Libano: Donde las empleadas domésticas son esclavas

Aunque de momento los medios de comunicación y los blogueros libaneses se están concentrando en la política, es refrescante ver que se discuten y publican también otros temas. Lamentablemente, solo se trata de más malas noticias. Organizaciones internacionales como Human Rights Watch (HRW), Immigration Here & There y blogueros regionales están publicando informes alarmantes sobre el abuso que sufren las trabajadoras domésticas extranjeras en la región y más recientemente en el Líbano, donde se dice que 200,000 empleadas domésticas se encuentran legalmente empleadas. Y mientras noticias de estos incidentes están ausentes en los medios y el gobierno libanés no presta atención al tema, los blogueros están tomando acción para dar a conocer este problema a través del internet.

Moussa Bachir usa su blog esta semana para dar a conocer lo que dice Human Rights Watch sobre la situación de las empleadas domésticas en el Líbano, lo cual incluye:

“Las empleadas domésticas están muriendo en el Líbano a nivel de más de una por semana,” según Nadim Houry, investigador en Human Rights Watch.” Todos los involucrados -desde las autoridades libanesas y las embajadas de las trabajadoras, hasta las agencias de empleo y los patronos- necesitan preguntarse qué es lo que lleva a estas mujeres a matarse o arriesgar su vida tratando de escapar de edificios altísimos.”

Lebanese Socialist ofrece más detalles del informe de Human Rights Watch:

HRW dijo que al menos 24 empleadas domésticas han muerto desde enero del 2007 al caerse desde edificios altos. “Muchas empleadas domésticas se tiran de los balcones para escapar de su confinamiento forzoso,” dijo Houry.

Christa Hillstrom, quien dedica su blog a lo peligroso que es el tráfico de esclavos y a exponer la verdad de la situación dice:

Aunque las mujeres usualmente vienen con la ayuda de agencias legales y están en cierto modo entrenadas para el trabajo doméstico, frecuentemente se les confisca su pasaporte al llegar y sufren abusos sexuales y físicos.

La alarmante noticia continúa cuando Hillstrom cita el informe de Elise Barthet sobre la situación:

Las agencias de empleo de Beirut promueven a las mujeres como mercancía, y en casos más extremos, como mascotas. También dicen cuales nacionalidades son supuestamente mas dóciles, fáciles de mantener o mas difíciles de someter.

Mirando al pasado podemos encontrar muchos blogueros como Moustafa quien previamente había publicado sus preocupaciones sobre este creciente fenómeno:

Claro que estas mujeres están hambrientas y que viven en condiciones deplorables, pero eso no significa que deberían ser sometidas al ambiente más abusivo: el hogar líbanes.

El profesor Abu Khalil, del Angry Arab News Service encuentra un poco de alivio en el hecho que HRW se ha enterado de la situación:

Al fín. Human Rights Watch se ha dado cuenta.

Hace unos meses, el profesor Abu Khalil público un artículo sobre la situación de las empleadas domésticas en el Líbano, que luego fue publicado en el Daily Online Alcohona:

Nunca olvidaré a Sushar Roxi. ¿Te acuerdas de ella? Esa pobre empleada doméstica de Sri Lanka que murió colgada frente a espectadores y cámaras. ¿Recuerdas cuando la gente de la ciudad de Sidon se levantó por la mañana para encontrarla oscilando del balcón luego de haberse colgado con sábanas? ¿No te preguntas por que se habrá colgado? ¿Quisieras poder preguntarle? Colgó del balcón por horas y a nadie le importó. ¿Por qué se colgó Sushar en el balcón y por qué nunca hemos oído nada sobre una investigación?

Una entrada anterior de Abullor da promoción a un documental (Maid in Lebanon II) en el cual se debaten los derechos laborales, el empleo, contratos y los usuales términos y condiciones de trabajo.

Otra alarmante señal que pasó casi desapercibida fue mencionada por Hanibaal hace unos meses. Su entrada se enfoca en un proyecto de ley aprobado por el gobierno de Etiopía que prohibe a las trabajadoras viajar a Beirut:

…Etiopía aprobó la ley luego de hacer un análisis profundo sobre las violaciones de derechos humanos y la violencia doméstica que habían sufrido trabajadoras etíopes mientras trabajaban en el Líbano.
…Archivos sobre derechos humanos demuestran que 67 mujeres etíopes murieron entre 1997 y 1999 en Beirut mientras trabajaban. Nunca se supo más nada de muchas de esas mujeres y muchas otras son difíciles de rastrear ya que sus patronos tienden a cambiar sus nombres cristianos para que puedan entrar al país como musulmanas.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.