Brasil: El debate “blogs de alquiler” calienta la blogósfera

La altamente sensible blogósfera brasileña está en efervescencia después que una marca de bebidas decidiera invertir en blogs como el principal vehículo para comercializar su más reciente producto. Nueve destacados bloggers fueron seleccionados y recibieron una lujosa mini refrigeradora USB con un nuevo producto para ser probado -y obviamente para bloguear al respecto. Pronto, los blogs [pt] y la twittosfera [pt] estuvieron bullendo alegremente con comentarios acerca de la innovadora estrategia de mercadotecnia, hasta que la historia fue recogida por BlueBus [pt], otro sitio no menos destacado con una presencia de impresionantes 13 años en la blogósfera, que presentó un nuevo término para referirse a los blogs seleccionados: “blogs de aluguel” en portugués o “blogs de alquiler”. Huelga decir que este apodo no cayó muy bien y los bloggers se reunieron para reaccionar y poner un manifiesto de “Yo no soy un blogger de blog de alquiler” [pt]:

Un blog es una página personal, es un libro bitácora del tiempo, es expresión, es alguien diciendo qué piensa/opina/cree para los que quieren leerlo. No hay sindicatos de bloggers, remuneraciones, vacaciones pero hacemos un montón de sobretiempo. Un blogger no es un periodista ni un agente de publicidad: pueden ser todo y nada, adolescente o madre, peluquero o presidente de Directorio. Cada uno tiene la audiencia que merece, la credibilidad que ha conquistado.

Para muchos bloggers, como Prix [pt], el personal de BlueBus simplemente sufrió un ataque de celos porque todos los nueve bloggers elegidos son muchos menores que ellos, tanto en edad como en experiencia como bloggers:

Egos golpeados o no, quien quiera que maneje BB [BlueBus] debe haber pensado: ¿”Por qué no fui yo quien recibió este regalito? He estado en Internet desde el comienzo, y se lo dan a esos chiquillos?” […] Parece que son celos de BlueBus por lo que esos blogs han producido y la importancia que han logrado.

Rafael Ziggy [pt], uno de los bloggers a los que enlaza BlueBus como “blog de alquiler”, exigió una aclaración. En respuesta a él, el editor del sitio, Julio Hungria [pt], explica la elección de las palabras:

Rafael, la expresión no tiene tal significado peyorativo. Si tienes una sugerencia mejor, la aceptaré. Pero en el periodismo (¿acaso bloguear no es una forma moderna de periodismo?) no aceptamos refrigeradoras ni otra cosa que pudiera comprometer nuestros valores con comentarios positivos sobre productos o personas. No te menosprecio con la expresión “blog de alquiler”. Creo que tu formato es legítimo. Para mí, sería una forma normal de comunicación, un medio sirviendo a un cliente. Al comienzo se le llamó ‘blogs corporativos’, pero esto no lo es -‘corporativo’ se supone un blog propiedad de una compañía para tratar abiertamente temas de su interés (que por lo general deberían ser manejados por relaciones públicas).

Cardoso [pt] piensa que esta explicación de BlueBus fue más bien cínica. Publica la foto de abajo y le responde a Julio Hungria:

Primero, un periodista que se respete escribe en correcto portugués. Empieza a usar acentos como un adulto. De otra manera, más pareces un repartidor de periódicos. No hay connotación peyorativa acá. Segundo, lamento MUCHÍSIMO que tu integridad y credibilidad sean algo tan barato que pueda ser comprometida por una refrigeradora USB. Me gustaría informarte que, por cierto, a la misma vez que existen blogs que se venden por cualquier porquería de plata para decir que les gusta Passport, los blogs serios son conservados por gente seria que tiene carácter, que no necesitan “resistir la tentación” para no cometer un pecado. Y aún si cometemos alguno, no sé si una refrigeradora USB sea el precio promedio de un periodista, pero un blogger es mucho más costoso.

Fail Bus – No necesita ser azul para ser un desastre. Pero ayuda.

El cambio está en el aire

Como alguien que está al otro lado del debate, Roberto Cassano [pt] ve a los blogs y a los medios sociales como oportunidades de publicidad, y dice que recibir productos a prueba es una señal de que el rol social del blogger como líder de opinión está siendo bien recibida. El problema es calificar a toda la blogósfera como “blog de alquiler” y “líneas de lanzamiento” cuando unos cuantos hacen uso inapropiado de las oportunidades que tienen:

Esto solamente pasa porque estamos en medio de un proceso, en un mercado aún inmaduro, que todavía tiene que crecer mucho. El usuario ha generado medios y las redes sociales son fantásticas y un medio inevitable para la publicidad. Si esto no fuera cierto yo no hubera migrado a una compañía especializada en esto, y no les daria productos a los bloggers (sí, hago esto) con la esperanza de que los bloggers disfruten los productos que mandamos y decidan hablar amablemente acerca de ellos. O hablar mal. O simplemente no decir nada.

Michel Lent [pt] da su opinión diciendo que la manera en que por lo general reacciona la comunidad de blogueo brasileña ante cualquier tipo de crítica es muy exagerada y coincide en que somos testigos del fin de una era:

Esto no es una guerra entre periodistas versus bloggers. Aún más en este caso, donde la cohesión parece haber sido soplada por BlueBus que es, en mi opinión, el primer blog en influencia en Brasil. Esta es una nueva era en comunicaciones donde los viejos roles se revisan y los nuevos se inventan. Creo que la protesta debe hacerse, pero no en una manera agresiva y brutal sino como una discusión. Creo que la única manera de madurar es a través de la discusión.

El debate de la “metalización” nunca pasa de moda en la blogósfera brasileña, con caldeadas opiniones a favor y en contra del hecho que los bloggers pueden usar los blogs para ganar algo de dinero o incluso ganarse la vida escribiendo. Sin embargo, este es un debate que merece un post propio. Pronto la continuación.

3 comentarios

Únete a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.