¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Brasil: Luz verde a controversial proyecto nuclear

El Instituto Brasileño del Medio Ambiente y de los Recursos Naturales (IBAMA) otorgó una licencia ambiental previa [pt] para el controversial reactor Angra 3 de la Central Nuclear de Brasil el pasado 23 de Julio, no sin antes recibir una serie de condiciones ambientales impuestas por el Ministro del Medio Ambiente Carlos Minc. Son 60 condiciones en total, desde soluciones permanentes para el tratamiento de desechos y el monitoreo de niveles de radiación, hasta la inversión en iniciativas educativas y protección ambiental. Si las condiciones firmadas por IBAMA y Eletronuclear [pt] en una licencia previa para completar Angra 3 son cumplidas, los trabajos podrían ser reanudados para Setiembre de este año.

Crédito fotográfico: Wilson Dias/ABr

Algunos blogueros se sintieron perplejos por la decisión del Ministro Carlos Minc, un miembro fundador del Partido Verde Brasileño, quien se convirtió en Ministro del Medio Ambiente el pasado Mayo luego de la dimisión de Marina Silva, ya que es muy conocido por su lucha en contra de la energía nuclear. Él ha declarado que está cumpliendo con una agenda definida antes de su periodo, y también parece que Minc y el Presidente Lula, quien ha hablado sobre su compromiso con la energía nuclear, no concuerdan del todo cuando se trata del asunto. No siempre ha sido este el caso, como Jorge Henrique Cordeiro [pt] presenta, publicando una foto de ambos en 1989, durante una protesta en contra de la construcción de la mismísima Angra 3. El bloguero cree que el país debería invertir antes en su basto y rico potencial de energía renovable:

Energéticamente Brasil tiene un inmenso potencial hídrico, solar y eólico para ser explorado. Solamente los vientos del noreste proveen 75 gigawatts de energía al país. Esto me lleva a realizar un simple cálculo: tomando en consideración que Angra 3 tiene un potencial para 1,350 megawatts (1 gigawatt = 1,000 megawatts sólo para aclarar) y un costo estimado de construcción de R$ 8 billones (US$ 5.08 billones), sería necesario 56 plantas iguales a esta, a un costo increíble de R$ 450 billones (US$ 285.8 billones), para generar una energía similar con reactores nucleares. Y aún asi tienen el descaro de decir que las fuentes de energía renovable son costosas…

Por otro lado, Alon Feuerwerker [pt] cree que los requisitos para la licencia muestran “la prematura obsolescencia de los ecologistas brasileños” sin embargo piensa que darle luz verde al proyecto fue un buen paso en la dirección correcta:

En todo caso, la decisión ha sido positiva para el país, siempre que el radicalismo medioambiental insertado por Luiz Inácio Lula da Silva en la Explanada de los Ministerios no consiga entorpecer los trabajos en progreso, negándole la licencia de instalación. En realidad, todos hablan acerca del asunto en Brasilia; que IBAMA habría cedido ahora para endurecer su posición después. ¿Lo harán

El Projeto Jogo Limpo [Proyecto Juego Limpio, pt] ha organizado una encuesta para averiguar qué es lo que piensan los lectores acerca del asunto. Otros blogueros están reproduciendo el mensaje de líneas abajo [pt], enviado vía e-mail por Greenpeace Brasil, alentando a la gente a quejarse directamente contra el presidente de IBAMA:

¡No deje pasar esto! Usted puede enviar un SMS (mensaje) y quejarse directamente con Roberto Messias, presidente de Ibama, a través del número: 061 9982-4409. ¡Ejerza su papel de ciudadano, muestre su indignación y exija explicaciones al gobierno de Lula!

Esta campaña es llamada “El mesías ha llegado y trae malas noticias” [pt], y las protestan han tomado las calles de Brasilia, la ciudad capital, y Río de Janeiro. Ricardo Baitelo, de la campaña energética de Greenpeace Brasil, se lamenta [pt]:

“La aprobación del proyecto de construcción de Angra 3 es un retroceso para el país y una desgracia para IBAMA. Roberto Messias entra a la historia como el hombre que firmó la licencia de un elefante blanco radioactivo, y Minc, opositor de la energía nuclear, como el ministro que se lavó las manos ante este hecho.”

Crédito fotográfico: Wilson Dias/ABr

Las fotos que ilustran este articulo son de la protesta en contra de la construcción de Angra 3, organizados por Greenpeace Brasil el 23 de Julio, cuando el acuerdo estaba siendo firmado. Estas han sido tomadas por un fotógrafo de Agência Brasil y son reproducidas aquí bajo licencia de Creative Commons.

La construcción de un tercer reactor, completando la última fase de la única planta de energía nuclear del Brasil, comenzó en 1984 pero fue detenida hace 22 años debido a los problemas económicos del país. Sus componentes principales fueron comprados en 1995 y desde entonces han sido almacenados, consumiendo 50 millones de dólares al año por costos de mantenimiento. El proyecto también enfrenta una gran oposición de los ecologistas y del público en general.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.