¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Malasia: Sexo, mentiras, asesinatos y política

La política malaya está que arde, con intrigas sexuales, acusaciones de asesinato, escandalosas mentiras y disputas internas en los partidos.

Hace unos meses un ministro del gobierno dimitió tras admitir que él era la persona a la que pillaron en vídeo practicando sexo con una joven en un hotel.  El vídeo fue colgado en internet.

A principios de mes, el líder de la oposición Anwar Ibrahim fue acusado de sodomía  por su asesor de 23 años. La victima alegó que fue asaltado sexualmente por Anwar hasta ocho veces en varios hoteles de lujo en París y Hong Kong. Esta es la segunda vez  que el que fuera vicepresidente es acusado de sodomía. El primer caso se produjo hace diez años y conllevó el encarcelamiento de Anwar – aunque más tarde fue liberado de los cargos.

Anwar fue brevemente arrestado antes de ser liberado. Los detalles de su detención fueron relatados por el propio Anwar.

El antiguo líder malayo Mahathir Mohamad cree en la veracidad de las nuevas acusaciones contra Anwar. El Doctor Mahathir escribe en su blog

¿Puede ser que el actual gobierno sea tan estúpido e inimaginativo como para utilizar otra vez la misma “táctica”, especialmente después de lo satisfecho que estaba tras la liberación de Anwar? Seguro que podrían encontrar otra historia mucho más creíble si estuvieran conspirando deliberadamente contra Anwar. Lo más probable es que la historia sea la misma porque es genuina.”

¿Es el nuevo demandante un imitador? No es muy probable. Pocos querrían hacer público algo tan vergonzoso como el haber sido sodomizado.”

Pero aparte de simpatizantes en el extranjero, Anwar tiene muchos partidarios en internet. Tambien hay blogueros frustrados por la atención internacional que Malasia esta acaparando por este caso de sodomía. Mental Jog escribe:

“Es muy vergonzoso para mi ver que estas noticias han llegado a las portadas de todo el mundo. Me refiero a la acusación de sodomía. La sodomía no es ilegal en muchos países. Y para mí la sodomía es algo privado/personal entre dos personas, ¿Por qué debería estar mal? Si consiguiéramos titulares como “Anwar detenido por corrupción por valor de un billón” o “Anwar detenido por ser espía estadounidense”- esto no estaría mal, ¿pero por sodomía? Dios, ¡nos convertiremos en el hazmerreír de todo el mundo!

Anwar tiene su propia noticia bomba. Organizó una conferencia de prensa en la que un investigador privado reveló que el Vice Primer Ministro Najib Razak habia tenido relaciones sexuales con una modelo mongolesa de 28 años que fue brutalmente asesinada en el 2006. A la modelo se le disparó en la cabeza y su cuerpo fue volado con explosivos plásticos. Najib negó haber tenido una relación con la mujer.

Un socio cercano de Najib fue ausado de haber ayudado al asesinato. Un prominente bloguero malayo también escribió que la mujer de Najib estaba presente cuando la modelo mongolesa fue asesinada. El bloguero fue posteriormente acusado de sedición y difamación.

Es evidente que todas estas acusaciones y contraacusaciones tienen una motivación política. Najib insiste en que Anwar usó una treta a la desesperada para distraer la atención de la gente de su caso de sodomía. Por su parte, Anwar cree que la acusación de sodomía fue parte de una maniobra del gobierno para frustrar los planes de la oposición de hacerse con el poder este año.

Antes de los escándalos sexuales, Malasia ya se enfrentaba a una crisis política. El pasado mes de marzo, la oposición se las apañó para asegurarse un tercio de los escaños del Parlamento. Cinco estados fueron puestos bajo su control. Algunos partidos miembros de la coalición gobernante amenazaron con retirar su apoyo al Primer Ministro.

