¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Brasil: El presidente negro antes de Obama

Publicado originalmente el 17 de junio de 2008

El arrollador fenómeno Obama ha atrapado a Brasil, y no es sorpresa en el país con la mayor población  de descendientes de africanos en el mundo. Los blogs están comentando todo sobre Obama, desde su posición acerca del etanol a los ‘rumores‘ de su evaluación de las políticas de libre software en Brasil. Un hilo de debate especialmente notable es el que informa del resurgimiento de una extrañamente interesante novela de ciencia ficción brasileña de 1928 —‘El presidente negro'— que predijo una elección en EEUU de un candidato negro, feminista y conservador en el entonces remoto año de 2228.

El autor, Monteiro Lobato, es muy famoso en Brasil por sus cuentos para niños y adolescentes. La serie de libros ‘Rancho del pájaro carpintero amarillo‘ se convirtió en una popular serie de televisión que imperó en Brasil a través de cinco diferentes nuevas versiones— la primera en 1952 y más recientemente en 2001. Pero, en este caso, el libro es una oscura y rara incursión de Lobato en ciencia ficción adulta. El resurgimiento del interés en ella está ahora totalmente conectada con lo que se destaca como una increíble conjetura intuitiva de lo que ha resultado ser nuestra situación presente, pero casi inimaginable hace 80 años (!).

La mayoría de los lectores brasileños de Monteiro Lobato (1882-1948) lo conocen por los episodios de la serie ‘Rancho del pájaro carpintero amarillo’ , y pocos están familiarizados con su ‘obra para adultos‘… Publicada originalmente en 1926 como un ‘novela por entregas‘ en el periódico ‘A Manhã’ (titulado entonces “El choque de razas”, que hasta hoy persiste como el subtítulo), “El presidente negro” es un libro doblemente curioso: primero por ser una obra de ciencia ficción, un género poco común entre los escritores brasileños, y segundo porque la trama anticipa el actual debate científico e intelectual durante las primeras décadas del siglo XX
Presidente Negro de Monteiro LobatoALPHARRÁBIO – por Viegas Fernandes da Costa

La enorme coincidencia con las elecciones de EEUU fue suficiente para convertir a “El presidente negro” en lectura ‘de culto’, a pesar de que otras predicciones de Lobato, como su descripción de Internet, también han atraído la atención de los comentaristas. La retorcida psicología política del triángulo que encuadra al hombre blanco, la feminista y el candidato negro también es evidente.

‘El presidente negro’ es un libro que asusta. Aterrador en muchas maneras. Primeramente, por el personaje vidente del libro. En 1926, Lobato pronostica la invención de una especie de transmisión de datos por radio que haría posible que los seres humanos consigan completar sus labores desde sus casas, sin tener que trasladarse para trabajar. También prevé la desaparición de la prensa, pues las noticias se “difundirían” directamente a las casas de las personas y aparecerían en letras brillantes en una pantalla —exactamente como está pasando con quien sea que esté leyendo este mismo texto. [Es] en una palabra moderna —Internet. Pero las premoniciones no se detienen acá. Para la época en que se mudaba a EEUU como agregado comercial en la embajada brasileña, Monteiro Lobato pronosticó la elección de un presidente negro en EEUU. El momento político específico es el año 2228 que vería una situación así se debería a la división que ocurrió en la raza blanca, entre un candidato del Partido Masculino (Kerlog) y una candidata del Partido Feminino (Evelyn Astor). La neo feminista Evelyn Astor tiene la victoria casi garantizada, pero entonces el líder negro Jim Roy surge y termina siendo elegido presidente.
El presidente negro. Un libro que asusta – Acerto de Contas

Las guerras también habían terminado, en cuanto los Ministerios de Guerra fueron reemplazados por los Ministerios de Paz. A pesar de eso, EEUU está al borde de caer en el caos y en un baño de sangre en vísperas de la elecclón de su octagésimo octavo presidente, tal el desbarajuste causado por la disputa. De un lado, los millones de votantes negros se reúnen para apoyar a Jim Roy, de la Asociación Negra. Del otro lado, las mujeres blancas que siguen a la candidata del Partido Femenino, añoran a Evelyn Astor. Y finalmente, están los hombres blancos, que prefieren la reelección de Kerlog, del Partido Masculino, que surgió de la fusión de los partidos demócrata y republicano. He aquí la parte esencial de la trama: no es solamente un choque de razas, sino también una guerra entre los sexos. Los hombres blancos, para conseguir una Norteamérica ‘más blanca’, planean enviar a los negros a la Amazonía, que ya no es parte de Brasil[!]. Nuestro país fue dividido en dos naciones independientes: el norte, del atavista malemolencia, y el próspero sur, la “gran República de Paraná”, que también incluye Argentina, Uruguay y Paraguay.
Monteiro Lobato… ¿un profeta?Resistência Democrática

Incluso en algunas de sus excéntricas referencias, Lobato parece seguir arrojando luces sobre imágenes que, aunque no reales, son bastante frecuentes, por decir lo menos. Pero, en una mirada más cercana, su trama revela claramente que, a pesar de acertar en la superficie, su interpretación de las señales son a menudo proyecciones de conceptos extraños. De hecho, lo que anteriormente llamó la atención sobre su libro —antes de la actual coincidencia histórica con las elecciones de EEUU— fue la evidencia de la tendencia de Lobato hacia la eugenesia, una filosofía racista social que ganó algunos seguidores en Brasil en las décadas de 1920 y 1930, y que aboga por el mejoramiento de los rasgos humanos hereditarios a través de varias formas de intervención, principalmente segregando razas.

