¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Rusia: Día de la Familia, el Amor y la Fidelidad

Día del Amor Conyugal y la Felicidad Familiar – 8 de julio, Moscú, Rusia (foto de Veronica Khokhlova)

Rusia tiene un nuevo feriado: el Día de la Familia, el Amor y la Fidelidad, que se celebra el 8 de julio. En un post titulado “Desde Rusia con amor (familiar), el productor de noticias de la NBC, Yonatan Pomrenze, describió de qué se trata el más nuevo feriado del país:

[…] El énfasis […] no está en enamorarse tanto como en conservar a la gente enamorada. […]

Un post sobre el feriado (rus) del usuario eprst2000 de LiveJournal, radicado en Moscú, ha emocionado hasta las lágrimas a bastantes lectores, y se ubicó entre los primeros 30 del portal Yandex Blogs:

Resulta que hoy es una clase de feriado especial, con un largo nombre que termina en ‘fidelidad’. El Día de la Familia, el Amor y la Fidelidad. O algo así.

[…]

Hoy, todos los programas de televisión solemnemente presentaron familias con muchos hijos. Algunas con nueve, otras con 11 niños. […]

Y mi madre (que trabaja en una sala de maternidad) dijo hoy: “Una mujer en nuestro hospital ha entregado a sus mellizos. Si. Tiene 36 años. Ya tiene una hija de 8 años”. Mi madre sabe cómo curar a la gente que no puede describir dónde está el dolor porque solamente tienen unos días de vida. Y mi madre sabe. Además, como jefa del departamento, es responsable de hablar con las mujeres que entregan a sus hijos. Tiene sus propias palabras y métodos, que son difíciles de expresar en un texto. “Y le pregunto, -continúa mi madre,- ¿cómo puede entregarlos?” – “Bueno, vea usted, -dice la mujer,- no voy a ser capaz de mantenerlos. Y alguien los adoptará y los criará de una manera normal, los amará como si fueran sus propios hijos.” Mi madre, de nuevo: “¿Sabes que normalmente no adoptan a dos niños a la vez? En el 99 por ciento de los casos, una pareja adopta un niño. Y según la ley vigente, a los mellizos no se les puede separar. Sobre todo si son mujer y hombre. Pueden conocerse en el futuro y esto puede llevar al incesto. […]” La mujer pasó unos cuantos días pensando. Y hoy se sigue rehusando a quedarse con los bebés. Dijo que creyó que el hombre [padre de los bebés] se casaría con ella, pero que prefirió no hacerlo. Él dijo: “¡Estos no son mis hijos! Nunca ha habido mellizos en toda nuestra familia!”

No digo nada mientras escucho a mi madre. Ella continúa: “Hace poco, una chica de 18 años entregó a su hijo. Traté de hablar con ella en muchas formas diferentes, pero ella me miró y me dijo: “¿Sabe usted que mi padre es jefe de tal y cual región? ¿Y que mi madre trabaja para tal y cual institución? Son personas muy respetadas. Vea usted, simplemente no puedo.” – “¿Saben los padres que estás entregando a tu hijo?” – “Mi mamá sabe.” – “¿Y tu papá?” – “…” – “Entonces, ustedes dos tienen miedo de contarle a tu padre. ¿Cómo es que la hija de un hombre así tiene un hijo fuera del matrimonio?” – “…” – “Solamente dime una cosa: ¿por qué no te hiciste un aborto?” – “Acaso soy idiota o qué? Es malo para la salud. ¿Y si después no puedo tener hijos?”

Mi madre sigue hablando. En su departmento, hace poco una muchacha dio a luz. La chica tiene 25 años y es retrasada mental. Sus padres vinieron, son además sus tutores. La madre está llorando, el padre mueve las mandíbulas como para no llorar. Gente normal, saludable. Simplemente ocurrió que su niña nació así. Asistió a un colegio para niños con necesidades especiales, ahí conoció a un chico. Los dos tienen más o menos 25 años, pero su desarrollo es de niños de 10 años. Todos sabían que tenían una relación. Los doctores dijeron que por su condición ambos eran definitivamente estériles y que no había nada de qué preocuparse. Explíquenles sobre condones, dijeron.

Nació un niño. No grande, pero saludable. Hay un 90 por ciento de posibilidades de que tenga una condición similar a la de sus padres. Los nuevos abuelos llegaron. Llorando. Llenaron los papeles que certifican que entregan al niño. Se van rápido, la han empujado toda la vida, gente común, no gana miles de dólares. La muchacha recibe solamente [unos $100] como pensión de discapacidad. ¿Dónde más se supone que van a conseguir el dinero? Cuando nos muramos, ¿quién va a cuidar a esos tres? Ella no puede ni tomar al niño con sus manos, no puede envolverlo. Todo recaerá de nuevo en nosotros. ¡¡Y hemos pasado la vida entera así!! … ¿¿¿Cómo podemos llevárnoslo???

Terminaron quedándoselo.

Mi madre dijo que inicialmente firmaron los papeles para entregarlo. Y entonces la joven mamá apareció en la entrada del departamento de neonatología -se paró ahí, dando alaridos. No puede hablar bien, así que se paró y gritó. Tenía leche materna en su pecho. Empezó a darle de lactar al bebé. No lo soltaba. Violando las reglas, como una excepción, dejaron que entrara el padre del bebé. Mi madre dijo que los dos estaban parados cerca del bebé, tocándolo, diciendo algo en su propio idioma. Las enfermeras se tragaban sus lágrimas cuando salieron del cuarto.

[…]

Cuando dejaron el hospital con el bebé, entregaron a todos los doctores de la sala de maternidad una torta. Una torta realmente enorme. Con estas palabras: “Que Dios los bendiga”. Mi madre dijo: “¿Y cómo se supone que se corta algo como esto?”

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.