¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Corea: Salvando una vida

Un cibernauta comparte una tierna historia que le pasó en un día usual para él. Ayudar a otros puede no ser tan difícil.

Hola… soy un veinteañero y trabajo en una compañía. Me gustaría hablar de lo que me pasó a las 11 pm anoche. A las 7 pm, a la hora de salir del trabajo, salí de la oficina. Todas las noches salgo a correr a las 8 pm porque siento que tengo unos rollos en la barriga. Mi casa está cerca del río Han y mi recorrido es por lo general alrededor del río Han. Como siempre, escuchando música en mi mp3, corría entretenido. Después de correr, regresaba a mi casa. No hay mucha gente en mi recorrido, pero está lleno de césped. Me paré para mirar la escena nocturna del río Han.

Entonces vi a un hombre sentado y dos botellas de soju (alcohol coreano). Nada de comer al costado, solamente tomaba soju. De repente empezó a gritar, “Debería morir. La gente como yo no merece vivir. Voy a morir~ Moriré~”. Éramos solamente él y yo. Yo estaba asustado y lo miré. Empezó a sacarse la ropa. Primero la camisa, después el pantalón. Cuando estaba sacándose los zapatos, corrí hacia él. Lo agarré del brazo y dije, “¿Qué está pasando? ¿Quiere hablar conmigo?” Cuando me vio un extraño, gimió. Escuchando lo que decía, entendí que tenía una novia y su relación tenía cinco años. Pero un amigo se la quitó. Dice que no quiere vivir más. Parecía joven y probablemente sea menor que yo. Me atreví a preguntarle cuántos años tiene. Tenía 25. Después de escuchar su historia, dije, te contaré mi experiencia porque te pareces a mi hermano menor”. Debido al ejercicio, desde hace poco no tomo, pero le pedí que me diera una taza de soju. Intercambiamos copas de soju y hablamos de la historia que rompió mi corazón. Quería comprarle soju y hurgué en mi bolsillo buscando el dinero. Por lo general tengo 1,000 won para una botella de agua, pero ese día tenía 10,000 won porque confundí el dinero. Qué suerte… le dije, “este hermano vino acá a trabajar y no tiene suficiente dinero. Pero, ¿por qué no comemos pescado seco y soju juntos?” Caminamos a una tienda y compramos dos botellas más de soju y pescado seco. Sentados debajo de la sombrilla, hablé con él por más de dos horas. Llorando me dijo que en verdad pensaba terminar con su vida esta noche, pero que ahora se daba cuenta de que era realmente estúpido. Intercambiamos números de contacto y le sugerí que podríamos tomar en cualquier otro momento. De regreso a casa, lo llamé para confirmar. Atendió la llamada y me dijo que también estaba de camino a su casa. Fue un día cualquiera, pero me alegro que un pequeño ser humano haya podido dar consuelo a otra persona. Aún cuando había roto mi promesa de no tomar, seguí firme, ‘está bien en esta clase de situaciones’. Espero que todos estén contentos.

Muchos cibernautas tienen comentarios similares, como este.

Hiciste un buen trabajo. También tengo 25 años. También tuve que dejar a una amiga la semana pasada~~~ Me llamó y me dijo, no es fácil vivir en este mundo. Fui a su casa y ya se había ido al cielo~~ Ni siquiera pude salvar a mi amiga~~

Mucha gente que corta su vida no tiene compañeros con quienes sostener conversaciones. Están al límite de problemas espirituales. ¡Hiciste un buen trabajo! Cuando otros la pasan mal, simplemente trata de conversar con otros cerca de ti. Cuanto más se compartan las durezas, ¡menos duras serán!

1 Comentario

  • Es una de esas historias que difícilmente se dejan sin terminar de leer. En medio de la cotidianidad, se nos olvida nuestra esencia: ser humanos.

    Saludo…

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.