La señorita Jane, hija Benson, es quien da voz a las ideas de Lobato: “¿Qué es Estados Unidos si no la zona feliz desde donde al comienzo se ha atraído a los muchos elementos de eugenesia de las mejores razas europeas? ¿Dónde está localizada la fuerza vital de la raza blanca si no es aquií?” Mientras defiende a la segregación norteamericana, también tiene algo que decir acerca de la mixtura de razas brasileña: “Nuestra solución fue mezquina. Arruinamos ambas razas al fusionarlas. Los negros perdieron sus admirables cualidades físicas salvajes, y los blancos han sufrido el inevitable empeoramiento de carácter como consecuencia de los cruces entre diferentes razas”.
Racismo a la BrasileñaBravo Online

Sin duda, definitivamente Obama no es el candidato negro del relato de Lobato, sino más bien el resultado de una mezcla política, cultural y genética con los blancos. Hay una esencial diferencia entre la posición social de los desendientes africanos en Brasil (más mezclados) y en EEUU (más separados), pero algunos brasileños perciben el surgimiento de Obama como el resultado de las políticas de acción afirmativa de los años setenta en las que estos programas sociales aparecen ahora como los que cambiaron el juego.

Desde una perspectiva brasileña, la pregunta inevitable que los afrodescendientes se están planteando ahora es qué ha hecho posible el éxito de Obama en EEUU —con su ‘segregación’ y separatismo— mientras que una situación análoga en un Brasil más mezclado sigue pareciendo como un sueño lejano, lejos de convertirse en realidad.

Contra todas las expectativas que ya han estado aquí por más cien años, “negros y mestizos superarán el número de blancos en este año 2008″ en Brasil —“el país con la población afrodescendiente fuera de África”… Estas observaciones, seguidas por el hallazgo de que el país “no tiene ningún político negro de proyección nacional”, viene con referencia a la campaña del senador Barack Obama para la presidencia de Estados Unidos… Rezagados en unos cincuenta años en relación con las conquistas sociales de la población negra de EEUU, nosotros herederos del mismo botín que permitió la sociedad norteamericana (y del que Obama, debemos dejar esto en claro, no es una víctima directa) somos forzados a creer que por más de 120 años que este país está “felizmente mezclado y desracializado”. Nunca ha habido segregación ni ningún ku-klux-klan y [por lo tanto] nuestra inferioridad se debe solamente a problemas económicos y puede ser llevada a cero con buenos colegios y buenos almuerzos escolares para todos.
OBAMA, SU TIEMPO Y EL SUEÑOAldeiaGriot

En el debate que se desarrolla sobre acción afirmativa y las diferentes perspectivas en el esquema de cuotas en Brasil es bastante natural ver el éxito de Obama en términos de largas tensiones, pero los efectos de su posible elección pueden resonar de manera diferente en los muchos estratos de la cultura. Si lo eligen, la profunda psicología que subyace en la apariencia de una persona tan arquetípica en la historia se convertirá en parte del debate social-político-cultural.

Algunos bloggers son conscientes de esta complejidad heredada de Obama que está ayudando a transcender las obvias polaridades.

Cuando, años despúes, [Obama] condenó la Guerra en Iraq, sus argumentos se basaban en las conclusiones a las que había llegado a lo largo de su vida. Sus padres trataron de reinventarse abandonando sus tradiciones y, en el proceso, perdieron sus identidades. La tradición es lo que mantiene a una sociedad unida. De frente al cambio, la tradición siempre resistirá. El cambio, en la historia, viene en pasos lentos. Para él, hay algo de ingenuidad en el idealista sueño norteamericano de que las ideas, por sí solas, causarán grandes cambios. Las ideas no son suficientes. Barack Obama, tal como lo describió Larissa MacFarquhar en un perfil de la revista New Yorker, ‘es profundamente conservador’. La democracia no puede ser simplemente impuesta en un país donde nunca existió.
¿Quién es is Barack Obama, y qué piensa?Weblog de Pedro Dória

Desde el presidente negro de Lobato predominando en un contexto de separación al complejo perfil de Barack Obama en un mundo de posibilidades emergentes aparece ahora como la medida del cambio político.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.