¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Palestina: Obama opina sobre una Jerusalén no dividida

La promesa de Barack Obama del 11 de junio, a AIPAC (Lobby Norteamericano pro Israel, por sus siglas en inglés) en el sentido que Jerusalén debería ser la capital no dividida de Israel ha encolerizado a los funcionarios palestinos. El presidente Mahmoud Abbas declaró que la promesa de Obama es “totalmente rechazada”, mientras Saeb Erekat, un asistente de Abbas, dijo que los negociadores palestinos seguirían insistiendo en Jerusalén Oriental como la capital palestina. A propósito, Estados Unidos no reconoce actualmente a Jerusalén como capital de Israel; más bien, los mapas muestran a Tel Aviv, donde entre otras embajadas está ubicada la de EEUU, como la ciudad capital de Israel.

Los funcionarios no fueron los únicos molestos con la declaración de Obama. Bloggers palestinos, que viven dentro de Palestina y afuera, también se sintieron frustrados. El doctor Ghassan Michel Rubeiz, que escribe para Arabisto.com, cree que Obama fue muy lejos:

Como el resto de políticos invitados de Washington, el senador de Illinois prometió a la rica y poderosa audiencia incondicional lealtad al estado judío.
Pero Obama fue muy lejos en consolar y mitigar las dudas. Para demostrar su lealtad a Israel, declaró que Jerusalén debe “seguir completa” como la capital del estado judío. Esta posición debe oponerse a la actual política oficial de EEUU, una política que considera a Tel-Aviv, no a Jerusalén, como la capital. Washington se atiene a la ley internacional acerca de la condición de Jerusalén: el futuro de la Ciudad de la Paz debe ser negociado por árabes y judíos.

Luego, Rubeiz agregó:

Pero en un orden mayor de cosas, la política de Medio Oriente de Obama va por buen camino. Si lo eligen presidente, puede ser capaz de revivir el estancado proceso de paz en el Medio Oriente. Está abierto a conversaciones con Irán, Sria y sus socios; a un retiro disciplinado de Iraq y a conversaciones decisivas en una solución de dos estados para los conflictos árabe-israelíes.

Después agrega que cree en las capacidades unificadoras de Obama:

En este año electoral, los norteamericanos árabes y judíos deberían ser inteligentes y votar primero como norteamericanos. Esto no quiere decir que los temas de antecedentes de casa deben ser completamente dejados de lado. Obama tiene la capacidad y el deseo de traer paz al Medio Oriente y ofrecer un cambio a Estados Unidos. Si cambian su mentalidad a un paradigma en el que todos salimos ganando, árabes y judíos pueden encontrar un amigo mutuo en Obama.

QuiQui, que escribe para KabobFest, está furioso con la perspectiva de Obama:

A lo largo de la campaña Obama ha estado hablando como si la carrera no solamente hubiera dejado de existir en este país sino como si la comunidad blanca compartiera las mismas preocupaciones, todas las cuales trascienden al racismo. Ahora habla como si no solamente no hubiera nada de malo con el sionismo —está hablando como si el sionismo tuviera que ser defendido. Ese hombre va a ser presidente.

Robin, que suele bloguear para Palestina, se pregunta cuántos votantes ha perdido Obama con sus comentarios:

La pregunta continúa, ¿cuántos votantes ha perdido con su “giro a la derecha”? Pregunto esto porque sigo pensando ¿quién le escribió este discurso y si lo aprobó por anticipado? Esa es la pregunta que persiste en mi mente como Zunes, no creo que las cosas dichas en ese discurso fueran totalmente necesarias, en particular su declaración mal dirigida de “Jerusalén no dividida”. No solamente arrojó gasolina sobre los temas de la culminación en marcha del proceso de ocupación/paz que todavía no se han resuelto durante más de cuarenta años, es también una declaración de la que al final tuvo que retractarse debido al alboroto que era de esperarse en el mundo árabe así como las voces judías por la paz y muchos progresistas.

Debunk the myths presenta una interesante teoría sobre el discurso de Obama en AIPAC:

AIPAC, el poderoso lobby “israelí” y los medios amigos de los sionistas han decidido, ya que la cultura negra está realmente de moda ahora y los artistas negros realmente pueden llevar un mensaje, entonces por qué no usar la velocidad de tu enemigo en tu ventaja – como en el Aikido. Ellos se imaginan que ponen a un negro de presidente, y automáticamente somos geniales y menos misteriosos. Quiero decir, sería Kanye West capaz de alegar en televisión en vivo como lo hizo durante Katrina que al gobierno no le interesa la gente negra. Qué tan efectivos serían David Chappelle y Mos Def cuando desafíen la institución encabezada por un hombre negro.
Entonces ven lo genial del plan. Tomen lo genial de las calles y pónganlo en la Casa Blanca. Y así a los rebeldes que una vez lideraban el movimiento genial los dejarán mudos de asombro y rascándose la cabeza diciendo “Así que se acabó, ¿hemos ganado?”

Finalmente, No Justice No Peace…the Big Picture fue muy franco:

Revisen la transcripción del discurso de Obama en AIPAC. Los candidatos deben hablar fuerte cuando se dirigen a AIPAC. Noten que Obama no discute los 41 años de la ocupación ILEGAL de Israel o las NUMEROSAS NO resoluciones que Israel ha violado o sus NUMEROSAS contravenciones a la ley internacional.

Me pregunto qué le diría Ron Paul a AIPAC, si tuviera la oportunidad de dirigirse a este grupo lunático.

Este artículo está también publicado en Voices without Votes.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.