¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Las innumerables voces de la blogósfera paquistaní

La creciente blogósfera de Pakistán refleja un caleidoscopio de los complejos y contradictorios acontecimientos dentro del país. Un país donde gran cantidad de personas están llevando a cabo acciones para hacer respetar el poder de la ley. Algunos dicen que este es el mejor momento de nuestra historia mientras otros lo definen como otro factor de inestabilidad. Miles de abogados y activistas políticos emprendieron una larga marcha hacia Islamabad, la capital paquistaní, con el fin de presionar al parlamento y al gobierno para que restituyan a los jueces destituidos de sus cargos por el ahora ubicuo y acosado presidente Musharraf. Consideramos de gran importancia la historia de nuestro país vecino, China, y a su presidente Mao.

Pak Spectator le da la bienvenida a la larga marcha con estas palabras:

Gallant lawyers from all over the Pakistan have started their Long March towards the Islamabad where a dictator lives who tried to demolish the country's justice system to appease his vested interest to stick to the power forever. These lawyers are upholding the flags of supremacy of law and the upper hand of constitution with full liberty to the judges of higher and lower judiciary.

Valientes abogados de todo Pakistán emprendieron su Larga Marcha hacia Islamabad, donde vive un dictador que intentó destruir el sistema judicial del país para permanecer en el poder para siempre y así saciar su interés personal. Estos abogados sostienen en alto las banderas de la supremacía de la ley y de la constitución, garantizando máxima libertad para todos los jueces.

De igual manera, cyrilalmeida.com critica el escepticismo acerca de la larga marcha de los abogados:

What a wretched country this is. The march should have given goose bumps to every person with an iota of romance. Instead, it has raised the hairs on the back of the neck for the many who fear what confrontation will bring. Not for decades have ugly reality and dreaminess collided so forcefully. The sceptics believe they are on the right side of history. But there is no joy in parting with the lawyers. Unfortunately, there are no Hollywood endings in Pakistan, only bitter truths.

Qué país desgraciado es este. La marcha debería haberles puesto la piel de gallina a aquellos con una pizca de romanticismo. Por el contrario, hizo poner los pelos de punta a todos los que temen las consecuencias de esta confrontación. Hacía décadas que la cruda realidad y los sueños no se cruzaban con tanta fuerza. Los escépticos creen que están en el lado justo de la historia. Pero no hay justicia alguna separándose de los abogados. Desafortunadamente, en Pakistán no existen finales como los de las películas de Hollywood, solo existe la amarga realidad.

Desde un punto de vista opuesto, Pak Spectator subraya el hecho de que los asuntos legales no pueden ser llevados a las calles:

Court business is conducted in Courts only. Staging of a protest or arranging a Long March on any pretext by a bunch of lawyers out side of the courts, in order to pressurise and influence the Parliament to give a favourable verdict is sure absurdity because; Munsib ka Mut-manni khain hota hey! If at all there is a need to do some March; that is an inward cleansing March; a March toward lower and High courts system; where Justice is a far cry and common man experience; corruption, corruption and corruption of Judges only. Long March; it is more of a Leisure Ride.

Los asuntos jurisdiccionales se resuelven en la corte. Que un montón de abogados monten una protesta u organicen una Larga Marcha fuera de los tribunales bajo cualquier pretexto, con el fin de presionar e influenciar al Parlamento para que emita un veredicto favorable es absurdo; Munsib ka Mut-manni khain hota hey! Si existe la necesidad de realizar alguna Marcha; es una Marcha de limpieza interna; una Marcha dirigida hacia los sistemas judiciales inferiores y superiores; donde la justicia se encuentra lejos de la experiencia del hombre común; lo único que existe en la magistratura es corrupción, corrupción y más corrupción. Larga Marcha; parece más un paseo.

Considerando la situación actual del movimiento de los abogados dentro de un contexto político-económico, el verdadero objetivo de la Larga Marcha parece ser frustrar el gobierno del partido de Bhutto, recientemente elegido. Así es como lo ve Haq's Musings:

So why are the judges and the lawyers being elevated to such high stature by the “civil society” … and their media and politician cheerleaders? The answer probably lies in their obsessive need for vengeance against Musharraf by the PML(N), the lawyers and the journalists.

