de 50,000 chelines (poco menos de $30), por lo general son un gran problema cambiarlos, puesto que son mucho más que la mayoría de los gastos diarios. Entonces cuando un grupo sale a comer y pagan la cuenta entre todos, cualquier moneda y billetes chicos que se ponga en el medio son altamente codiciados por los demás que quieren cambiar sus billetes.

La abundancia de monedas es distinta en una economía diferente, donde por supuesto las cosas son más caras, por lo que más dinero entra y sale de tus bolsillos. En una cafetería no tuve el monto exacto para una taza de té de 1.25 libras y me disculpé profusamente por dar un billete de 10 libras, pidiendole perdón por tener que cambiar un billete tan grande.

Se rió.

Me hicieron recordar, una vez más, que ya no estoy en Uganda.

Para The-xposer's Kisiki, encontrar el monto exacto presenta más de un recordatorio de diferencias culturales: es un obstáculo para los emprendedores. Lo explica:

Unos cuantos minutos antes de escribir este artículo, estaba en Wandegeya camino a la ciudad, y llegó la necesidad de aire. Fui a un puesto, y ordené por más de 5,000. Un cuarentón me devolvió mi billete de 20,000 porque no tenía ‘chengi’ (vuelto).

Fui al siguiente puesto administrado por un asiático, y ojeó mis 20,000. El encargado agarró el billete, me dio el aire, y me pidió que esperara mientras me buscaba ‘chengi’ de las tiendas vecinas. En el término de dos minutos, estaba hecho y ya me había ido.

Haciendo una encuesta al azar, si ambos vendedores hubieran tenido diez clientes que pagaron con billetes grandes, en el término de 15 minutos, el primer vendedor no hubiera tenido nada. El segundo se hubiera beneficiado de los clientes. El dominio de la mentalidad empresarial del segundo vendedor es lo que los empresarios en Uganda deberían aplicar para que sus negocios avancen.

Hace poco, el Banco de Uganda ordenó a los bancos que no fueran a la caza de la gente que busca sencillo en los bancos. Ahora, algunos bancos venden ‘chengi’, hasta en los parques de taxi la venta de ‘chengi’ florece, pero 10% del monto a cambiar es un tanto alto.

Tomará mucho tiempo que los hombres y mujeres de negocios de Uganda se den cuenta de cuánto pierden por perseguir a un cliente a causa del ‘chengi’.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.