¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Brasil: Lágrimas y júbilo por intercambio de prisioneros en Medio Oriente

Brasileños de ascendencia árabe o bloggers interesados en todas las cosas del Medio Oriente hablan acerca del intercambio de prisioneros entre Israel y El Líbano. Teniendo en cuenta que Brasil es probablemente el país con la mayor población árabe fuera del Medio Oriente, hay puntos de vista muy apasionados a favor y en contra del acuerdo, e igual cantidad de lágrimas y júbilo:

Groove is in the Rahal [pt], en un post llamado “Lo siento tanto”, sintió la necesidad de expresar sus sentimientos hacia el pueblo árabe:

Es difícil hablar sobre el conflicto en el Medio Oriente. Independientemente de cuánto estudie, nunca es suficiente. Pero sé lo necesario para decir que lo siento tanto por el sufrimiento de los pueblos palestino, libanés y árabe en general. Para los que me conocen y saben de mi ascendencia y fuertes vínculos con la historia del mundo árabe, pueden pensar que mi posición no es imparcial. Yo no culpo al pueblo israelí, que también sufre de frecuentes conflictos, pero acá la tendencia se deriva de un principio básico: la cadena no es más fuerte que su eslabón más débil. Si, los árabes son poderosos, pero en este caso están en desventaja.
Desafortunadamente, el extremismo, el radicalismo shiíta cae bien en un contexto así…

Felix Dhimmi [pt], brasileño que vive en Alemania, tenía la esperanza de que al menos uno de los prisioneros sería entregado con vida y se sintió muy desalentado cuando se enteró de que solamente habían llegado ataúdes:

Honrar compromisos con enemigos no honorables es una actitud válida cuando conduce a la paz, y la actitud de Hezbolá muestra una intención opuesta a esto, su intención es humillar, despreciar y manipular los egos de las tribus árabes, inflarlas con orgullo absurdo, un orgullo que no se basa en los logros sino en las muertes de inocentes, como los pequeños muertos por la acción de Kuntar la bestia y sus cómplices, un acto que lleva a este grupo a su fin supremo, que es la eliminación de Israel y su pueblo, con criminales como estos las reglas civilizadas no cuentan.

Anwar Assi [pt] cree que la liberación no pudo haber ocurrido en una fecha más simbólica, exactamente cuando el pueblo libanés celebra el segundo aniversario de la victoria sobre Israel en la guerra del 2006.

La liberación de los luchadores libaneses es, sin duda, una gran victoria de la Resistencia Islámica, conducida por Hezbolá, que no ahorró esfuerzos en poner final a las peores tragedias causadas por la ocupación israelí del territorio libanés: el tema de los prisioneros judíos en las cárceles. […] El Hezbolá ha prometido que no ahorrará esfuerzos para poner fin a estos ataques. Cuando Hezbolá hace una promesa, la cumple. En el caso de los prisioneros, se cumplió la sincera promesa de liberarlos.

Pedro Dória [pt], que por mucho tiempo ha sido referencia nacional por su cobertura del Medio Oriente [pt], cuestiona los objetivos del acuerdo, considerando que “estos secuestros fueron la excusa para la guerra que puso fin a la moral del gobierno libanés”:

Preguntar no duele: ¿al final, para qué sirvió derribar al Líbano, si el gobierno de Israel iba a capitular ante Hezbolá? […] Era mejor haber negociado el intercambio antes, cuando los soldados y las víctimas de la guerra estaba vivos y el gobierno libanés todavía tenía algo de fuerza ante Hezbolá. Una estúpida guerra -cubierta por este Weblog- con resultados todavía peores.

Para terminar, una de las muchos caricaturas políticas del artista brasileño Carlos Latuff, un partidario de Palestina y El Líbano contra Israel.

Mientras el Líbano está de duelo por sus niños… ¡Israel y Estados Unidos siguen matándolos!

El pueblo árabe tiene profundas raíces en el crisol de culturas brasileño. Se calcula que 70,000 inmigrantes árabes (particularmente libaneses y sirios, pero también de Jordania, Palestina e Iraq) llegaron a Brasil a fines del siglo XIX y comienzos del XX, y formaron la población actual de ascendencia árabe total o parcial de entre 8 a 10 millones de personas. Se considera que los brasileños árabes son la población árabe más grande del mundo fuera del Medio Oriente, según la Cámara de Comercio Árabe-Brasileña.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.