It probably goes beyond that. The real agenda appears to be to frustrate the newly elected PPP government and make it impossible for it to deliver on the PPP promises to the people in terms of their basic needs of roti [bread], bijli [electricity] and paani [water]. Such a failure would likely result in the ouster of the PPP, early elections and the “restoration” of the pre-1999 situation with PML(N) government led by Nawaz Sharif.

Entonces, por qué los jueces y los abogados son puestos en un lugar tan elevado por la “sociedad civil”…y sus comparsas en medios y política? La respuesta probablemente esté relacionada con la obsesiva necesidad de venganza en contra de Musharraf, por parte del PML(N) los abogados y los periodistas.

Probablemente esto va más allá. El verdadero objetivo parece ser frustrar el gobierno del PPP, recientemente elegido, y hacer imposible que este cumpla con las promesas hechas al pueblo, relacionadas con las necesidades básicas de roti [pan], bijli [electricidad] y paani [agua]. Esto traería como resultado la desaparición del PPP, elecciones anticipadas y la “restauración” de la situación anterior a 1999, con el gobierno del PML(N) liderado por Nawaz Sharif.

Y hacia donde se dirige la marcha? Hacia Islamabad, la capital paquistaní, descrita por los medios corporativos como un lugar de terror e intolerancia. De ahí que un refrescante relato de un viajero hindú fue publicado en Pak Tea House:

Islamabad is surely the most well-organised, picturesque and endearing city in all of South Asia. Few Indians would, however, know this, or, if they did, would admit it. After all, the Indian media never highlights anything positive about Pakistan, because for it only ‘bad’ news about the country appears to be considered ‘newsworthy’. That realization hit me as a rude shock the moment I stepped out of the plane and entered Islamabad's plush International Airport, easily far more efficient, modern and better maintained than any of its counterparts in India. And right through my week-long stay in the city, I could not help comparing Islamabad favourably with every other South Asian city that I have visited.

Islamabad es sin dudas la ciudad más adorable, pintoresca y mejor organizada de todo Asia meridional. Sin embargo, pocos hindúes conocen esta realidad, y si lo hacen, pocos lo admitirían. Después de todo, los medios de comunicación de la India jamás muestran algo positivo sobre Pakistán, porque consideran “relevantes” solo las “malas” noticias del país. Esta reflexión me impactó fuertemente en el momento que baje del avión y entré en el lujoso Aeropuerto Internacional de Islamabad, mucho más eficiente, moderno y mejor mantenido que cualquier otro aeropuerto de la India. Y a lo largo de la semana que estuve en la ciudad, llegué a la conclusión de que Islamabad es superior en comparación con todas las otras ciudades del sur de Asia que he visitado.

Esta inusual manera de ver las cosas cobra mayor fuerza en las siguientes líneas:

No sooner has the visitor stepped off the plane in Islamabad and drives into the city than he is forced to realize that whatever the Indian media says about Pakistan and its people is basically bogus…

No, Pakistan is not a ‘fundamentalist’ country, teetering on the verge of a take-over by ‘religious radicals’. No, Pakistan is not a ‘prison-house of Muslim women’, who are allegedly forced into wearing tent-like burkhas. No, Pakistan is not a ‘failed state’ that produces nothing. Flowing beards and skull-caps are conspicuous by their rarity in Islamabad as are burkhas. Women drive and shop and work in government and private offices. Most basic consumer items are produced within the country.

Ni bien el visitante se baja del avión en Islamabad y conduce hacia la ciudad, se da cuenta que todo lo que los medios de comunicación hindúes dicen acerca de Pakistán y su gente es básicamente falso…

No, Pakistán no es un país “fundamentalista”, a punto de ser tomado por “radicales religiosos”. No, Pakistán no es una “prisión para mujeres musulmanes”, quienes son supuestamente obligadas a vestir burkas. No, Pakistán no es un “estado fallido” que no produce nada. Las barbas largas y los gorros son casi tan extraños en Islamabad como las burkas. Las mujeres manejan, salen de compras y trabajan en oficinas gubernamentales y privadas. La mayoría de los productos básicos se producen dentro del país.