Antes de los escándalos sexuales, los malayos hablaban de la poco estable economía del país. Se retiraron los subsidios para combustibles, lo cual llevó a un aumento de los precios del combustible. Fuertes protestas se produjeron en diversas partes del país. Mucha gente, incluyendo los sectores frustrados de la clase media, empezaron a cuestionar las políticas económicas del Gobierno, al que acusaban de haber aumentado el costo de la vida en Malasia.

Hoy en día los malayos están más interesados en el caso de sodomía y otros escándalos sexuales con personas influyentes involucradas. La crisis económica es aún un tema importante, pero el sexo y los asesinatos siempre harán volar la imaginacion de la gente. Incluso los blogueros no políticos expresan sus puntos de vista sobre el tema.

La crisis política de liderazgo en Malasia ha enfadado a muchos jóvenes malayos, sobre todo a los blogueros. The Other Malaysia señala que se están ignorando otros temas:

“Ya este dentro o fuera de la cárcel, Anwar ha retomado su posición de mártir y héroe público. Mientras que esto funciona en favor de Anwar y otros politicos del país, otros temas muy importantes como la reforma económica e institucional están una vez más siendo dejados de lado. Pero esta vez no es sólo Anwar y su reputación lo que está en juego, sino la de Malasia y su sitema legal y judicial”

Lilian está harta de las mentiras lanzadas por los políticos:

¿Esta Anwar inventándose historias como un crío recalcitrante y malcriado o está el Gobierno intentando hacer que nos traguemos toda esta mierda? Estoy realmente harta de estas noticias porque probablemente el mundo entero se esté riendo de lo estúpidos que somos porque ni siquiera sabemos si Saiful disfrutó su cita como un encuentro consentido o si le estaban obligando”

“Creemos que ya no tiene gracia. Ahora somos como un país sin ley. Ni justicia, ni imparcialidad, ni ley, ni normas, ni autoridades.”

Mahaguru58 advierte que:

“Si estas conspiraciones pueden hacer picadillo la vida de alguien como Anwar, ¿que garantías tenemos de la seguridad y el bienestar de un Ahmad, Ah Seng or Samy cualquiera?”

“No nos podemos permitir ser meros espectadores de la destrucción de un político llamado Anwar Ibrahim sino que tenemos que estar preparados para denunciar estos abusos descarados de la justicia y los procesos normales de la ley. Si le puede pasar a Anwar, le puede pasar a cualquiera aquí en Malasia.”

MageP's Lab explica los problemas políticos y económicos de Malasia:

“Malasia es como un drama en el que se se van escribiendo capítulos cada día y no pasa ni un día en el que no aparezcan nuevas teorías conspiratorias y acusaciones, y lo que es peor, se molesta a todos y cada uno de los ciudadanos de este país para mayor provecho de la política. Antes de todo esto, la Bolsa malaya cayó a su mínimo desde hace 16 meses, nuestro Ringgit (moneda malaya) se desplomó en dos semanas, los inversores abandonaron la escena doméstica en un suspiro y hay otras muchas acusaciones que no dejan de sumir al país en la crisis.”

Straight Talk exclama “¡Parad!” y añade:

“¿Hay ley y orden en el país? ¿Hay transparencia en nuestro sistema judicial? ¿Hay una brecha entre la gente y el gobierno? ¿Podemos corregir nuestra maltrecha imagen pública?”

“Los gobiernos de todo el mundo se centran en combatir la inflación, los desafíos socio-económicos y otros desafíos incluyendo la creación de empleo pero el nuestro está demasiado ocupado con asesinatos políticos y luchas”.

“Ya estamos hartos de estas tonterías. Yo digo que les pidamos a todas las partes implicadas que se sinceren con todo. Es decepcionante ver que los políticos, que quieren llegar al poder para gobernar, tras obtenerlo abandonan sus responsabilidades.” 

1 Comentario

  • […] Esta cultura es muy diferente a las demás, ya que la mayoría de sus habitantes practican la religión musulmana y por lo tanto, la mujer debe soportar la poligamia, así como el sometimiento al hombre en distintas actividades. Además, es bien sabido que en Malasia se registran los mayores índices de prostitución. […]

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.