¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Novedades sobre la prohibición de bolsas de plástico en China

El domingo entró en vigor en China la nueva normativa de bolsas de plástico; en otras palabras, a partir de ahora las bolsas de plástico ultrafinas quedan prohibidas y, asimismo, los consumidores tendrán que pagar una pequeña cantidad de dinero por bolsas más gruesas. Por su parte, un supermercado informó que el consumo de bolsas de plástico ha disminuido en un 40% [zh] desde que se implantó tal prohibición. Otras fuentes informativas anunciaban un cumplimiento mixto de la ley [en], aunque las autoridades de Beijing llegaron a multar [en] a una tienda con 10.000 yuanes (U$D 1,200) por usar bolsas ultrafinas. Además, la prohibición también ha provocado otros daños colaterales, la web Shanghaiist nos recuerda que el mayor fabricante de bolsas de plástico del país tuvo que cerrar [en] semanas después de que la prohibición fuese anunciada en enero, lo que supuso que 20.000 personas perdiesen sus puestos de trabajo.

Daniel Beekman de Blogging Beijing ha entrevistado a algunos ciudadanos [en] en relación con la prohibición:

“¡Hoy trajimos nuestras propias bolsas!” — se jactaba una joven en la entrada de uno de los supermercados más populares de Beijing. “Nos enteramos de la prohibición por la telavisión. Es algo bueno porque queremos proteger el medio ambiente. Queremos que nuestros Juegos Olímpicos tengan éxito”.

Una mujer de mediana edad comentaba: “Hoy traje una bolsa conmigo. ¿Por qué? Para proteger el medio ambiente, como lo hacen ustedes en el extranjero”. Los consumidores chinos todavía no han protestado. De hecho, según una encuesta online que efectuó el CIIC-COMR (una empresa de estudios de mercado), el 77,5% de los encuestados estaban de acuerdo con la nueva normativa.

Jane Voodikon de Barking at the Sun informaba que, a pesar de los problemas, los consumidores en Chengdu parecen estar adaptándose [en] a la prohibición:

En las últimas 24 horas, he ido a comprar tres veces; todas estas veces, la cajera me preguntó si quería una bolsa. En vez de tener que insistir una y otra vez con un “bu yao daizi!” para evitar que todas mis compras acabasen en bolsas de plástico, las cajeras no paraban de preguntar si “necesitaba” una bolsa. Además, me contestaban “xiexie” cuando contestaba que no.

Traducción revisada por Naty Dobler.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.