¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Bahrein: Prohibición para los bangladesíes

Luego de un trágico incidente ocurrido hace pocos días, cuando mataron a un bahreiní después que se rehusó a pagar a un mecánico bangladesí los 500 fils (US$1.3) adicionales que exigía por un trabajo, Bahrein ha dejado de emitir permisos de trabajo a los bangladesíes. Un grupo de miembros del Parlamento tiene planeado remitir una propuesta al Parlamento para expulsar del país a todos los trabajadores bangladesíes, que podrían ser unos 90,000, porque supuestamente cometen más ‘crímenes espantosos y horribles‘ que todas las demás comunidades.

Mahmood no está impresionado por esta acción refleja, y dice:

Hay unas cuantas cosas que sugieren que nuestra sociedad está en un estado desesperado. Probablemente, los indicadores están mejor ilustrados por los parámetros excluyentes que toman nuestros parlamentarios y su electorado. Ambos son rápidos en condenar pueblos, naciones y hasta civilizaciones enteras debido a incidentes aislados sin tomarse un segundo para reflexionar en nuestros propios defectos y nuestra propiedad no exclusiva de valores humanos básicos.… Si hablas con los bahreiníes suficientemente afortunados que vivieron en los años setenta y antes, categóricamente te dirán que nunca han vivido nada como esto, confirmarán que no le dieron mayor importancia a la raza o religión del vecino. Después te dirán que han interactuado habitualmente entre ellos de diversas maneras; han hechos visitas, manejado negocios y hasta han combatido la ocupación británica juntos, formando y manteniendo un frente cohesivo multicultural que ha cruzado divisiones confesionales. El común denominador fueron su “bahreinidad” que sobrepasó cualquier otra consideración. Celebraron sus diferencias, antes que trabajar diligentemente en encontrar grietas en las armaduras para aprovecharse de los otros. El austero contraste entre esa era y ahora no podría ser más evidente. Lo que tenemos ahora es una sociedad agudamente insular con muros impenetrables apuntalados por sospecha y odio al otro. Esta atmósfera de “nosotros y ellos” es tolerada por el gobierno -independientemente de cuántas negativas escuchamos de sus estamentos superiores- evidenciada por las selectivas políticas de empleo, las concesiones condicionadas de beneficios ciudadanos constitucionalmente garantizados y la desigualdades en la circunstancia económica.… Recordémosles que su rol es aliviar las diferencias y la unidad nacional, y no querer diligentemente trabajar únicamente en exacerbarlas. La exigencia de expulsar y prohibir a los bangladesíes debido al desafortunado resultado de un momento de ira de una sola persona es equivalente a nuestro acuerdo al afianzamiento y hasta la codificación de la xenofobia como nuestro primer rasgo bahreiní.

Reeshiez comenta sobre el post:

Esta es la cosa más ridícula que he escuchado y es discriminación racial descarada. No puedo creer que nuestro gobierno haga esto y que mucha gente apoye esta ley. No se puede castigar a toda una nación por hechos aislados cometidos por sus ciudadanos. ¿Cómo se sentirían los bahreiníes si todos los árabes estuvieran prohibidos de venir a EEUU debido a que un bahreiní cualquiera mató a un ciudadano norteamerican? Estoy totalmente indignado.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.