Lahore Nama realizó una publicación acerca de las contradicciones del Pakistán urbano y sus valores post-coloniales, no muy diferente a la vecina y poco apreciada India:

Speaking of golf courses, it seems a contradiction to me that Lahore boasts three eighteen-hole golf courses and two full-fledged polo grounds in the middle of the city, while at the same time there is a low-income housing shortage and elite residential housing developments have all picked up the cheap land at the outskirts of the city. As a result, there is precious little land for low-income and middle-class housing. Interestingly, this phenomenon is not unique to Lahore. Delhi has several golf courses and a couple of polo grounds in its bowels. Several other cities that hosted the Raj are similar. Something tells me this may have to do with a sustained post-colonial mentality that prioritises golf and polo over the accommodation of the poor.

Hablando de campos de golf, me parece una contradicción que Lahore ostente tres campos de golf de dieciocho hoyos y los dos completos campos de polo en el medio de la ciudad, mientras hay escasez de viviendas para personas de bajos recursos y el desarrollo de zonas residenciales de élite ha ocupado todo el terreno de bajo costo en la periferia de la ciudad. Como resultado, hay poco terreno disponible para viviendas al alcance de la clase media y las personas de bajos recursos económicos. Lo interesante es que este fenómeno no es exclusivo de Lahore. Delhi tiene varios campos de golf y algunos campos de polo en sus entrañas. Otras ciudades que hospedaron al Raj son similares. Algo me dice que esto puede estar relacionado con una mentalidad post-colonial que prioriza el golf y el polo por sobre las viviendas para los más pobres.

Un blog enormemente popular, All Things Pakistan celebra su segundo cumpleaños con esta reflexión:

On these pages we've tried to cultivate this community of Pakistaniat as best as we could. But we have also tried to remain true to our name – All Things Pakistan.We have focussed on all things related to Pakistan and stayed away from things that are not directly related to Pakistan. We are not, and do not wish to be, a newspaper or even a new site. But we cannot ignore the unraveling of society and politics and economy in Pakistan. We have had to write on news too often – much more often than we would have wished to write about it – simply because it would have been dishonest to ignore the great news events of our times.

En este espacio, intentamos cultivar esta comunidad de pakistaniat lo mejor posible. Pero también tratamos de ser fieles a nuestro nombre – All Things Pakistan. Hemos puesto el foco en todas las cosas relacionadas a Pakistán y hemos permanecido lejos de cosas que no están directamente relacionadas con Pakistán. No somos, ni deseamos ser, un periódico ni tampoco una nueva clase de sitio. Sin embargo, no podemos ignorar los problemas sociales, políticos y económicos que afligen a Pakistán. Hemos tenido que ocuparnos de la actualidad con mucha frecuencia – mucha más de la que hubiésemos deseado – simplemente porque hubiese sido deshonesto ignorar los grandes eventos de nuestros tiempos.

Pasando del ámbito local al global, el entusiasta Teeth Maestro relanzó el debate en Asia Society, donde el eminente autor paquistaní, Ahmed Rashid habla de su nuevo libro “Descent Into Chaos: the United States and the Failure of Nation Building in Pakistan, Afghanistan and Central Asia”. Este libro trata sobre los problemas del mundo en el contexto del 9/11 y los desastres posteriores.

Rashid talked about complex geopolitics of the region in the aftermath of 9/11, focusing on Afghanistan, Pakistan, and the United States, sharply criticizing the Bush administration's policies, arguing that after 9/11 the US squandered a tremendous opportunity to engage with the region in a constructive way.

Rashid habla de la compleja geopolítica de la región, consecuencia del 9/11, concentrándose en Afganistán, Pakistán y Estados Unidos, criticando duramente la política de administración llevada a cabo por Bush, argumentado que después del 9/11 Estados Unidos desperdició una tremenda oportunidad para iniciar una relación constructiva con la región.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.