¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Global: El precio de la comida, el coste de la desesperación

La crisis del alza de precios de los alimentos está afectando a todos los grupos económicos de todos los rincones del mundo. Parece que cada día el alto precio de los alimentos hace que un nuevo país se tambalee con otra crisis: manifestaciones, disturbios, caída de gobiernos e incluso muertes.

Global Voices puede hacer un buen seguimiento de lo que está ocurriendo gracias a autores que buscan en los medios de comunicación sociales de casi todos los paises del planeta. Con este artículo se intenta hacer una crónica general de lo que está pasando mediante comentarios de gente de todas partes del mundo. Si clickas en los links podrás acceder al artículo original del que se han extraído los comentarios.

Comencemos en el Caribe. En Barbados la gente está teniendo que hacer frente a un aumento del 30% en el caso de la harina, sin olvidar la gran subida que han sufrido los precios de la gasolina y el diesel. El Ministro de Agricultura de Trinidad y Tobado niega que haya crisis en ninguna de las dos islas, pero la gente está notando la subida de los precios del pollo y la harina. En Cuba se está poniendo en marcha una nueva política agraria dando más tierras a agricultores privados.  

Los altos precios y la escasez de alimentos están afectando a la América Latina y cada vez más gente está cayendo en estado de desesperación. Se está culpando tanto a los gobiernos como a los agriculores por su incapcidad de responder ante tal situación. Bloggers árabes en el Líbano, Siria, Kuwait y Egipto están también escribiendo sobre el tema.

En Camboya cada vez son mayores las preocupaciónes , donde casi 500.000 niños no pueden hacer todas las comidas diarias debido a un aumento del 20% del precio del arroz. Sin embargo, el también aumento de producción de arroz no trae esperanzas a este país. Los agricultores de este país pueden cultivar hasta dos y tres cosechas de arroz al año en la misma tierra.

Últimos disturbios.

El 6 y 7 de abril se vivieron dos días de disturbios en Egipto, donde desde el 2004 los productos básicos de necesidad han doblado su precio. (e incluso a veces lo han cuadruplicado). Al menos dos personas murieron en los incidentes y 111 – incluyendo miembros de la policía- fueron heridos (Ver nuestro reportaje especial sobre la huegla general en Egipto).

En Abidjan, Côte d'Ivore, se bloquearon carreteras y quemaron llantas durante las protestas para pedir al gobierno que redujera los impuestos de las importaciones de los productos de necesidad básica.

Unos días después 4 personas murieron y 25 resultaron heridas en Haití, donde el precio del arroz, alubias y fruta han subido un 50% en los últimos 12 meses. Menos de una semana después de las violentas manifestaciones un voto de no confianza desbocó al presidente.

Para Natifnatal,  una haitiana que actualmente reside en Abu Dhabi, la crisis alimentaria muestra una simple ecuación.

 Porque los que no saben nada pueden hacer lo más simple del mundo y hacer la siguiente ecuación: hambre + pobreza + alza de precios = manifestaciones + renuncia del Primer Ministro + violencia, y argumentar que un aumento en la ayuda alimentaria debería ser suficiente para reducir el hambre.

Al hablar del accidente  del avión de carga que el 15 de abril se estrelló en Kinshasa y mató a 75 personas el blogger congolés Du Kabiau a Kinshasa  aprovecha para hablar sobre otro desastre al que el país tiene que hacer frente: el aumento de casi el doble de los precios de alimentación básica en esa misma semana.

Efectos en el mercado.

Muchos de los paises en vías de desarrollo importan una gran cantidad de las reservas que necesitan para alimentar a su población. La subida de los precios trae problemas  graves por consiguiente. Ha afectado incluso a los exportadores de alimentos. En Corea, uno de los productores de arroz más prolíficos del mundo, uno de los Netizen cree que el arroz debería ser retenido mediante acuerdos de libre mercado, dejando al país actuar de la mantera que más libertad le dé.

Pero a veces el proteccionismo no sería una medida suficiente. Mientras que el precio del arroz ha subido en los países asiáticos donde hay cultivo de tal cereal, los gobiernos se han visto obligados a pedir la calma con la esperanza de que los precios locales empiecen pronto a bajar. La situación es aun peor para los paises que importan arroz, como es el caso de las Filipinas, donde los pobres están sufriendo la grave crisis. Indonesia, otro de los paises que importan, ha tenido que cancelar sus importaciones debido a los altos precios. Camboya y Vietnam ya no exportan. Bloggers de Malasia nos dan noticias de escasez de alimentos. El Gobierno de Brunei ha tenido que empezar a subvencionar alimenos de necesidad básica como el aceite, la harina, la leche, los huevos y el pollo.


Milk in Japanese supermarket

Durante décadas el precio de los alimentos en Japón ha estado estancado, lo cual es extraño para un país que importa todos los alimentos de primera necesidad con excepción del arroz. No durante más tiempo. Los precios han subido por primera vez en más de dos décadas. Lo mismo ocurre con los productos lácteos, que los consumidores han estado pagando al mismo precio durante tres décadas. La cerveza, el aceite y la soja también han subido.

Un asesino silencioso.

En Bangladesh, donde la gente gasta más del 80% de su salario en comida, los altos precios han afectado a la clase media. Es peor para los pobres: los medios de comunicación ya anuncian muertos. El jefe militar del país enfadó a unos cuantos cuando anunció que se sustituyera el arroz por patatas.

En Tajikistán, donde la población ya sufrió un corte de energía durante el invierno, parece que hay 260.000 personas que necesitan asistencia alimentaria inmediata. Cada vez es mayor la preocupación de que este número pueda aumentar hasta los dos millones en invierno.

Hablemos de la globalización. En Yemen los precios de los alimentos básicos han aumentado, mientras que algunos de los bienes electrónicos han bajado de precio. Kuwait también ha sufrido un aumento de precios, y no gracias a la devaluación del dólar americano.

En Burkina Faso, donde la gente ha sentido que el gobierno no ha hecho nada mientras que los precios han subido en más de un 40 % desde el comienzo del año, las protestas se hicieron con gran parte del país en febrero dando como resultado graves daños a propiedades privadas y más de 300 detenciones.

Casi en la misma época, en Camerún el enfado aumentó con la subida de precios y la caída de los salarios y resultó en tres días de violencia contra el ejército. También encendió el enfado la propuesta del presidente Paul Biya de cambiar la constitución para que así, él pudiera presidir el país por tercera vez.

Todavía no ha acabado esta larga historia. Seguiremos publicando actualizaciones, que podrán ver en nuestra página dedicada a la Crisis Alimentaria del 2008.

3 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.