¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Egipto acalla la voz de Irán

El 24 de julio, Maggie Michael informó:

Las autoridades egipcias cerraron la oficina en El Cairo de una cadena de televisón iraní, dijo un funcionario de seguridad el jueves, pues las dos naciones discuten por una película que justifica el asesinato del ex presidente egipcio Anwar Sadat por parte de militantes Islámicos.

La blogger Dina Ayoub en su post Egipto vs Irán nos lleva de vuelta al tiempo en el que el presidente Sadat firmó el tratado de paz con Israel:

Todos los países árabes se negaron, y cortaron los lazos con Egipto, lo llamaron traidor y no sé qué más. Sadat también les había ofrecido a los palestinos establecer un tratado de paz con Israel, en el que Palestina obtendría una gran cantidad de terreno (comparado con lo que tienen ahora). Pero fueron tercos e inflexibles acerca de no negociar, tal como quedaron. Entonces, algún imbécil militar iraní decidió matar a Sadat, así que le disparó en una ceremonia pública que conmemoraba la guerra del 6 de octubre -la guerra que puso a Egipto en el camino de negociar con Israel, recuperar la totalidad de su territorio que Israel había invadido – Sinaí, y contruir una relación estable con ellos.

En defensa del difunto presidente, Dina Ayoub, que actualmente vive en Canadá, dice:

A diferencia de la mayoría de los otros líderes árabes, Sadat no puso su arrogancia por encima del mejor interés del país (¡al menos no esa vez en particular! jeje), e hizo lo razonable. Y los países árabes pudieron haber conformado todos una mucho mejor posición que la que tienen ahora si lo hubieran apoyado. Pero esta posición fue bastante debilitada por su falta de apoyo, aunque se las arregló para establecer la paz con Israel y reservar los derechos de Egipto lo mejor que pudo, concedido, muchas muchas restricciones persisten en Sinaí- pero… todavía pertenece a Egipto, lo que es mucho más de lo que podemos decir de muchas otras regiones cercanas.

Volviendo al incidente del cierre de la estación de televisión iraní -Al-Alam TV- Dina dice que la estación producía:

una película considerada ofensiva por el gobierno egipcio, y está causando algunas serias escaladas. La película se llama “Asesinato de un faraón”. No la he visto, pero de verdad que me encantaría verla, solamente para poder saber realmente cómo piensan y así poder tener una opinón real y objetiva sobre la película.

Dina advierte a los lectores crédulos y les explica las connotaciones de la palabra “faraón” en nuestra cultura diciendo:

Para los que no saben cómo es considerado un “faraón” en el mundo árabe, podría parecer que este título no significa falta de respeto alguna. Pero está puesto con una intrincada implicación. Los faraones son conocidos por su arrogancia, terquedad, su manejo de esclavos, su injusticia, su poder implacable, y más importantemente, su caída final -obtuvieron lo que se merecían (una muerte miserable). La razón para esto, es la historia del profeta Miosés que le rogó incesantemente al Faraón, y fue severamente perseguido, entonces al final el mar se divide en mitades permitiendo que Moisés y su pueblo (los judíos) crucen, pero cuando el arrogante Faraón estaba a mitad de camino, el mar regresó a la normalidad, y se ahogó. En su último momento, se dio cuenta de que Moisés tenía razón desde el comienzo, pero era demasiado tarde. Entonces su cuerpo fue arrojado a tierra, para que todos vieran la caída del gran faraón. En nuestra cultura, cuando hablamos de historia, los faraones hicieron grandes cosas y tenían una civilización muy fuerte y próspera. Pero cuando le dices a alguien faraón, no es algo bueno. Es un insulto. De hecho, tenemos algo que decimos “malak metfar3an keda leh” – burdamente traducido como ‘por qué actúas tan arrogantemente’, donde la palabra para arrogante se deriva de ‘faraónico’.

Una vez más Dina aprueba el tratado de paz del fallecido presidente diciendo:

De todas maneras, no es que Egipto esté de acuerdo con todo lo que Israel hace, todavía protestamos mucho por sus acciones contra Palestina y discrepamos con probablemente todas sus políticas, pero solamente porque un visionario (aunque no un santo) se detuvo a pensar, y decidió no caminar el sendero del resto de líderes árabes, no significa que mereciera morir. Pero cerrar tu mente y decidir no reconocer que existe una fuerza es como enterrar la cabeza en la arena: podrías no ver lo que está a tu alrededor, pero eso no cambia el hecho de que esté ahí -y con absoluta seguridad no cambia el efecto que esta fuerza tendrá sobre ti. Entonces, en mi opinión, negarse a reconocer a Israel es simplemente estúpido: está ahí, asúmelo.

Si Sadat no hubiera dado este paso, es bastante probable que el Sinaí hubiera terminado devastado por la guerra y en la indigencia como muchos lugares en Palestina. Y eso sería una verdadera lástima, porque es un lugar bello y majestuoso, por no mencionar una gran fuente de ingresos para Egipto como atracción turística.

A pesar que idea de la película molestó a Dina, no está de acuerdo con la manera en que los egipcios enfrentaron a la situación:

Ahora, mientras encuentro la idea detrás de hacer una película que retrate a este asesino como nada más que un asesino (y esto va para cualquier otro asesino), y el hecho ofensivo e insultante de que tienen una calle en honor a este, digamos, hombre, no creo que cerrar su estación sea una buena idea. Principalmente porque creo en la libertad de expresión. Si esta es la manera en que se sienten respecto a esto, entonces que así sea. Cerrar su estación en El Cairo no los va a hacer cambiar de idea, ni va a convertir al mundo en un mejor lugar. Todo lo contrario, en realidad estamos cometiendo el mismo crimen que ellos: intolerancia. Han sido y siguen siendo intolerantes respecto de las opiniones de Sadat, y en la coexistencia con Israel. Y ahora hacemos lo mismo al negarnos a tolerar sus opiniones. Enronces enterramos nuestras cabezas en la arena también, y nos negamos a escuchar lo que ellos piensan.

Pero para mí, no me sorprende que Egipto actúe de esta manera. El Príncipe de Egipto (una película de dibujos animados) estuvo prohibida en Egipto porque describía que no fueron los egipcios los que construyeron las pirámides. Pero en realidad no veo en qué ayuda la prohibición. De hecho, creo que es retrógrado prohibir opiniones de tu propio país, porque todo eso significa que somos ignorantes a lo que el resto del mundo piensa de nosotros, y por ende nunca puede dar un paso positivo para cambiar nuestra imagen. Así que seguimos viviendo, pensando que todo el mundo sabe que los egipcios construyeron las pirámides, y sin darnos cuenta de que algunas personas por ahí creen otra cosa.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.